La fase uno de la búsqueda de los restos de Miguel de Cervantes concluye

El equipo de técnicos delimitó el área en que pueden estar los restos del escritor tras explorar con un radar un convento de Madrid
convento
convento, cervantes  convento
(Reuters) -

La primera fase de la búsqueda de los restos de Miguel de Cervantes en la iglesia conventual de las Trinitarias de Madrid concluyó este miércoles, luego de que los investigadores delimitaron los espacios donde puede estar enterrado el escritor.

Después de tres días de trabajo de campo, el equipo de técnicos que lidera Luis Avial procesará los datos hasta elaborar un plano tridimensional que indique las cavidades donde pueden estar los restos, una tarea que se prolongará aproximadamente durante un mes.

En los primeros días de trabajo, Avial dijo que obtuvo algunas certezas que por el momento no quiere desvelar: "Viendo nada más lo que me está indicando el radar, sí que tengo una estructura bien clara de dónde puede estar y dónde no", explicó.

Desde este lunes, una decena de técnicos ha rastreado con un georradar e infrarrojos la iglesia de las Trinitarias, incluida una cripta a la que no se accedía desde 1955.

El trabajo, según explicó Avial a las puertas de la iglesia, ha sido "satisfactorio" y ya ha permitido conocer cómo era la estructura de la iglesia inicial de las Trinitarias en la que Cervantes fue enterrado en 1616 y que fue remodelada a finales del siglo XVII.

"La comprensión de la estructura morfológica la vamos teniendo ya: sabemos cómo es (la iglesia), cómo era el otro edificio, y estamos viendo las estructuras y las anomalías que hay en el subsuelo", precisó el investigador, quien cree que el mapa tridimensional dará una información "muy fiable".

Los trabajos de procesado comenzarán la semana que viene y, una vez concluyan, se elaborará un informe que servirá para determinar si es viable seguir con la segunda fase, en la que el forense Francisco Etxeberría dirigiría una excavación selectiva y cuidadosa para recuperar restos óseos que puedan corresponderse con los del escritor.

La tercera fase, que aún se considera lejana, pero que se espera pueda concretarse este año, consistiría en analizar los restos en el laboratorio e identificar cuáles de ellos son los del escritor.

Las trece monjas de clausura que habitan el convento podrán recuperar la calma a partir de este jueves, ya que Avial confirmó que los trabajos iniciales terminarán este miércoles.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Según Avial, las religiosas se han quedado más tranquilas al ver cómo se han llevado a cabo las tareas: "Hemos estado hablando con las monjas y ellas ven que hacemos nuestro trabajo con muchísimo rigor y respeto, y están tranquilas".

Para los investigadores, queda ahora esperar a que los próximos pasos sean exitosos y los restos de Cervantes se recuperen para el año que viene, cuando se celebra el cuarto centenario de la segunda parte de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha.

Ahora ve
Crisis minorista: ¿por qué grandes cadenas están cerrando sus tiendas?
No te pierdas
×