'Brave Miss World': Una Miss Mundo alienta a las mujeres tras ser violada

Linor Abargil fue atacada seis semanas antes de ganar la corona como Miss Mundo en 1998 y ahora un filme retrata su trabajo como activista
Autor: Emanuella Grinberg
(Reuters) -

Seis semanas antes de ganar la corona de Miss Mundo 1998, Linor Abargil de 18 años fue violada a punta de cuchillo por un agente de viajes que la acompañaba a su casa en Israel proveniente de una sesión de modelaje en Italia.

Su madre la alentó a reportar el ataque y a seguir compitiendo en el certamen en nombre de Israel.

Al igual que su madre la apoyó, Abargil ahora intenta empoderar a otras víctimas de abuso sexual para que hablen. El recorrido de Abargail de reina de belleza a activista se relata en el documental nominado al Emmy, Brave Miss World.

"Fue la reacción de su madre que le dijo, ‘no te preocupes, no fue tu culpa, ve con la policía, no te bañes’, la que cambió su vida”, dijo Cecilia Peck, quien produjo la película con Inbal Lessner, Motty Reif y Lati Grobman.

“Le dio la valentía para reportar el crimen”.

Después de que su violador fuera condenado en 1999, Abargil dejó de hablar públicamente sobre el abuso y se retiró del ojo público. En 2008, comenzó a hablar de nuevo, al alentar a las víctimas de violencia sexual a que compartieran sus historias; e invitó a los cineastas a seguir su recorrido.

Brave Miss World sigue a Abargil de Sudáfrica a Europa, donde habló con sobrevivientes de violaciones, de reuniones en universidades estadounidenses y los pasillos del parlamento israelí, hasta la escena de su ataque en Italia. En el camino trabaja en sus relaciones familiares, adopta el judaísmo ortodoxo y lidia con su propio trauma.

"La película realmente se trata del valor que se necesita para luchar por la justicia y hablar sobre la violación y el abuso. Se trata de la realización de una activista”, dijo Peck.

Nominada al Emmy 2014 por Mérito Excepcional en el Cine Documental, la película va más allá de la pantalla para empoderar a las víctimas de violencia sexual a que hablen en su sitio web, en proyecciones comunitarias y en redes sociales.

CNN habló con Peck y Lessner en mayo sobre lo que se necesitó para completar la película y cómo continúa teniendo impacto. La siguiente transcripción fue editada para longitud y claridad:

CNN: ¿Por qué deciden sacar esta película ahora?

Cecilia Peck: Es difícil crear una narrativa de un tema tabú. Trabajamos en la película durante cinco años. Simplemente se estrenó en un momento en el que coincide con lo que se siente como atención nacional dirigida a este problema.

El momento vino de que Linor estaba lista para hablar sobre la violación después de un largo periodo de sanación. Le tomó 11 años después del ataque; y ganar la corona, y pasar años en corte, y retirarse, sanar.

Inbal Lessner: Era importante para Linor infundir significado real a la corona. Sentía que el título era insignificante a menos que hiciera algo con este. Sabía que le daba una plataforma para que las personas escucharan, que amplificaría el mensaje. Ya había hecho una diferencia en su país después de hablar públicamente en el juicio por violación. Le dijo a las mujeres en Israel, “si yo pude hacer, ustedes también. Reporten, no se queden calladas”, y la cantidad de reportes de violación a la policía y los centros de crisis aumentaron dramáticamente y (las autoridades) se lo atribuyeron a ella, junto con nueva legislación inspirada en el caso.

Esperaba llegar a una audiencia más extensa a escala global al divulgar y hacer activismo, y un documental la ayudaría a llegar a esa audiencia.

CNN: ¿Por qué creen que estaba lista?

Peck: Desde la violación, las mujeres le escribían de todo el mundo diciendo que les daba valentía para contárselo a alguien. Con una película esperaba llegar a más personas de lo que podía en persona. Con el sitio web quería darle a los sobrevivientes un lugar para conectarse. Al filmar su historia, el mensaje podría ir más allá.

Lessner: Sentía que estaba lista para hacer esto en el décimo aniversario de (ganar) la corona. Todo se juntó en 2008. Se sentía muy fuerte y lista para continuar con esto, y ninguno de nosotros tenía idea de que resultaría de la forma en que resultó, que sería tan difícil, que volvería a ser traumatizante.

CNN: Cuéntenos más sobre esas dificultades. ¿Cómo experimentó el trauma de nuevo?

Peck : Comenzó cuando se enteró de que (su violador) conseguía permiso para salir de la prisión. Terminó con la filmación. Se percató de que no era tan fuerte como pensaba, que no lo había dejado atrás completamente y que podía desencadenar síntomas de trastorno de estrés postraumático. Comenzó a luchar para mantenerlo en prisión en la duración de su sentencia, y que no lo liberaran antes.

Además de contar sus historias una y otra vez, escuchar historias en todo el mundo sobre cuán penetrante es la violación, que las cosas no han llegado demasiado lejos, que todavía es difícil acceder a la justicia, todas estas cosas hicieron que el recorrido fuera mucho más difícil de lo que pensamos. Y, tuvimos que detenernos en un punto durante seis meses, y no sabíamos si acabaríamos la película.

CNN: ¿Cómo se relaciona la película con la discusión cultural actual de la “cultura de violación” y los esfuerzos para reformar las políticas escolares alrededor del reporte de la mala conducta sexual?

Peck: La parte central de la historia se trata de los campus universitarios y de hablar sobre cómo la vida es afectada adversamente por la violación y el abuso sexual.

Con su historia, el sitio web y el trabajo (de activistas estudiantes), se siente como si todos trabajáramos hacia la misma meta para hacer que las cosas sean más seguras en los campus universitarios.

CNN: ¿Qué comparten las personas? ¿Hay un tema común?

Peck: Escuchamos más sobre la necesidad de mejor entrenamiento extensivo para que las administraciones respondan a la violación. Seguimos escuchando que no hay un entrenamiento adecuado, y (las sobrevivientes) no siempre tienen acceso a coordinadores Título IX; no hay un lugar a dónde ir para que se sientan seguras sobre reportar o hablar sobre ataque y violación.

Las activistas estudiantiles realmente hacen una diferencia. Creo que ponen presión en las escuelas para hacer que sean más seguras.

CNN: ¿Cómo miden el éxito de la película?

Lessner: En nuestro nivel microscópico intentamos cuantificar el alcance y éxito en cuántas personas hablan en nuestras proyecciones o en el sitio web. Vimos un incremento en la cantidad de historias y personas que comparten en nuestra página o discuten en Twitter con el hashtag #IAmBrave (soy valiente).

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Peck: Sentimos una verdadera responsabilidad para hacer una película que resonara con audiencias en todo el mundo y amplificar el mensaje de Linor de cuán importante es no avergonzarse y no quedarse callada.

Cuando eres responsable de un mensaje como este es algo profundamente atractivo; es una cruzada. Es difícil recaudar dinero y permanecer con esto durante mucho tiempo. Pero sientes que al final hiciste algo que podría hacer una diferencia en este mundo.

Ahora ve
La nueva función de Whatsapp permite compartir tu ubicación en tiempo real
No te pierdas
×