Richard Branson: de la música a la banca

Con la polémica compra de Northern Rock el magnate de Virgin intenta transformar la banca británica.

Un banco que promete ser diferente

1
El lema interno de Virgin Money es ‘EBO’ (everyone better off /lo mejor para todos), e implica que todo lo que se hace debe ser lo mejor para los clientes y para la sociedad, y a la vez hacer dinero. (Foto: AP)
virgin money  (Foto: AP)

El ingreso de Richard Branson, el magnate dueño de Virgin Group, al sector bancario ocurre en medio de cambios regulatorios masivos y consolidaciones de la industria en Reino Unido y en toda Europa.

Los bancos están siendo obligados a aislar sus operaciones minoristas de sus unidades de banca con mayores inversiones de riesgo y de sus áreas de operaciones bursátiles por cuenta propia (proprietary trading).

"Se están produciendo más cambios estructurales en el mercado de Reino Unido que en cualquier otro momento de la historia reciente", dice Ian Walsh, socio de la unidad de instituciones financieras de Boston Consulting Group en Londres.

Aún en este contexto, Branson asegura que serán un "jugador formidable". El objetivo de Branson con Virgin Money es provocar cambios en una industria que nunca ha sido muy innovadora.

Además, la compañía de Branson se enfrentará a consumidores poco satisfechos. Según Which?, una publicación británica de defensa del consumidor, en promedio apenas la mitad de los clientes están satisfechos con sus bancos de cuentas de ahorro; 60% con los bancos de cuenta corriente y 66%, con sus proveedores de servicios de tarjetas de crédito.

"Éste es el desafío más grande que enfrenta Virgin Money", dice Daoud Fakhrí, analista de la banca minorista de Datamonitor.

Jayne-Anne Gadhia, CEO de Virgin Money, asegura que, para destacarse su banco enfatizará la simpleza y la transparencia.

En enero, Virgin lanzó su primera cuenta de ahorro, que ofrece un 2.85% anual de interés. No es la mejor tasa que existe, según la empresa de comparación de finanzas Moneyfacts Group.

El secreto, señala Virgin Money, es que no hay secretos: no hay requisitos de balance mínimo ni límites de retiro. La tasa de interés depende también de si un cliente utiliza los servicios bancarios en línea, por teléfono o a través de una sucursal.

*Bloomberg 

La compra genera controversia

2
Northern Rock ya había tenido un fallido intento de venta en 2007. (Foto: Reuters)
northern rock  (Foto: CNN, )

El Partido Laborista, que estaba en el gobierno británico cuando se produjo la nacionalización de Northern Rock en el año 2008, inmediatamente criticó la venta.

El gobierno había invertido 1,400 millones de libras (mdl) para recapitalizar el banco en enero de 2010, cifra mayor a los 747 millones de libras (mdl) en efectivo y 150 mdl en deuda convertible que pagó Branson por la compañía.

El gobierno actual, encabezado por el Partido Conservador en alianza con los Demócratas Liberales, obtendría como máximo 910 millones en efectivo. Sólo si Virgin Money hiciera una oferta pública o si se vendiera dentro de los próximos cinco años.

"Es un mal negocio para los contribuyentes", dice Chris Leslie, legislador laborista.

Leslie comenta que le preocupa en especial que el Tesoro permita a Virgin Money usar 250 mdl del capital del propio Northern Rock para financiar su compra. "Entregaron al banco un sobre lleno de efectivo", dice con respecto al Tesoro.

En respuesta a las denuncias de Leslie, el responsable de la Hacienda Pública de Reino Unido, George Osborn, escribió en noviembre que el gobierno había garantizado el "mejor acuerdo posible" para Northern Rock.

A fines de febrero de 2012, UK Financial Investments, la entidad de gobierno responsable de la venta de Northern Rock, señaló que antes de la misma había considerado todas las opciones posibles -entre ellas, reducir el negocio, una oferta pública inicial o la mutualización- y que Virgin Money ofreció la mejor alternativa.

Por su parte, Wilbur Ross, inversionista de Virgin Money, dice que la compañía está pagando más por Northern Rock -aproximadamente 80% de su valor nominal- que la tasa actual de precio; valor contable de la mayoría de los bancos que cotizan en Bolsa.

En marzo, los bancos europeos tenían una tasa con un valor nominal de 0.69% de acuerdo con datos de Bloomberg.

*Bloomberg 

Multimillonario y multifacético

3
 (Foto: AP)
richard branson  (Foto: AP)

A sus 61 años el multimillonario Richard Branson ha iniciado muchos negocios audaces y diversos que van desde la música hasta la aviación. Su más reciente apuesta va dirigida al sector financiero, con la adquisición del banco británico Northern Rock.

Virgin Group, el imperio de Branson, comenzó en 1970 como una tienda de música minorista. Al poco tiempo se convirtió en una firma discográfica que lanzó a estrellas de la música como The Rolling Stones y Sex Pistols.

Años después, Branson se aventuró a fundar la aerolínea Virgin Atlantic Airways. Ése fue el comienzo de un negocio multimillonario que incluye empresas dedicadas al turismo, la telefonía móvil, la televisión, el radio, etcétera.

Virgin Money Holding UK, la división de banca del imperio Virgin, nació en 2002.

Para 2010, la empresa tenía 3 millones de clientes y administraba 2,600 millones de libras (mdl) en sus operaciones de inversión; ese mismo año obtuvo por primera vez permiso para operar como banco.

En noviembre de 2011 Virgin Money compró Northern Rock por la cantidad de 747 mdl en efectivo y 150 mdl en deuda convertible por la adquisición, de acuerdo con un artículo publicado por la revista Expansión del 25 de junio de 2012 .

Northern Rock fue la primera víctima en el Reino Unido de la crisis de liquidez global. En febrero de 2008, luego de otorgarle préstamos de emergencia por 52,600 millones de dólares (mdd), el gobierno nacionalizó el banco para posteriormente dividirlo en dos, explica el reportaje escrito por Jeremy Khan, de la agencia Bloomberg.

A pesar de los intentos por salvarlo, en 2010 Northern Rock seguía siendo un banco no redituable con una pérdida de 224,000 mdl.

En este contexto se inserta la adquisición de Branson, cuyo reto no sólo será salvar al endeudado banco, sino también desafiar el dominio de los grandes bancos que durante dos décadas han dominado la industria inglesa.

Los expertos están a la espera de ver si el genio de los negocios puede modificar la banca británica del mismo modo que la marca Virgin ha alterado el orden de industrias tan diversas.

*Bloomberg

Las mentes detrás de Virgin Money

4
Desde que Jayne-Anne Gadhia se convirtió en la CEO de Virgin Money en 2007, su meta ha sido catapultar la institución al escenario central de la banca británica. (Foto: AP)
gadhia  Desde que Jayne-Anne Gadhia se convirtió en la CEO de Virgin Money en 2007, su meta ha sido catapultar la institución al escenario central de la banca británica. ✓  (Foto: AP)

En su cruzada por revolucionar la banca minorista de Reino Unido, Richard Branson se ha asociado con un artista experto en la recuperación de empresas: el inversionista en fondos privados Wilbur Ross.

La empresa de Ross, WL Ross & Co., ha invertido casi 350 millones de libras (mdl) en Virgin Money para adquirir 45%, una participación prácticamente igual a la de Virgin Group en su propia empresa.

"Creemos que existe un potencial considerable para captar la participación de mercado de otros bancos", dice Ross.

Ross se hizo famoso como especialista en quiebras en los años 80 y 90 en Rothschild. Entre sus negociaciones más famosas está la del Bank of New England, cuya quiebra en 2001 fue, en ese momento, la segunda liquidación de un banco más grande en la historia de Estados Unidos.

La otra mano derecha de Branson en Virgin Money es Jayne-Anne Gadhia. Desde que se convirtió en la CEO del banco en 2007, su meta ha sido catapultar el banco al escenario central de la banca británica.

Gadhia vio una oportunidad en la compra de Northern Rock, pues le daría instantáneamente a Virgin Money una presencia geográfica y una variedad de productos para estar a la par de los más grandes bancos minoristas de Reino Unido.

En octubre de 2007, asesorada por el banco de inversión Greenhill & Co., Gadhia organizó un consorcio para hacer una oferta por el banco en dificultades. Entre las personas a las cuales contactó Greenhill estaba Ross.

La oferta de Ross y Gadhia fracasó cuando el gobierno decidió nacionalizar Northern Rock. A pesar de esto, ambos se mantuvieron en contacto. Cuando a fines del verano de 2011 el gobierno británico puso nuevamente en el mercado a Northern Rock, se abalanzaron a su compra.

Ross contribuyó con 250 mdl, lo que le otorgó un control de casi la mitad de Virgin Money.

*Bloomberg