Bandas veteranas del rock mexicano trascienden entre los 'Millennials'

Grupos como La Castañeda y La Maldita, con más de 20 años de "personalidad" propia, llegan a una generación donde predomina lo efímero
Café Tacvba se acerca a su público
| Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

Cuando La Castañeda comenzó a tocar hace 25 años no pasó por la mente de sus integrantes el tiempo que perdurarían, pero ahora sienten una mezcla de sorpresa y agradecimiento porque su propuesta ha resistido a los embates de los cambios generacionales. 

La agrupación de la Ciudad de México es parte de una camada de bandas veteranas del rock que llegan al cuarto de siglo sin dejar de ser un atractivo para generaciones como los Millennials —personas nacidas entre 1983 y 2000—, mientras otras bandas de la actualidad tienen un paso fugaz. 

"Hemos visto bandas que han surgido, que han tenido un buen momento pero que se han apagado porque las modas pasan, pero lo que nunca pasa es la personalidad propia", apuntó Omar D'León, tecladista de La Castañeda.

D'León describe a la generación musical en la que surgió La Castañeda como una "camada de bandas" que formaron su propia historia, una personalidad que los mantiene vigentes.

Julia Palacios, socióloga de la Universidad Iberoamericana y estudiosa de la historia del rock, dice que la personalidad de estas agrupaciones descansa en esa experimentación con elementos de la cultura popular mexicana en su música.

"Más que nada todos tenían una gran necesidad de expresión, un talento que estaba ahí guardado que empezaron a componer y explorar con los sonidos", dijo Palacios.

Ya sea con la figura del pachuco rescatada en el ska de Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio; la voz del chilango o las letras de José Emilio Pacheco presentes en las canciones de Café Tacvba; o la locura del viejo manicomio de La Castañeda como alimento de la banda del mismo nombre, el rock mexicano logró una nueva identidad.

"Estaban haciendo cosas extraordinarias a nivel musical, a nivel letras, a nivel propuesta", dijo la también conductora de la estación de radio Ibero 90.9 de la capital mexicana.

El músico de La Castañeda, que hace dos semanas celebró su cuarto de siglo con un concierto en la Ciudad de México, dijo que sin tratar de ser presuntuoso su época es una de las importantes en la historia del rock mexicano.

En el caso de esta agrupación integrada por Salvador Moreno, Omar D'León, Oswaldo D'León, Felipe Maldonado y José Luis Escamilla, desde su nacimiento buscaron componer temas que no fueran un "sonsonete que se te queda pegado".

"Nosotros quisimos hacer música que tal vez no llegara a una masa muy grande, nos encanta que sea escuchada por el mayor número de gente posible, pero más que eso nos preocupaba de una manera más profunda, no en cantidad sino en calidad, que las letras te dejaran algo, sentarte, ponerte unos audífonos y escuchar y sentir lo que está transmitiendo musicalmente por medio de las letras", dijo el tecladista de la banda.

D'León asegura que la razón por la cual bandas como la suya ha trascendido generaciones, incluyendo a la denominada Millennial, es porque existen todavía jóvenes ávidos de buscar algo más allá que lo que simplemente te hace mover los pies.

¿Una época difícil de regresar?

Que exista otra generación que perdure en los próximos 20 años, como esta camada de veteranos del rock mexicano, luce difícil con bandas que actualmente no conocen la palabra "consolidación".

"Hay talento que se diluye, creo que hay poca autocrítica hoy en día, y no hay la supervisión de productores, especialistas. Tú puedes grabar prácticamente desde tu teléfono, no tienes a gente que tiene el oído, de un productor de experiencia que te diga qué sí, qué no", explicó Julia Palacios.

Las nuevas tecnologías de información y la comunicación han flexibilizado la producción musical a nivel mundial, dejando que cualquier persona pueda grabarse y promocionarse en plataformas tales como YouTube, mencionó.

"La gente no necesariamente vende música; vender música ya es otra historia. Hay sitios donde se descarga la música. Hay una cantidad de bandas, muchísimas de ellas efímeras aparecen, desaparecen, se pasan a otra banda, se reconfiguran sus miembros en otra banda. Son muy pocos los que quedan, consolidan su carrera y los que tienen la oportunidad" brincan hacia el mainstream, dijo Palacios. 

En mayo pasado, el vocalista de Zurdok, Luis Gerardo Garza Cisneros, conocido como Chetes, habló de una etapa en la que las disqueras analizan la mejor forma de hacer negocio sin "arriesgar" tanto con un artista nuevo.

Leer: Por qué el rock mexicano se mantiene estático

"Ahora es muy fácil grabar un disco, lo grabas en tu cuarto, en tu computadora, lo pones en la red y de repente ya es un éxito. Nos hemos dado cuenta de que se ha perdido ese 'picar piedra' donde las bandas experimentan todas las penurias y los trabajos que tienes que vivir para formar una banda", dijo Omar D'León.

Aunque D'León reconoce que las nuevas tecnologías han diversificado la escena musical para hacerla menos anquilosada, considera que las bandas que han crecido bajo ese ambiente han perdido la magia que es tocar en vivo, al darse a conocer sólo en internet.

"Esa comunidad que la banda tiene en vivo sigue siendo muy vigente, es una magia, una electricidad que sigue cautivando. Una banda se vive en vivo más que en un disco, una descarga, es lo que nos ha mantenido cercanos a las nuevas generaciones", apuntó el tecladista.  

En un par de ocasiones La Castañeda ha intentado adaptarse a las nuevas tendencias en la producción musical y al lenguaje de los millennials para abrirse a otro tipo de público. Sin embargo no han tenido mucho éxito con esa alternativa, por lo que han terminado haciendo la música "como Dios nos dio a entender". Y aún así se mantienen vigentes.

En 2011, la reunión de Caifanes después de casi 20 años de ausencia causó mucha expectación en un festival musical Vive Latino. El Foro Sol estuvo lleno con miles de personas de tres generaciones.

Ya lo decía el guitarrista de Zurdok, David Izquierdo, en una entrevista con CNNMéxico, cuando urgía a un "relevo generacional" en el que alternaran las estrellas de ahora con las de hace 10 o 20 años.

Pero la transformación en el terreno de la música ha hecho ese proceso algo difícil.

"(Para las bandas de ahora) no cuenta mucho que estén en esta visión de consolidación, lo de hoy es ser más indie, y ser más independiente, y ser alternativo —esta palabra que se usa para todo—... dicen que son alternativos para justificar. Bajo este paraguas veremos qué se consolida y qué queda dentro de 25 años", dijo Julia Palacios.

Resurgir 'como el ave Fénix'

El vocalista de Kiss, Gene Simmons, llegó a decir a la revista Esquire en agosto pasado que el rock había muerto por la falta de apoyo de las disqueras a los cantantes de este género.

Sin embargo, Omar D'León considera que el rock tiene la capacidad de renacer como la figura mítica del ave Fénix, que resurge de las cenizas.

"Ha muerto en cierta parte del proceso de una banda. Yo entiendo a Gene Simmons: una banda como la suya... y ve a su alrededor y ve las bandas de ahora, y dice ya murió porque no van a tener el mismo alcance, la misma formación, pero el rock se reinventa", dijo el integrante de La Castañeda.

Leer: Rock mexicano necesita nuevos 'headliners': Juan Villoro

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Para el tecladista sólo es cuestión de tiempo para poder ver si las nuevas bandas pueden consolidarse como lo hicieron ellos, y forjar una generación que marque la historia del rock nacional.

"Hay una camada de bandas a la que pertenecemos que tienen la misma fuerza, la misma importancia, y las bandas más recientes tienen mucho qué decir, mucho qué alcanzar, y mucho qué demostrar", recalcó.

Ahora ve
Testigo relata momentos de terror en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×