Amazon y una editorial 'se leen' acusaciones por el costo de los 'e-books'

La propuesta de la tienda en línea para bajar los precios obtuvo una respuesta de rechazo de la cuarta mayor editorial de Estados Unidos
Amazon abre su tienda de 'e-books' en México
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Amazon y Hachette Book Group (HBG), la cuarta mayor editorial de Estados Unidos, están en desacuerdo sobre el precio que debe asignarse a los libros electrónicos (e-books).

La polémica entre ambos bandos comenzó cuando Amazon propuso disminuir el precio de los libros electrónicos, que actualmente ronda entre los 14.99 y 19.99 dólares (195 y 261 pesos), al considerar que son demasiado caros. 

Hachette, propiedad de la firma francesa Lagardere, se opuso a esa propuesta.

El mes pasado, Jeff Bezos, presidente de Amazon, culpó a Hachette de los elevados precios y de oponerse a la política de los precios bajos en los libros electrónicos vendidos a través del sitio.

Y el pasado 9 de agosto Amazon pidió a los lectores de los e-books presionar a Hachette para reducir los precios e incluso divulgó el correo electrónico del director de la editorial, Michael Pietsch.

"Jamás abandonaremos nuestra lucha por precios de e-books razonables. Sabemos que hacer que los libros sean más accesibles es bueno para la cultura", dice una carta publicada por Amazon en el sitio www.readersunited.com.

"Necesitamos su ayuda. Por favor envíe un email a Hachette y cópienos", agrega Amazon, que busca reducir el precio a los 9.99 dólares (130 pesos).

Uno de los argumentos de Amazon es que los e-books no tienen la necesidad de imprimirse, almacenarse y distribuirse, dice la carta.

Otra de sus tácticas ha sido pedirle a los lectores que no compren libros editados por Hachette, sugiriéndoles buscar obras de otros autores.

LEER: Niños meten en problemas a Amazon con gobierno de EU

La respuesta de la editorial llegó dos días después como una defensa ante las acusaciones.

"Hachette fija el precio del libro electrónico solo, sin ningún acuerdo con nadie. "Fijamos nuestros precios muy por debajo de los precios del libro clásico, tomando en cuenta el ahorro por la impresión y la distribución", dijo Pietsch en una carta.

"El conflicto se inició porque Amazon quiere conseguir un montón de beneficios y una gran cuota de mercado a costa de los autores, de los libreros y de nosotros", denunció Pietsch, asegurando que Hachette es una industria en la que el talento es "respetado" y una amplia lista de títulos son accesibles al gran público.

"Más del 80% de los e-books que editamos se venden en 9.99 dólares o incluso por debajo. Aunque sabemos por experiencia que no es el mismo precio para todos los libros electrónicos”, replicó Pietsch.

Antes este conflicto, más de 900 autores firmaron una carta en donde exigieron al vendedor por internet poner fin a su disputa con el grupo editorial Hachette.

La carta abierta fue publicada en el diario The New York Times a iniciativa del escritor Douglas Preston.

En ella los autores afirman que "no están eligiendo un bando" en la disputa contractual, pero que Amazon no debería tomar acciones que perjudiquen a los escritores, como boicotear a los autores de Hachette, retrasar los envíos de sus libros u omitir descuentos.

"Pedimos a Amazon que resuelva esta disputa con Hachette sin hacer más daño a los autores y sin bloquear o demorar la venta de los libros a sus consumidores", señala la carta.

"Creemos firmemente que ninguna librería debería bloquear la venta de libros o impedir o disuadir a los clientes de pedir o recibir los libros que quieren", dice el texto.

Entre los firmantes figuran autores como John Grisham, Stephen King, David Baldacci, Michael Chabon, Suzanne Collins, Michael Lewis, Jeffery Deaver, Anna Quindlen, Nora Roberts, Scott Turow y Paul Auster.

La guerra que enfrenta a Amazon con Hachette se ha endurecido en los últimos días, en los que la empresa de Jeff Bezos ha abierto nuevos frentes con productoras como Disney.

Según publicó la revista Home Media Magazine, el gigante del comercio electrónico ha decidido no permitir encargar por adelantado los nuevos estrenos en DVD y Blu-ray del estudio, entre ellos títulos que serían súper ventas como Captain America: The Winter Soldier y Maleficient.

La tienda online ya hizo algo similar a principios del verano con Warner, cuyas películas también se quedaron sin la posibilidad de encargo y perdieron importantes ventas durante unas semanas, hasta que las dos partes llegaron a un acuerdo.

A estas peticiones también se han sumado 1,188 escritores alemanes quienes se consideran 'secuestrados' por Amazon según una carta publicada por ellos mismos. 

"En los últimos meses, los autores de Bonnier están boicoteados y sus libros no están en reserva", asegura la carta firmada entre otros por la austriaca Elfriede Jelinek, Premio Nobel de Literatura 2004, por el exitoso Ferdinand von Schirach o Regula Venske, secretaria general del PEN-Zentrum, sociedad de autores alemana.

"Los libros son distribuidos más lentamente, su disponibilidad es objeto de falsas declaraciones y los autores no aparecen en las listas de los autores recomendados", agrega el texto.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Amazon no tiene derecho a 'secuestrar' a un grupo de autores que no toma parte en el conflicto", escriben los firmantes. La disputa, sobre la que ni Amazon ni Bonnier hablan oficialmente, se debe a las condiciones comerciales.

Con información de EFE y AFP

Ahora ve
La cifra de grupos extremistas en Estados Unidos ha crecido en el último año
No te pierdas
×