Paco de Lucía, el niño prodigio que se convirtió en 'maestro' del flamenco

El guitarrista fallecido a los 66 años en Cancún dejó un legado que lo llevó a colaborar con figuras de la música, el cine y las artes
(Reuters) -

Lo mejor que le había dado la vida a Paco de Lucía era la guitarra, con la que podía expresarse sin palabras y en cuyas manos se fusionó el flamenco con otros estilos musicales, entre ellos la música clásica o el jazz.

Respetado por músicos de jazz y rock por su personal estilo, ganó un Grammy al mejor álbum flamenco 2004; la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes en España 1992 y el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2004.

El guitarrista falleció la noche de este martes a los 66 años en un hospital privado de Playa del Carmen, al sur de Cancún, en México, al que llegó por su propio pie y donde fue ingresado tras sufrir un infarto. Murió poco después, informaron fuentes oficiales.

Nacido el 21 de diciembre de 1947 en Algeciras, España, con el nombre de Francisco Sánchez Gómez, a los siete años tomó por primera vez una guitarra de la mano de su padre y luego de su hermano mayor.

Por su madre portuguesa, Lucía Gomes, fue conocido como Paco, el de Lucía. Tan solo con 12 años formó el dúo Los Chiquitos de Algeciras con su hermano Pepe como cantante, grupo que triunfó en 1961 en un concurso por el que grabó su primer disco.

Acompañado con la voz de sus hermanos Ramón de Algeciras y Pepe de Lucía, editó sus primeros discos en solitario a mediados de los 60: La Fabulosa Guitarra de Paco de Lucía (1967) y Fantasía Flamenca (1969).

En los setenta una colaboración pasaría a la historia: la que realizó con José Monje Cruz, conocido como Camarón de la Isla, cantautor y considerado uno de los grandes del flamenco, con quien grabó Al verte las flores lloran (1969), Rosa María (1976) o Como el agua, trabajo en el que también colaboró el guitarrista Tomatito (1981).

En 1993 recibió de manos del rey Juan Carlos la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, y también fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2004.

Al guitarrista le sobreviven tres hijos: Casilda, Lucía y Francisco, producto de su matrimonio con Casilda Varela.

El hombre de las grandes colaboraciones

"Si lo que compongo no es una sorpresa para los profesionales, entonces inmediatamente me retiro. Vivir de las rentas me pareció siempre triste", afirmó el músico en 2012, en entrevista con la agencia EFE.

Autor de obras maestras como Entre dos agua o Sólo quiero caminar, Paco de Lucía falleció sin llegar a ver publicada su última obra, Canción andaluza, un disco de coplas que debía lanzarse a finales de abril y que quedará como álbum póstumo de una carrera irrepetible.

Durante su trayectoria tocó con músicos "incunables" como Carlos Santana, Pedro Iturralde, Chick Corea, John McLaughlin, Al Di Meola o Larry Coryell y grabó el Concierto de Aranjuez, de Joaquín Rodrigo, pero Camarón de la Isla, fallecido en 1992, fue el músico con el que grabó nueve discos, entre ellos, Potro de rabia y miel.


En la discografía de Paco de Lucía también sobresale la colaboración con el músico estadounidense Chick Corea en 1982 en el disco Touchstone y  la que tuvo con Woody Allen en la cinta Vicky Cristina Barcelona (2008) donde aportó la que es posiblemente su grabación más famosa, Entre dos aguas.

Pero su estreno real como compositor de bandas sonoras fue en 1976 con La nueva Costa del Sol, un documental promocional dirigido por Gonzalo Sebastián de Erice. Tres años después compuso la música original de La sabina, de José Luis Borau, tres de cuyas piezas incluiría en su disco Por descubrir.

España pierde al representante del flamenco

Su ciudad natal, Algeciras (sur de España), decretó tres días de luto para expresar su dolor por la pérdida del músico y se ofreció para acoger los actos de despedida, posiblemente en el cementerio viejo, donde están enterrados sus padres.

De Lucía abrió camino a muchos que vinieron después, tal y como han recordado hoy sus colegas, amigos, artistas y admiradores. Así lo recordó el cantante Alejandro Sanz:

El guitarrista de flamenco José Fernández Torres, Tomatito, declaró desde su casa de Almería, España, que se encuentra "muy afectado" por el fallecimiento de su amigo, al que se ha referido como "amo de la guitarra".

Las condolencias llegaron también desde las más altas instituciones del Estado español. Los Reyes y los Príncipes de Asturias enviaron telegramas a la familia de Paco de Lucía, en los que expresan su pesar por la muerte del guitarrista.

En nombre del Gobierno, el ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert, dijo que Paco de Lucía fue una figura "única e irrepetible" en el panorama artístico español, no sólo por su virtuosismo con la guitarra, sino por la "proyección universal que le dio al flamenco".

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"El virtuosismo, la originalidad y la innovación son herencias inolvidables", resumió el ministro.

De Lucía deja tras de sí más de cinco décadas como músico, más de una veintena discos propios, colaboraciones y bandas sonoras.

Ahora ve
Trump retira certificación al acuerdo nuclear con Irán y considera sanciones
No te pierdas
×