Noticias del futuro

“Carlos Slim, despertará de la criogenia orgulloso de su última empresa: empleados sin fronteras”; Bárbara Anderson se aventura en la actualidad del mundo futuro, donde hasta el aire tendrá un precio
Bárbara Anderson

EU renueva el contrato con Grupo Slim
La noticia estaba dando vueltas, pero finalmente se confirmó: la Casa Blanca firmó por dos años más el contrato de Zonas Francas Laborales (LFZ) con Grupo Slim.

Con esta sola firma, los 40 millones de extranjeros que trabajan en EU también renovaron automáticamente su empleo con diferentes empresas.

Grupo Slim (nombre que adquirió el ecléctico Grupo Carso tras la criogenia de su fundador, Carlos Slim Helú) vuelve a ser el líder en contratación temporal en EU. Desde que el conglomerado mexicano propuso a Washington la solución al tema de la migración, ha sido el único administrador de los recursos humanos importados.

Fue en 2020 cuando Carso ideó las LFZ: zonas francas donde viven extranjeros, quienes no necesitan visas especiales de EU sino que dentro de estas áreas siguen siendo ciudadados de sus respectivos países. Cada uno de los ‘habitantes’ de las LFZ son pagados por un único empleador (Grupo Slim), que se hace responsable de las prestaciones y responde por ellos ante cada una de las empresas estadounidenses.

¿Les adelanto un chisme? El éxito de las LFZ no se quedará sólo en EU. Grupo Slim ha recibido propuestas de India, China y Rusia para replicar el outsourcing migrante.

Los futurofóbicos vs Chichén Itzá
Finalmente, el gobierno escuchó las demandas online de todos los usuarios de all contact (¿se acuerda cuando le decíamos internet?) para que se libere el acceso automático a los dos últimos monumentos históricos que faltaban en México: las pirámides de Teotihuacán y de Chichén Itzá.

Los futurofóbicos habían cercado físicamente –como en épocas inmemoriales– ambos sitios arqueológicos para que no se pudiera acceder a la megarred desde allí. Hoy sólo quedan fuera de all contact La Meca y el Muro de los Lamentos. ¿Cuánto creen que tardarán en liberarse?

El nuevo dueño del aire mexicano: Rusia
Desde que se privatizó la energía eólica (sí, el aire) cada mes de septiembre arranca la sangrienta carrera por esta licitación.

Ardido por haber quedado fuera el año pasado, Rusair –el consorcio dueño de todo lo respirable de Brasil, Groenlandia, Rusia, EU, Europa y el Polo Norte– ha sido el primero en enviar su proyecto a la sede virtual del gobierno mexicano. La energía eólica mexicana le permitiría a Rusair acercarse al gran monopolista mundial: Corea del Norte.

Los ingresos del gobierno mexicano por la energía eólica podrían superar este año a los de la exportación de humanos sanos, principal fuente de recursos del país.

Devlyn, la empresa del año
Desde que la centenaria firma mexicana desarrolló sus lentes de contacto educativos, su crecimiento ha sido exponencial. Sus teach lens son hoy lo que los iPod ayer.

Los lentes –que permiten aprender en pocas horas– son el gadget del momento. Este fin de semana renté ocho pares para completar mi colección de conocimientos inútiles: esperanto, cienciología, 1,000 recetas con un huevo, confección de trajes infantiles, producción televisiva, arpa y tarot.

Devlyn, que cotiza en todas las bolsas virtuales del mundo, es la firma del momento. Eso sí: con lo efímero de los negocios en estos tiempos, ¿cuál será el blockbuster que lanzará dentro de seis horas más para mantener sus ingresos?

No se asuste: estas noticias son un invento con picardía sobre el futuro.

Ahora ve
No te pierdas