TLCAN hace eficiente al rubro automotriz

El pacto regional de comercio afianzó a México como una plataforma exportadora de vehículos; a 20 años de su entrada en vigor ha hecho de la industria una de las más eficientes del mundo.
Autos  (Foto: Alejandro Herández)
Leonardo Aramis

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) afianzó a México como una potencia automotriz. En 20 años, desde su entrada en vigor, el país ha triplicado su producción de autos. Hoy, es el octavo productor en el mundo y el cuarto exportador.

En 1992, cuando los gobiernos de Canadá, Estados Unidos y México comenzaron a negociar el acuerdo comercial, el valor de las exportaciones automotrices de México era de 5,900 millones de dólares (mdd). En 2013, esa cifra es de más de 80,000 mdd.

"La industria automotriz es, sin duda, un ejemplo claro de los resultados satisfactorios en materia de acceso a nuevos mercados", dice Óscar Forteza, director de Políticas Públicas de General Motors de México. "Esto se debe gracias a los tratados y acuerdos comerciales internacionales".

Además, la apertura comercial aumentó la competencia y fomentó la eficiencia del sector, según la división de investigación del banco español BBVA.

En 1993, las 14 plantas automotrices instaladas en el país produjeron un millón de autos. Hoy en día, las armadoras producen tres veces más autos con sólo cuatro plantas más.

La armadora japonesa Nissan fabrica en sus dos plantas en México 4.5 veces más vehículos en promedio que en los 14 centros de producción que tiene en Japón.

"Después de 20 años, México se ha posicionado como una plataforma para el desarrollo y fabricación de vehículos, autopartes y componentes globales con los más altos y estrictos estándares de calidad internacional", dice Carlos Sánchez, director de Ventas, Mercadotecnia y Servicio de Ford de México.

En su guía internacional para elegir el mejor lugar para diferentes negocios, la consultora KPMG ubicó a México como el tercer país más rentable para la industria automotriz.

Por eso, armadoras como Audi, Honda y Mazda decidieron en los últimos dos años construir nuevas plantas en México, dice Luis Lozano, socio líder de la Industria Automotriz de PwC, la firma de auditoría y consultoría más grande del mundo por ventas.

La llegada de nuevas armadoras significa que ahora los mexicanos tienen más opciones a la hora de comprar un vehículo nuevo.

En 1993, sólo existían cinco armadoras, ahora hay 52 marcas, que venden casi 1,500 modelos, según Armando Soto, presidente de la consultora automotriz Kaso & Asociados.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Aun así, los mexicanos siguen comprando menos autos nuevos que los argentinos y los brasileños.

"El gran reto para México es desarrollar su mercado interno", dice Carlos Elizondo, politólogo del Centro de Investigación y Docencia Económicas y ex embajador de México ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Ahora ve
Esta exhibición de esculturas de Navidad te va a dejar helado
No te pierdas
×