‘El auto increíble’ está muy cerca

Empresas automotrices ya trabajan en vehículos que se manejan solos e interactúan con el conductor; pero antes de masificarlos deberán superar obstáculos legales, de conectividad y hasta éticos.
auto  (Foto: Getty)
Leonardo Peralta
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Sensores que analizan el cansancio del conductor, modernos sistemas de comunicación que interactúan con las personas al volante y... ¿un auto que se maneja solo?

La tecnología a bordo de los vehículos evoluciona rápidamente y las empresas del sector automotriz comienzan a preparar diversos sistemas dentro de ellos, que hacen que el 'batimovil' del famoso superhéroe de los comics parezca toda una antigüedad.

"En los próximos años se incorporarán sensores en piezas como el volante que permitiría conocer el estado de salud del conductor", dice el director de Tecnologías de Información de Grupo Logistics, Héctor Alatorre, a la edición del 27 de septiembre de 2013 de la revista Expansión.

"Desde la central podremos enviar un mensaje de audio para indicarle que se detenga a descansar o detener el motor si se encuentra en un estado inconveniente", añade Alatorre, de la empresa mexicana de transporte terrestre de carga.

En septiembre de 2013, Nissan lanzó al mercado un reloj que mide el rendimiento del vehículo, así como la forma de manejar del conductor, avisando de posibles averías y errores al volante.

Por su parte OnStar, la empresa de General Motors que desarrolla un servicio de asistencia para sus autos, logra algo que parece de ciencia ficción: encender desde un teléfono móvil el aire acondicionado y el motor de un vehículo a varios metros de distancia.

De acuerdo con el director de Relaciones Públicas de la firma, Alfonso Monreal, OnStar también comunica en tiempo real al vehículo con un centro de ayuda remota.

"Esta tecnología puede detectar algo inusual, como una voltereta o un frenado demasiado brusco, y manda una alarma automáticamente al centro de ayuda", dice el directivo de OnStar, que en el verano de 2013 lanzó este servicio en México para los modelos Chevrolet, Cheyenne y GMC Sierra.

Autos 100% entretenidos

En cuanto a los sistemas de comunicación y entretenimiento ya existen vehículos de alta gama que incorporan grandes pantallas táctiles con todo tipo de información y contenidos audiovisuales: internet, películas, música y videojuegos.

En los próximos dos años la mayoría de los autos podrá contar con estos dispositivos. Sin embargo, en México la situación es diferente; para que estos sistemas funcionen, primero se necesitan superar las limitaciones de las actuales redes de telecomunicaciones.

Y es que sólo las principales ciudades del país como el Distrito Federal, Monterrey y Tijuana, cuentan con la red de última generación (4G).

Un vehículo, ¿sin conductores?

Desde 2006 un grupo de la Universidad Libre de Berlín, Alemania, liderado por el mexicano Raúl Rojas, trabaja en un proyecto denominado AutoNOMOS y un año más tarde, un auto creado por ingenieros de la universidad estadounidense Carnegie Mellon, en Pittsburgh, recorrió 96,000 kilómetros de carreteras urbanas.

Google no se queda atrás y desde 2011 realiza pruebas de su sistema de conducción autónoma en localidades de California.

Pero más allá de pruebas controladas, serán necesarios más años de experimento en caminos de todo el mundo para que estos autos puedan comercializarse masivamente, indica el director general de TechBA Michigan, Raúl Carvajal, un centro de apoyo para empresas tecnológicas mexicanas especializadas en el sector automotriz.

Mucha tecnología, pocas regulaciones

A pesar de que la tecnología ayuda a que los autos del futuro se vuelvan una realidad, éstos aún tendrán que resolver obstáculos legales y éticos.  

"A medida que los sensores en los automóviles capturan más información sobre los conductores, los servicios financieros y comerciales pueden acceder a ella, quizá sin que el individuo lo autorice", señala el abogado de Electronic Frontier Foundation, Nate Cardozo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La organización estadounidense se dedica a proteger los derechos de los consumidores de productos tecnológicos.

Aún no hay marcos legales que regulen este intercambio de información, por lo que antes de que estas tecnologías se masifiquen se tienen que analizar, añade Cardozo. 

Ahora ve
Con su música, estas monjas rockeras quieren inspirar al mundo
No te pierdas
×