Los restos atribuidos a Sor Juana regresan al extemplo de San Jerónimo

Los que se cree que son los restos de la poeta y ensayista fueron hallados en excavaciones realizadas entre los años 1974 y 1981
El cráneo que se atribuye a Sor Juana Inés de la Cruz, encon  El cráneo que se atribuye a Sor Juana Inés de la Cruz, encontrado en 1974
| Otra fuente: CNNMéxico

Los restos atribuidos a Sor Juana Inés de la Cruz (1651-1695), una de las grandes figuras de las letras mexicanas, serán depositados este viernes en el antiguo convento de San Jerónimo de la Ciudad de México, cumpliendo la voluntad que la religiosa expresó en su testamento.

El traslado responde a una petición remitida por la Universidad del Claustro de Sor Juana al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Lee: Estudios de ADN para autentificar a Sor Juana

Los que se cree que son los restos de la poeta y ensayista fallecida hace 320 años fueron hallados, junto a los de otras monjas, en excavaciones realizadas entre los años 1974 y 1981 en ese antiguo convento.

La rectora de la institución educativa, Carmen Beatriz López-Portillo, recordó que aunque no se puede afirmar "al 100 %" que los restos pertenezcan a la religiosa debido a la ausencia de una prueba de ADN, sí hay "indicios" y estudios que aportan pruebas esclarecedoras, como el análisis morfométrico del cráneo y el estudio del esqueleto que develaron características físicas que coinciden con las de Sor Juana.

En 2011, los restos que se presume son de la poetisa fueron analizados en un proceso de secuenciación del ADN a cargo del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), para compararla con los de su madre o los de sus supuestos parientes, la familia Ramírez España, descendiente de su hermana quienes radican en México. Sin embargo, López-Portillo informó este martes que se decidió que era difícil hacer ese estudio genético. 

La rectora señaló que aunque futuros exámenes científicos llegaran a indicar que los restos corresponden a otra persona, el depósito del viernes seguiría sin perder valor, porque guarda un componente "simbólico".

"Es un espacio simbólico de la defensa de la libertad, del derecho a la palabra, al conocimiento y a la verdad", lo que constituyó siempre la lucha de Sor Juana, expresó López-Portillo.

Los restos óseos, que actualmente se encuentran en instalaciones del INAH, se depositarán en un ataúd siguiendo su distribución original, para lo cual se ha llevado a cabo un trabajo previo que ha implicado tres semanas.

También se ha restaurado el rosario de 2.80 metros de longitud con el que fue enterrada, lo que ha obligado a reproducir 54 cuentas que se perdieron.

En la ceremonia se pronunciará la oración fúnebre que Octavio Paz pronunció en el 300 aniversario de la muerte de Sor Juana, y se realizará un homenaje a los recientemente fallecidos Arturo Romano Pacheco y Teresa Jaen, quienes encabezaron los trabajos de excavación en el antiguo convento de San Jerónimo.

Además de este acto central, la institución ha preparado una programación complementaria en torno a la figura de la autora de obras como La carta Atenagórica y la Respuesta a Sor Filotea.

Con información de EFE

Ahora ve
Una familia se reencuentra con su perrita después de los incendios en California
No te pierdas
×