Valora a tus pequeños inversionistas

Desecha los mitos y haz que los socios minoritarios aporten a las decisiones de la empresa; muchos de ellos pueden ser pequeños empresarios y esperan transparencia y rendición de cuentas.
Burbuja  (Foto: Getty)
Daniel Aguiñaga y Odette Navarro Delgado*

En México, aunque las empresas pueden obtener recursos de distintas entidades financieras, muchas prefieren la inversión directa del accionista minoritario.

Existen mitos en torno al valor que pueden o no aportar este tipo de inversionistas. Como resultado de estas suposiciones, los ejecutivos toman poco en cuenta a sus accionistas minoritarios y las aportaciones que podrían hacer.

Por su lado, los pequeños inversionistas esperan transparencia y rendición de cuentas sobre su inversión, que no llegan.

Mito Realidad
La mayoría de los pequeños accionistas no son empresarios y los ejecutivos piensan que éstos no podrían participar en las decisiones de una sociedad ni dar una aportación técnica a los negocios.  Muchos pequeños accionistas son dueños de empresas familiares que hoy son grandes organizaciones que ellos mismos formaron y administraron por mucho tiempo sin ayuda de directivos experimentados.

De hecho, estos empresarios tuvieron una amplia visión y aprendieron todos los procesos de sus negocios sobre la marcha, incluyendo la forma de asumir riesgos, tomar decisiones, establecer alianzas y mantener relaciones de negocios.

El número de acciones en posesión determina el control administrativo y la cantidad de aportaciones. Por eso, la participación de los accionistas minoritarios parece poco significativa y de baja contribución al negocio, y los grandes accionistas los dejan sin voto en las decisiones estratégicas. Hoy, hay diferentes mecanismos de gobierno corporativo y leyes como la del Mercado de Valores que fomentan la participación equitativa y responsable de los minoritarios en las decisiones que afectan su patrimonio.

También impulsan la protección de sus intereses. Por ejemplo, algunas leyes identifican a los pequeños accionistas como consejeros y les dan la posibilidad de oponerse a resoluciones tomadas por los accionistas mayoritarios.

Algunas empresas en México incluso dan valor al voto de accionistas con porcentajes aún mayores a los que marca la Ley General de Sociedades Mercantiles (como en el caso de las Sociedades Anónimas Promotoras de Inversión).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

*Daniel Aguiñaga es socio de la consultora Deloitte y Odette Navarro, gerente de la consultora Deloitte.

Ahora ve
México, EU y Colombia dialogan para combatir en conjunto el consumo de drogas
No te pierdas
×