Entrena como atleta para ir a la oficina

El ejercicio mental, emocional y físico que hará de ti un ejecutivo de alto rendimiento.

Los atletas corporativos

1
“Una buena manera de reenergizarte durante el día es subir varios pisos por la escalera o salir a dar un paseo”, aconseja Jack Groppel en el libro, ‘The Corporate Athlete’. (Foto: Getty Images)
atleta ejecutivo  (Foto: Getty, )

Jack Groppel, consultor y autor del libro, The Corporate Athlete ('El atleta corporativo') está convencido de que los ejecutivos pueden proteger su salud y su felicidad, y al mismo tiempo desempeñarse a un alto nivel bajo presión haciendo lo mismo que hacen los atletas: entrenando.

Groppel, cuyos clientes van desde atletas de alto nivel hasta corporativos, admite que cualquier ejecutivo sabe que debe estar bien entrenado física, mental y emocionalmente para cumplir con el estrés de su trabajo. Pero que pocos se atreven a hacerlo.

"Si quieres mejorar tu desempeño corporativo, debes entrenar", dice Groppel en el sentido amplio, incluyendo tanto el entrenamiento físico como el espiritual.

Si tu objetivo es tener la misma energía a las ocho de la mañana (en la oficina) y a las ocho de la noche (en tu casa con tu familia), entonces nunca es demasiado tarde para empezar, según el libro de Groppel, cuya reseña fue publicada en la revista ExpansiónCEO de diciembre de 2012.

Siempre hay tiempo: el autor está cansado de quienes presentan excusas del tipo "no puedo" o "apenas tengo tiempo libre". Siempre hay un resquicio o se puede planificar mejor. Deberías empezar hoy mismo.

El autor, además, dice que esto no debe tomarse como una obligación: "Te sentirás realizado sólo cuando tus necesidades se transformen en tus deseos", escribe el autor, que hizo el libro en colaboración con Bob Andelman.

Muchos de los males de la vida corporativa -mal ánimo, poca motivación, agotamiento, falta de solidaridad de equipo- pueden ser solucionados con el programa de entrenamiento ofrecido en el libro, según su autor.

Para Groppel hay cinco claves para el éxito profesional: estar motivado y motivar a los demás; entrenarse mental y físicamente; perfeccionar tus habilidades; tomarse un tiempo para recuperar energía, y cultivar la espiritualidad.

Ejercicio: medicina contra la tensión

2
“Lo que daña la salud no es el estrés, sino la incapacidad para manejarlo”, apunta Jack Groppel. (Foto: Getty Images)
estres  “Lo que daña la salud no es el estrés, sino la incapacidad para manejarlo”, apunta Jack Groppel. /  (Foto: Getty, )

La alta gerencia es un mundo en el que hay que tomar muchas decisiones y viene acompañada, inevitablemente, de mucho estrés. La mejor manera de hacerle frente es estar entrenado para mantener un desempeño excelente incluso en momentos de gran tensión.

Un principio novedoso que propone el libro The Corporate Athlete, de Jack Groppel es éste: "No intentes reducir tu estrés. En cambio, incrementa tu capacidad para manejar estrés".

Un requisito esencial para lograr este objetivo es "aumentar la frecuencia de los periodos de recuperación".

Es decir, los momentos de relajación o distracción incluso en la oficina. Si nos hemos quedado sin gasolina, no tiene sentido seguir adelante. Es mejor parar, comer algo, pensar en otra cosa y después volver.

"Si vas a ser más productivo, si vas a ser un atleta mejor, vas a necesitar más energía", dice Groppel.

Groppel recomienda, por supuesto, hacer ejercicio. "Hay un tipo de estrés que siempre debe figurar en tu agenda: el ejercicio".

Algunos de los beneficios de ejercitarse son: un pulso cardiaco más bajo en descanso, mayor toma de oxígeno, mejor capilarización de la sangre y menor presión arterial, entre otros.

Para ello, el autor sugiere aplicar los conocimientos de negocios al plan de entrenamiento. Es decir, planificar tu programa de ejercicios como si fuera un business plan.

Es fundamental hacer al menos un poco de ejercicio todos los días, aun cuando sea sólo una sesión de estiramientos diarios.

Dieta balanceada: secreto de negocios

3
Casi 80% de las grandes empresas en México tienen un programa de nutrición para sus empleados. (Foto: Getty Images)
salud  (Foto: Getty, )

Desafortunadamente, muchos ejecutivos no saben nada de su alimentación, porque no han sido expuestos a la relación entre desempeño y nutrición.

"El trabajo principal de la nutrición es mejorar el desempeño", escribe Jack Groppel, autor del libro ‘El atleta corporativo'.

Groppel enumera algunos "secretos nutricionales del atleta corporativo":

  1. El peso no importa,  lo que importa es el índice de grasa corporal.
  2. No es necesario "hacer dieta" o someterse a durísimos programas de reducción de peso. Con sólo mejorar un poco es suficiente.
  3. Come bien sin morirte de hambre: nunca dejes demasiadas horas sin comer, la falta de energía afectará tu rendimiento y te hará abalanzarte sobre la comida cuando finalmente puedas hacerlo.
  4. Cuando estás agotado físicamente, tu cuerpo te pide calorías para recuperarse. Cuando estás agotado mentalmente no hacen falta tantas calorías, pero sí una buena nutrición que te permita volver a estar alerta.
  5. A la hora de la cena, intenta no comer demasiado ni beber alcohol. Especialmente si al otro día debes despertarte temprano para una jornada de presentaciones o reuniones con clientes. El alcohol deshidrata y dificulta el sueño.
  6. Toma un buen desayuno. Si no desayunas, estás privando a tu cerebro del combustible que necesita (glucosa) para funcionar hasta la hora de la comida.
  7. Bebe muchos líquidos, especialmente agua y jugos de frutas, pero evita la cafeína, "que deberías reducir al mínimo", dice Groppel.
  8. No está "prohibido" comer en restaurantes de comida rápida, pero si lo haces, intenta pedir algunas de ofertas saludables.

Groppel pide a los lectores que se tomen el tiempo de diseñar un menú para su vida. Debes "comer estratégicamente", sugiere. Armar un menú de cada tres días.