Tejanas, el 'chuntaro style' y los 'pachucos' arrasan con el Vive Latino

Las historias de narcotráfico de Los Tigres del Norte se 'fusionaron' este sábado con el rock de protesta de Maldita y Calle 13
Javier Rodríguez Labastida
Autor: Javier Rodríguez Labastida | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El Vive Latino alcanzó este sábado su máximo punto de flexión musical en 15 años con la participación de Los Tigres del Norte, que cerraron el escenario que recibió el reencuentro de La Maldita Vecindad y las actuaciones exitosas de Calle 13 y El Gran Silencio.

A las 22:55 horas, cuando se escuchó el rugido de un tigre y los acordes de Jefe de jefes comenzaron a sonar en el Foro Sol, miles de jóvenes dejaron atrás el slam y el chuntaro style que habían disfrutado horas antes para cantar y bailar pegadito a su pareja.

“Gracias por recibirnos en este espacio, donde la música nos libera y nos une. Ustedes son nuestros jefes hoy y siempre”, dijo Jorge Hernández, líder y vocalista de Los Tigres del Norte, previo a cantar La puerta negra, con la que motivaron los ánimos de los asistentes que aguantaron lluvia y granizo a lo largo de la jornada.

Por primera vez en 15 años, sobre las calles cercanas al Foro Sol, además de playeras con los logos de los distintos grupos de rock que tocan en el Vive Latino, también se vendieron tejanas desde 150 pesos.

La presentación de este grupo de música norteña, fundado en la década de 1960 en California, Estados Unidos, concentró la atención de los medios y los programas musicales previo al festival, que inició este jueves con las actuaciones de Zurdok y Nine Inch Nails, y siguió este viernes con Arcade Fire.

El concierto de Los Tigres del Norte fue un repaso por los éxitos que los encumbraran en las décadas de 1980 y 1990, entre los que se encuentras sus icónicos corridos La camioneta gris, El Circo y Camelia la Tejana, que hablan sobre historias de política y narcotráfico en México.

La sorpresa de la noche fue cuando invitaron al escenario al músico argentino Andrés Calamaro, a quien llamaron “hermano”, para cantar Quiero volar contigo y La mesa del rincón, dos temas que grabaron a dueto en el Unplugged del grupo norteño.

Sin embargo, a pesar de la expectación, la presentación de Los Tigres del Norte no fue la que concentró mayor cantidad de público este sábado en el Vive Latino. El chuntaro style de El Gran Silencio y el regreso de La Maldita Vecindad, que cumplen 30 años de carrera fueron las agrupaciones que acapararon el tercer día de festival.

El Gran Silencio, un grupo fundado en Monterrey en la década de 1990, motivó el baile en el escenario principal del Vive Latino con sus éxitos Duerme soñando y El Chuntaro Style e hizo cantar a todo volumen a los asistentes con Déjenme si estoy llorando, un tema que hicieran popular en 1973 Los Ángeles Negros.

Después de tres años de haber anunciado su retiro, La Maldita Vecindad regresó ante su público para cantar los clásicos de 1990 que los llevaron a la cima del rock mexicano.

Pata de perro, Pachuco, Morenaza, Don Palabras y Fut callejero, fueron algunos de los temas que interpretaron como “agradecimiento” a su público por 30 años de carrera.

“Paz y baile”, dijo Roco, vocalista de la banda, al cerrar su presentación con Kumbala, una balada incluida en el disco El circo, de 1991.

Fue momento para el regreso de los puertorriqueños de Calle 13, que en 2007 fueron abucheados en el festival al considerar los asistentes que su música no iba con la línea del Vive Latino.

Este año, el grupo liderado por Residente y Visitante cantó ante un escenario principal casi lleno y que los aplaudió en varias ocasiones, en medio de aquella anécdota de 2007 que recordó Residente.

Calle 13 le dio a su presentación un tinte social, en el que en varias ocasiones hablaron entre temas sobre la libertad de los ciudadanos, la eliminación de las fronteras y la exigencia de que Puerto Rico deje de ser un territorio de Estados Unidos.

No hay nadie como tú, Vamo’ a portarnos mal, Calma pueblo, Multiviral y Latinoamérica, fueron algunos de los temas que interpretaron en el Foro Sol.

Casi al finalizar su presentación, Residente pidió que los asistentes encendieran sus celulares para tomar una foto y enviársela al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para exigir la liberación de Oscar López, a quien llamó un “preso político”.

Calle 13 terminó su intervención con una invitación para escuchar el evento de cierre. “No pueden irse, quédense al evento más roquero de la noche, que son los Tigres”, dijo Residente, aunque cientos de asistentes enfilaron hacia las puertas de salida mientras se hacían los ajustes para la actuación del grupo norteño.

Ahora ve
Miles marcharon en la CDMX en contra de la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×