Miss Universo, más que un concurso, ¿un modelo de geopolítica?

La controversia en Instagram de Miss Líbano y Miss Israel no es la primera que involucra a la política en los concursos de belleza
Miss Universo 9
Miss Universo 9  Miss Universo 9  (Foto: Getty)
Autor: Emanuella Grinberg
(Reuters) -

Fue un error inocente, uno que fue fácil de corregir; antes de la era de las redes sociales.

Miss Líbano y Miss Israel estaban en un evento en Los Ángeles con sus compañeras de Miss Universo 2006 como parte de la ola de fotografías antes del concurso anual de belleza. Fue en medio de la guerra Israel-Hezbollah de 2006, y una fotografía de las dos mujeres juntas acabó en la página de prensa de Miss Universo, generando pánico entre las mujeres y sus manejadores.

El incidente fue recordado el fin de semana pasado cuando una fotografía en Instagram de las actuales Miss Israel y Miss Líbano juntas generó controversia en línea de nuevo, de acuerdo con la presidenta de la Organización Miss Universo, Paula M. Shugart.

En 2006, la organización pudo eliminar la fotografía antes de que alguien se diera cuenta, dijo Shugart. Ahora, gracias a las redes sociales, estamos en un “nuevo juego completamente”.

Los resbalones que previamente hubieran pasado desapercibidos ahora tienen el potencial de amplificarse más allá del control de cualquiera. En este caso, la indignación generó que Miss Líbano, Saly Greige, emitiera un comunicado distanciándose de la fotografía.

Muchos en el occidente desestimaron la controversia como un asunto trivial. Greige y Miss Israel, Doron Matalon, resistieron la controversia y representaron a sus países en el certamen, que se transmitió la noche de este domingo. Miss Colombia, Paulina Vega, ganó la corona.

Pero los observadores del certamen dicen que el incidente es un recordatorio de que los certámenes de belleza encarnan la política mundial, con las concursantes modelando las sensibilidades culturales de sus naciones.

“Son elegidas para representar a su país y como tal se espera que se comporten como embajadoras”, dijo Jessica Trisko Darden, profesora en la Escuela de Servicio Internacional en la Universidad Americana y ganadora del certamen Miss Mundo 2007 representando a Canadá.

Un baile diplomático delicado

La controversia en Instagram es el ejemplo más reciente que muestra que los certámenes ocurren “en un contexto internacional más amplio”, dijo Trisko Darden en una columna de The Guardian la semana pasada.

Rusia estuvo bajo ataque como país anfitrión de Miss Universo en 2013 por no concederles visas a las concursantes de países que no reconocía, incluido Kosovo, dijo Shugart. Las concursantes amenazaron con boicotear el certamen Miss Mundo 2002 programado en Nigeria después de que una madre fuera sentenciada a muerte por tener sexo fuera del matrimonio. Los organizadores cambiaron el certamen a Londres.

"Con tantas naciones y tanta política, los planeadores deben coreografiar un baile diplomático delicado”, dijo Louise Gourlaouen, creadora del sitio web para ver certámenes MissUniversUsa.com, que comparte información sobre certámenes internacionales y reinas de belleza.

Los asuntos geopolíticos afectan varios aspectos de la planeación del certamen, dijo Shugart. Por ejemplo, las vecinas geográficas Rusia y Ucrania tradicionalmente son asignadas como compañeras de cuarto; pero no este año.

Tras bambalinas, las concursantes de Miss Universo suelen llevarse, o, al menos, son civiles y corteses, dijo Shugart. Después de todo, cada mujer representa a su país en un escenario mundial. Para muchas, es la primera vez que dejan su país.

"Como personas, se caen bien genuinamente pero necesitan ser conscientes de que usan una banda que representa a su país”, dijo. “Obviamente, ciertos países tienen hostilidades inherentes, y aliento a las concursantes a hablarse entre sí pero no las pongo en un mismo cuarto”.

Es fácil para los estadounidenses dejar a un lado la controversia de Instagram, dijo Maya Berry, directora ejecutiva del Instituto Árabe-Americano en Washington. Pero con las hostilidades regulares en la frontera entre Israel y Líbano, no es sorprendente que la aparición de “relaciones normalizadas” entre representantes de esos países pudieran ofender a algunos en la región.

"La política entra en cosas como esta, desafortunadamente. No debería de ser de esta forma pero cuando las condiciones están tan mal y tienes a dos países en guerra entre sí, todo se vuelve político”, dijo.

Sin embargo, dijo que si no fuera por las redes sociales, el incidente probablemente no hubiera encabezado titulares internacionales.

“Eso es lo que ocurre con las redes sociales; es la tendencia de que un hashtag sea más significativo que lo que en realidad pasó”, dijo. “Es una carga significativa para una mujer que tiene veintintantos años”.

Todo es político

Miss Líbano 2002, Christina Sawaya, experimentó esa carga de primera mano. Su país decidió no ir a Miss Universo 2002 después de que las tropas israelíes acabaran con un campo de refugiados en Jenin, lo que llevó a acusaciones de masacre por parte de oficiales palestinos. Un reporte de Human Rights Watch encontró evidencia de posibles crímenes de guerra, pero los investigadores del grupo no encontraron evidencia de que las tropas israelíes masacraron a civiles palestinos.

Mientras tanto, Yamit Har-Nov, la delegada de Israel para Miss Universo 2002, generó controversia en la competencia con un vestido que mostraba al estado israelí que incluía los territorios disputados de Cisjordania y Gaza, según múltiples reportes de ese momento.

En un correo electrónico para CNN enviado el pasado viernes a través de su publicista, Sawaya dijo que se “sintió mal” por perderse la competencia de 2002. Pero, como representante de su país, entendió y respetó la decisión oficial.

"Creo que las reinas de belleza tienen un mensaje de cultura y paz que ofrecer y allí es donde está la verdadera belleza”, dijo. “Pero, desafortunadamente, vivimos en un mundo lleno de atrocidades, guerras, injusticia y ocupación, y visto bajo esa perspectiva, una reina de belleza tiene que entender y respetar las leyes y posiciones políticas de su país”.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Sawaya representó a su país en otros certámenes. Fueron ambientes diferentes, pero las expectativas eran las mismas: trata a tus competidoras con respeto, pero siempre atenta a situaciones “que podrían ponerte en una posición difícil”.

"Aunque es fácil decir que deben olvidar la política y es solo belleza, es solo un certamen; desafortunadamente quienes vivimos aquí sabemos que todo es político en lo que se refiere a la soberanía y fronteras de tu país”. 

Ahora ve
Testigo relata momentos de terror en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×