Superemos diferencias: directivos a Peña

El líder del Consejo Mexicano de Hombres de Negocio envía su mensaje a través de Expansión; Claudio X. González ocupa el lugar 17 del ranking 'Los 100 empresarios más importantes de México'.
claudio x. gonzalez laporte  (Foto: Revista Expansión)
Claudio X. González
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

"A pesar de que algunas medidas que adopte el gobierno dentro de esa transformación de México pudieran no ser de nuestro agrado, trataremos de superar las diferencias que nos alejan para aceptarlas", escribe el presidente del Consejo Mexicano de Hombres de Negocio, Claudio X. González, en una carta dirigida al presidente Enrique Peña Nieto.

En una colaboración especial para la edición 2013 del ranking 'Los 100 empresarios más importantes de México' de la revista Expansión, X. González enfatiza la importancia de que el país avance dentro de un sendero de modernidad con paz social.

Desde 2009, la publicación invita a empresarios, políticos y periodistas a enviar un mensaje a algún personaje del mundo ejecutivo o político.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Claudio X. González, quien también preside el consejo de administración de Kimberly-Clark de México, ocupa la posición 17 en el ranking anual.

A continuación la versión completa de la carta publicada por Expansión en su edición del 11 de octubre de 2013.

Superar las diferencias
De: Claudio X. González Laporte
Para: Enrique Peña Nieto, presidente de México
Hace casi un año, en octubre de 2012, el entonces presidente electo, licenciado Enrique Peña Nieto, escribió en estas páginas una carta a la que llamó ‘Estado y empresarios debemos ser aliados’. En ella daba a conocer algunas de las ideas fundamentales en las que establecería esa nueva relación entre el gobierno y los empresarios.
Me permito hacer algunos comentarios sobre lo que, al respecto, se ha alcanzado en estos meses.
Es de alabarse la claridad con la que el presidente electo señaló algunos de los ejes fundamentales de lo que sería su política ya como mandatario y la firmeza con la que los ha perseguido.
A pesar de que, como se ha insistido, la situación económica por factores internos y externos no ha sido favorable y que, en lo político, enemigos del progreso han pretendido hacerlo cambiar el rumbo, hemos visto una actividad legislativa que verdaderamente tiende a reformar a México y no solamente a administrarlo.
De tiempo atrás, el sector privado ha insistido en que es necesario que México ingrese plenamente al siglo XXI y se libere de los atavismos que lo han mantenido atado a un pasado que, si en su momento pudo ser bueno, actualmente ya no es admisible. Por ello, y éste es el propósito central de mi comentario, quiero decir que a pesar de que algunas de las medidas que adopte el gobierno dentro de esa transformación de México pudieran no ser de nuestro completo agrado, trataremos de superar las diferencias que nos alejan para aceptarlas.
Todo ello dentro de un propósito inquebrantable de apoyarlo a que salga adelante, porque firmemente creemos que está trabajando por el bien de todos.
En primer término, quiero hacer notar que no se menciona en la carta a la que me he referido uno de los temas centrales de toda reforma: la educación.
Quizá se debe a que en ese momento el presidente electo no pensaba dar al empresariado participación en esta materia fundamental para manejarla exclusivamente como un tema de Estado.
Esto es posible, pero no puedo dejar de mencionar la gran satisfacción que todos tenemos por la aprobación de la reforma educativa, un pilar para el desarrollo de nuestro futuro.
Dicho lo anterior, seguiré el orden de los temas de la carta.
Si bien es cierto que una de sus primeras iniciativas fue la de crear la Comisión Nacional Anticorrupción y la ampliación de las capacidades del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) para que tuviese facultades sobre todos los poderes públicos federales, estatales y municipales, todavía no han sido aprobadas en el Congreso.
La iniciativa anticorrupción, tan necesaria, concebida como él la planteó, está detenida por cuestiones de concepto.
La del IFAI, al parecer, ya se encuentra en un camino de solución, lo que por primera vez dará acceso a los ciudadanos a la información de los partidos políticos y sindicatos que reciban recursos federales. Sin duda, un gran avance en esta materia.
Creo firmemente que si se pide a los contribuyentes el pago de mayores impuestos, tenemos el derecho de saber en qué se utilizarán y que su aplicación será honesta y transparente.
Por eso considero fundamentales estas reformas.
La transparencia y la rendición de cuentas son los pilares para que el país avance y logre crecer a todo su potencial.
Sobre la reforma hacendaria integral, mi pensamiento es en el sentido de que habrá que trabajar intensamente, tanto con las autoridades como con el Congreso, a fin de que la reforma cumpla el objetivo primordial de impulsar el crecimiento y el empleo.
Habrá que revisar si el acudir fundamentalmente a los impuestos directos, que gravan a los que ya pagan, es la mejor manera para conseguir los recursos que hacen falta.
Afortunadamente, contamos con que —mediante argumentaciones debidamente fundadas en las mesas de diálogo que habremos de establecer— se logre ese propósito tanto en el corto como en el largo plazo.
Indudablemente, hacen falta más recursos al erario público y habremos de colaborar para que los consiga dentro de un esquema de plena colaboración que atienda, sobre todo, la necesidad de mantener la competitividad del país.
Máxime ahora, cuando están en proceso de alcanzarse reformas muy importantes que la impulsarán y que, para conseguir plenamente su objetivo, deben complementarse con un esquema fiscal, ágil, moderno y que promueva la inversión.
Dicho lo anterior, con satisfacción vemos que lo que se enunció en materia de reforma energética cumple las expectativas. De lograrse, como todos lo esperamos, tendremos en los hidrocarburos una fuente de recursos que sea una verdadera palanca para el desarrollo, la productividad y el crecimiento.
Habrá que cuidar, sin duda, que el contenido que finalmente tenga esta reforma sea atractivo para que la inversión privada venga a complementar a la pública, sin que la nación pierda la propiedad de sus recursos.
Por otra parte, la reforma laboral ya es un logro de la administración del presidente Peña Nieto. Pero a ésta, quizá por llevar poco tiempo en vigor, no se le han visto todas sus ventajas.
El país tenía muchos años sin ningún avance en esta materia y ahora finalmente tenemos nuevos y modernos instrumentos para fomentar la capacitación y el empleo.
Con la reforma hacendaria se ha presentado también otro de los programas que el entonces presidente electo anunció hace un año: el seguro social universal.
Naturalmente que entendemos el amplio contenido social de esta propuesta y solamente esperamos que el gasto adicional que ella representará sea financiado adecuadamente.
Finalmente, en cuanto a infraestructura, si bien se han anunciado algunos planes y proyectos, todavía no hemos visto un programa integral en esta materia, indispensable para dar a nuestro país una mayor competitividad.
En resumen, considero que el primer año de la nueva administración nos ha dejado como enseñanza que México, si se lo propone, sí puede avanzar dentro de un sendero de modernidad con paz social.
Al mismo tiempo, el presidente Peña Nieto nos ha mostrado que tiene el mayor interés en revertir los índices de pobreza, en lo que todos coincidimos. En la forma de lograrlo es en donde podemos tener algunas diferencias, ninguna insalvable.
La ‘neta’, como dicen los jóvenes, la nueva administración es una dedicada a reformar y transformar el país.
Estamos viviendo un momento histórico y sería imperdonable no aprovecharlo para lograr lo que tanto se ha anhelado: un país con crecimiento, inclusión y con la creación de una clase media amplia y pujante.
Como empresarios esto nos da mucho gusto y nos genera un gran entusiasmo para invertir, innovar, crear empleos y contribuir a que nuestro país crezca a su muy importante potencial, con beneficios para todos.
Ahora ve
La estatua de Diego Armando Maradona que provocó burlas en internet
No te pierdas
×