De 'Cien años de soledad' a 'Doce cuentos peregrinos', en adiós al 'Gabo'

Los presidentes de México y Colombia recordaron el legado de García Márquez y su influencia en su homenaje en Bellas Artes
Tovar y de Teresa describe la magia de 'Gabo'
| Otra fuente: CNNMéxico

El legado de Gabriel García Márquez y la influencia que tuvo México en sus obras fueron destacadas por los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de México, Enrique Peña Nieto, durante sus participaciones este lunes en el homenaje póstumo al escritor, realizado en el Palacio de Bellas Artes, del DF.

El presidente mexicano recordó que García Márquez escribió su obra literaria más reconocida, Cien años de soledad, en México, país que “fue segundo hogar de Gabo”.

“Cuenta uno de sus biógrafos que otro escritor colombiano, Álvaro Mutis, acudió a su hogar y dejó caer en su sofá dos libros, El llano en llamas y Pedro Páramo, de Juan Rulfo; Pedro Páramo lo leyó dos veces y no leyó más ese año, porque nada parecía estar a la altura de esa obra, así fue el encuentro del escritor colombiano con las letras mexicanas”, refirió Peña Nieto.

El mandatario mexicano señaló que en México, el Premio Nobel de Literatura encontró el espacio y oportunidad para consagrarse en la literatura, “al llevar a su familia de vacaciones al puerto de Acapulco, surgió su inspiración para la primera frase de su libro.

Peña Nieto parafraseó a García Márquez cuando decía de México, “aquí he escrito mis libros, aquí he sembrado mis arboles”, y añadió que “aquí los mexicanos vimos crecer con admiración a ese árbol frondoso y eterno, los mexicanos lo quisimos y lo habremos de querer siempre, lo despedimos con la alegría de su vida y la emoción de sus libros; ha partido un hombre verdaderamente grande pero se queda con nosotros su obra”.

El presidente de México citó el prólogo del libro de García Márquez, Doce cuentos peregrinos, en el que el escritor narraba como asistía a su funeral, caminando entre un grupo de amigos, en un ánimo de fiesta.

“Todos parecíamos dichosos de estar juntos y yo, más que nadie, por aquella grata oportunidad que me daba la muerte para estar con mis amigos de América Latina, los que no veía desde hacía más tiempo”.

Juan Manuel Santos dijo que Macondo, pueblo imaginario de García Márquez descrito en Cien años de soledad, “está en Barranquilla, en Cartagena de Indias, Bogotá, Caracas, La Habana, París y en esta gran Ciudad de México”.

Macondo, añadió Santos, “son los miles de amigos de Gabo que ha dejado huérfanos en el mundo, porque si algo había mejor que los libros, eran amigos; Macondo es un mundo nuevo y antiguo a la vez, donde son posibles las utopías de la paz, de justicia, de libertad, educación y sobre todo de amor”.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

El mandatario colombiano consideró que García Márquez dejó, antes que nada, “la esperanza, la tarea, la determinación de unirnos por el bien de nuestros pueblos. Carlos Fuentes consideró que Gabo le decía a Colombia y al mundo que no estamos condenados al mal, nos recordó el poder del amor, el más influyente de todos; seguirá vivo en sus libros y textos pero sobre todo vivirá para siempre en las esperanzas de la humanidad, gloria eterna a quien mas gloria nos ha dado”.

García Márquez falleció el jueves en la Ciudad de México, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) organizó un homenaje de cenizas presentes en el Palacio de Bellas Artes este lunes, al que acudieron miles de personas.

Ahora ve
Varios puntos de Estados Unidos están a la expectativa por el eclipse
No te pierdas
×