Lindsay Lohan estrena su 'reality show' en busca de una nueva imagen

La actriz estrenó su serie documental en la que pretende mostrar una vida sobria y "en control de mi propio yo"
lindsay lohan own reality show
lindsay lohan own reality show  lindsay lohan own reality show
Autor: Breeanna Hare
(Reuters) -

Después de todos los arrestos, apariciones en la corte, viajes a la cárcel y estadías en rehabilitación, Lindsay Lohan volteó a los reality shows.

La noche de este domingo, la actriz de 27 años hizo su más reciente intento para regresar en Lindsay del canal OWN, una serie documental que en el primer episodio parecía parte de E! True Hollywood Story y parte de Intervention, con un poco de Hoarders. (Lohan, aparentemente, no se deshace de nada).

La premisa es seguir a Lohan mientras intenta restaurar su vida personal y profesional después de seis años de desorden documentado. Así que el verano pasado, menos de una semana después de que completara una estadía de 90 días en un lugar de rehabilitación en Malibu; un lugar que en realidad transmitió comerciales durante el programa, Lohan se sentó con Oprah Winfrey de OWN para una entrevista y comenzó a filmar.

El avance indicaba que no se encubrirían los defectos y errores de Lohan, ya que miembros del personal y personal de OWN comentaron abiertamente la forma en la que Lohan dificultaba la producción. Pero en su primera hora, los espectadores no vieron nada de eso.

En su lugar, el programa rastreó a la exestrella infantil mientras empacaba desordenadamente y se mudaba de Los Ángeles a Nueva York, intentaba encontrar su propio lugar, veía a su hermana menor caminar en una pasarela de moda y se ajustaba a un viaje de compras improvisado. Su joyería necesitaba ser organizada, y después necesitó cambiar de habitación en el hotel.

Más allá de una playera brillante que decía “Fetch” que se mostró en algún punto, eso fue lo más emocionante que obtuvimos.

Sin embargo, en medio de todos esos detalles, el tema central de Lindsay es el enfoque de la estrella en la sobriedad.

Los numerosos puntos bajos de Lohan son relatados en todo el episodio, y frecuentemente está acompañada por un consejero de sobriedad. Más allá de eso, Lindsay de OWN quiere ser un retrato de un artista joven en recuperación.

¿Tiene éxito? Quizá para los fanáticos de Lohan (y todavía los tiene, como Lindsay lo probó al platicar con extraños en la calle sobre la actriz) o para los voyeristas con compasión.

"Sé que hay cosas mucho más importantes en el mundo”, tuiteó la personalidad de los medios Jacque Reid este domingo, “pero tengo mucha curiosidad de ver si Lindsay puede salvarse”.

Al principio del episodio, Lohan, al menos, parecía dirigirse hacia allá, al decir en una entrevista uno a uno que “no queda nada en tomar un trago para mí”.

"No hay una situación a la que no haya sido expuesta”, continuó. “Así que, quizá intentarlo de otra forma, que es vivir con integridad y en control de mi propio yo, esa es la vida que ahora quiero”.

Pero cuando se enfrentó con los paparazzi, el estrés de mudarse o una sesión fotográfica en lencería que no salió como fue planeada, la actriz parecía estar en el borde de venirse abajo. Para Kevin Fallon de The Daily Beast, esos momentos son los que hacen que valga la pena ver Lindsay.

"En lo que tiene más éxito Lindsay es, por primera vez en años, en convencernos de que Lindsay Lohan no es un nombre en un titular de Us Weekly o una broma en un monólogo en un programa de la noche o un personaje en un drama tan loco que no puede ser algo de la vida real”, escribe Fallon. “Es humana. Es una humana muy frágil, volátil y ligeramente egoísta. Pero trabaja realmente duro para encontrar paz en el ojo de una tormenta muy grande, muy tumultuosa que la rodea y causa esas características peligrosas”.

En cuanto a todos los demás, se dice muy poco fuera de la oportunidad de afilar comentarios sarcásticos.

"Una pequeña parte de mí murió cuando encontré que esto es algo más que un programa de un episodio”, tuiteó el crítico de televisión de The Hollywood Reporter, Tim Goodman, mientras que Erin Strecker de Entertainment Weekly intentó encontrarle el lado bueno.

"Signo alentador #1”, dijo Strecker. “Finalmente obtuvo un conductor”.

Mientras tanto, la actriz Chloe Grace Moretz, ni siquiera pudo bromear sobre lo que vio este domingo: “esto es genuinamente triste”, publicó en Twitter. “Me siento mal”.

Lohan tenía que saber cuando firmó para Lindsay que iba a estar completamente abierta a esta serie de reacciones que iban a variar, especialmente a comentarios como el que hizo sobre un momento pasado en la cárcel. “La juez que tuve en ese momento se la pasaba desautorizando que me liberaran aunque estaban llenos de gente”, recordó Lohan sobre el tiempo que pasó en confinamiento solitario. “Me hacía quedarme ahí. Lo que hacían era castigarme en lugar de intentar ayudarme”.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Pero, incluso con la posibilidad de que a esta serie documental le vaya mal, parece que Lindsay vale la pena el riesgo para la exestrella infantil.

"Intento descifrar cómo estar cuerda y vivir”, dijo en el episodio de este domingo. “(Estuve) en esta burbuja donde todo se hacía por mí, y ahora, descifro todo por mí misma”. 

Ahora ve
Policía Federal sorprende con ‘flashmob’ en un centro comercial de la CDMX
No te pierdas
×