Carlos Hank Rhon: un modelo empresarial

Aporta al crecimiento del país, afirma su hijo Hank González en una carta publicada por Expansión; ambos ejecutivos integran el ranking 2013 de ‘Los 100 empresarios más importantes de México’.
carlos hank gonzalez  (Foto: Jorge Garaiz)
Carlos Hank González
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

"Carlos Hank Rhon es, para mí, un reflejo de lo que debe ser un empresario", escribe Carlos Hank González en una carta dirigida a su padre, dueño de Grupo Financiero Interacciones y Grupo Hermés, y quien ocupa la posición 52 en el ranking de 'Los 100 empresarios más importantes de México' de la revista Expansión.

En una colaboración especial para la edición 2013, Hank González, director general de Grupo Financiero Interacciones y también integrante del listado en la posición 63, indica que en los últimos 20 años pudo conocer al empresario, más allá del padre.

El primogénito dice que también ha descubierto en Carlos Hank Rhon a un hombre metódico, que valora el esfuerzo y el trabajo bien hecho, la capacidad de análisis, la lealtad y la responsabilidad.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Desde 2009, la publicación invita a empresarios, políticos y periodistas a enviar un mensaje a algún personaje del mundo ejecutivo o político.

A continuación la versión completa de la carta publicada por Expansión en su edición del 11 de octubre de 2013.

Todo es posible con un plan
De: Carlos Hank González
Para: Carlos Hank Rhon
Carlos Hank Rhon es uno de los hombres de negocios mexicanos más relevantes de las últimas décadas. Él ha sido mi principal modelo a seguir en mi formación como empresario. Su trayectoria, su aportación a México y su calidad humana son factores suficientes para escribir de sus méritos con cariño y sin perder la objetividad.
He trabajado con él los últimos 20 años y pude conocer al empresario, más allá del padre. Al empresario exitoso, capaz de identificar oportunidades de negocio y capitalizarlas de una manera impresionante. Lo hizo cuando apostó por Cerrey, una firma regiomontana que hace 30 años batallaba por sobrevivir. Hoy, es líder mundial en la generación de energía con vapor, con clientes en más de 25 países y más de 10 proyectos en Arabia Saudita.
He podido conocer al empresario con visión para construir nuevas empresas. Él, a partir de una pequeña casa de bolsa que adquirió en 1978, creó el tercer grupo financiero mexicano más importante del país: Interacciones, que emplea a más de 1,000 personas y que contribuye al desarrollo de México a través del crédito a la infraestructura, especialmente para estados y municipios.
He aprendido del empresario innovador, capaz de tomar riesgos y diversificar su cartera de empresas en los sectores donde puede generar valor. Desde la venta de automóviles en la distribuidora de Mercedes-Benz o con Hermes Infraestructura, responsable de obras como el túnel El Sinaloense, en la autopista Durango-Mazatlán. Además del Gran Museo del Mundo Maya de Mérida, el primero en Latinoamérica desarrollado en una asociación público-privada. Ahora incursiona en el turismo, donde está por iniciar un complejo hotelero en Playa Mujeres, Quintana Roo.
En cuanto a su estilo de trabajo, descubrí a un hombre metódico, que valora el esfuerzo y el trabajo bien hecho, la capacidad de análisis, la lealtad y la responsabilidad. Un hombre que en su vida supo ponerse metas altas, medirlas y superarlas. En una sociedad como la nuestra, el orden y el método de mi padre siempre han sido una ventaja competitiva. Él es una muestra más de que con esfuerzo y trabajo, pero sobre todo, con un plan, todo puede ser posible en nuestro país.
Descubrí en Carlos Hank Rhon a un maestro estricto pero inspirador, que desde muy joven me enseñó el valor del trabajo. Me dio la confianza y me dejó volar para alcanzar el lugar que hoy ocupo, sin descalificar mis decisiones. Es un maestro que me enseñó que lo más importante para un empresario, más allá del éxito, es contribuir, tangiblemente, a transformar la vida de tu comunidad y esto es lo que he intentado plasmar en nuestras empresas.
Carlos Hank Rhon es, para mí, un reflejo de lo que debe ser un empresario. Es y ha sido mi modelo a seguir, mi mentor y mi ejemplo. Un hombre a quien me une el mayor cariño y la mayor admiración, un mexicano entregado a nuestra familia, a generar empleos y a contribuir al desarrollo de México.
Ahora ve
Fiscal general de EU culpa a migración por pandillas y terrorismo en el país
No te pierdas
×