Cómo diseñaron los trajes para Christian Grey en '50 sombras'

El diseñador Jonathan Behr ha fabricado trajes personalizados durante 30 años y fue el encargado de la ropa para Jamie Dornan
christian grey trajes a medida
christian grey trajes a medida  christian grey trajes a medida
Autor: Emanuella Grinberg
(Reuters) -

Es el día de graduación de Anastasia Steele, pero en todo lo que puede pensar es en Christian Grey, el poderoso multimillonario que quiere hacerla su sumisa sexual.

Mientras se sienta en el escenario, preparándose para ofrecer un discurso, “Christian se destaca en su traje a la medida, con destellos cobre brillando en su cabello bajo las luces del auditorio. Se ve tan serio y autónomo”, piensa Anastasia.

"Ana", como es conocida en la novela erótica bestseller de E.L. James, ve a Grey desabotonarse su chamarra, revelando la corbata de seda con la que solía atarle las muñecas a su cama unas noches antes, y casi pierde el control.

Excitada e incómoda como podría estar bajo su toga y birrete, Ana logra notar que Grey, el personaje del título en 50 sombras de Grey, nunca sería visto en un traje de la tienda. Si la ropa hace al hombre, “este hombre no tendría una marca”, dijo recientemente el diseñador de vestuario, Mark Bridges.

En su lugar, Bridges le encargó al sastre de Los Ángeles, Jonathan Behr, fabricar trajes a la medida para el actor Jamie Dornan, quien interpreta al exitoso CEO de Grey Enterprises Holdings con un apetito sexual por sadomasoquismo y disciplina en la adaptación cinematográfica del libro, que se estrena este viernes.

El trabajo de Behr era traducir la visión de Bridges a trajes que le quedaran a un joven magnate cuya conducta controladora impregna cada aspecto de su personaje. Behr conoce bien al personaje. Grey puede ser la fantasía, pero representa a la generación más reciente de hombres que adoptan el traje impecablemente hecho a la medida como símbolo de status.

La sastrería a la medida tiende a atraer al tipo de hombres como Christian Grey: “un loco por el control”, en palabras de Ana, que disfruta hacer elecciones personalizadas de estilo con la ayuda de un sastre, creando un traje único.

Como diseñador de vestuario, “ayudas a contar la historia del personaje, visualmente”, dijo la diseñadora de Hollywood, Janie Bryant, quien le recomendó a Behr para la película de 50 sombras.

“Ves a todo el personaje nacer a través de su traje”, dijo.

Moderno pero atemporal

Behr conocía poco sobre el personaje o la producción al obtener el empleo; incluso el título de la película se mantenía en secreto antes de que conociera a Dornan por primera vez en noviembre de 2013.

Bridges le mostró a Behr un traje Canalo de una revista de modas, y Behr entendió instantáneamente el aspecto: sutil, oscuro y elegante con un corte delgado y ajustado para mostrar el físico escultural de Grey, de acuerdo con Behr.

"Ningún diseño llamativo, hombros grandes o solapas anchas. Solo un enfoque muy minimalista con una paleta de colores rica, oscura, conservadora y un diseño atemporal”, dijo Behr.

Detrás de las ventanas cubiertas del taller Wilshire Boulevard de Behr, Dornan se probó siete trajes hechos de lana italiana ligera en cinco tonos de gris, un café, un azul francés. La paleta de colores que evoluciona refleja la actitud suave de Grey hacia su joven amante, de acuerdo con lo que Bridjes dijo a ELLE.

Mientras Behr trabajaba en los trajes, Dornan trabajó con un entrenador en Vancouver para prepararse físicamente para el papel de Grey, cuya obsesión con el aspecto físico es otra manifestación de su carácter dominante.

Para el momento en el que se reunieron de nuevo cuatro semanas después, la complexión robusta de Dornan se había llenado, y las cosas comenzaban a ajustarse, especialmente en los brazos, de acuerdo con Behr.

"El aspecto por el que íbamos era muy delgado y ajustado, así que básicamente funcionó”, dijo Behr.

Un sastre en la locación en Vancouver terminó los siete trajes, todos con características de sastrería a la medida, un estilo británico clásico de sastrería: un abrigo de dos botones que se ajusta a la forma con una solapa de pico de 7.6 centímetros, bolsillos inferiores con solapa y aberturas laterales en la parte trasera.

Las mangas de la chamarra son delgadas y rematadas con ojales en la manga, con aproximadamente 2.5 centímetros de puños franceses que se muestran debajo del extremo de la manga, de acuerdo con Behr.

"Las sisas eran bastante altas, y la chamarra fue cortada en la cintura para dar supresión, lo que hace que la línea de los hombros y el pecho parezca poderosa, pero natural. La longitud de la chamarra era corta, solo lo suficientemente larga para cubrir su trasero”, dijo.

Dijo que los pantalones eran cortes delgados y ajustados con un tiro bajo y parte inferior rematada; sin puños, solo un pantalón simple con un toque de abertura.

“En pocas palabras, el corte era moderno pero atemporal, elegante y bastante conservador”.

Una época de personalización

Behr fue una elección natural para vestir al multimillonario con estilo.

Ha fabricado trajes inspirados en Savile Row durante casi 30 años. Los clientes adinerados visitan el negocio de Behr para su proceso personalizado de cuatro pasos para fabricar un traje a la medida.

El camino de Behr a la sastrería a la medida comenzó en su adolescencia con una visita a las mercerías de alta gama en Union Square de San Francisco. Se le prendió el foco y prometió que algún día tendría una tienda llena de sus propias creaciones. A los 18 años, encargó su primer traje a la medida y se enamoró del proceso. Tomó una sesión de aprendizaje con el sastre entrenado en París que hizo su traje para aprender el arte de la sastrería hecha a la medida.

Behr entró al diseño de vestuario de Hollywood gracias a Bryant, quien lo contrató para fabricar trajes y abrigos para Don Draper y Roger Sterling de Mad Men: quienes tenía poder como Grey y portaban su control sobre otros en sus mangas.

Inspirado en parte por la elegancia en el vestir de Mad Men, el traje hecho a la medida ha regresado en años recientes a la alfombra roja y las páginas de revistas de moda. La sastrería clásica coincide con una época de personalización en la que los clientes pueden convertirse en “cocreadores” de su propio estilo, dijo Tom Julian, director de desarrollo estratégico de negocios para Doneger Group, un grupo de marketing de tendencias de moda.

"Hay una nueva apreciación de la ropa hecha a la medida entre los millenial que llevan su punto de vista”, dijo. “Especialmente para un hombre que ama el aspecto técnico de cómo se hacen las cosas, mientras más los incluyas en el proceso, más les gustará, y lo harán de nuevo”.

Behr conoce muy bien ese tipo: un hombre con un interés “fanático” en su estilo personal que tiene los medios para adentrarse a través de sastrería a la medida o personalizada. La diferencia entre los dos a menudo se refleja en el precio. En la sastrería a la medida, que normalmente empieza en un rango de cuatro cifras, un sastre crea un diseño único con base en las preferencias del cliente. Los trajes personalizados, que tienden a comenzar en tres dígitos, son fabricados para adaptarse a tu cuerpo a partir de un diseño que ya existe.

¿Cuál es el atractivo? La capacidad de dirigir el resultado, dijo Behr; una característica que los fanáticos de la trilogía inmediatamente identificarán con Grey en su búsqueda de la ingenua Ana.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Una vez que un cliente tiene experiencia escogiendo su propia tela, alineado y botones y pasa por el proceso de los ajustes hilvanados y el producto terminado, nunca regresa al mundo de las tiendas listas para vestir”, dijo Behr.

“La razón es el control”.

Ahora ve
La cifra de grupos extremistas en Estados Unidos ha crecido en el último año
No te pierdas
×