Aprende a encarar los cambios laborales

La teoría del acondicionamiento te da tips que te ayudarán a fortalecer tu capacidad de adaptación; pero si ya estás en medio del cambio, aplica algunas estrategias. Tomarlo con calma es la primera.
Superman  (Foto: Getty)
Sandra Erosa

¿Se aproximan cambios en tu oficina, tu vida laboral o tu carrera? ¿No sabes si éstos serán buenos o malos para ti? Lo peor que puedes hacer es quedar paralizado ante el miedo o resistirte; lo mejor, actuar de inmediato poniendo en marcha algunas estrategias, pero también fortaleciendo todos los días tu capacidad para adaptarte a cualquier cambio voluntario o involuntario.

Lo normal es que nos resistamos al cambio por el temor a lo desconocido. Para el doctor en psicología James O. Prochaska, los cambios que no tienen consecuencias agradables (despidos, nuevos jefes, separaciones o muertes repentinas) son percibidos como un castigo, aunque no sea así.

De acuerdo con la teoría del condicionamiento operante de B.F. Skinner, si logras darle un giro positivo a un cambio negativo no deseado, puedes encontrarle el lado agradable.

Con la finalidad de reducir el impacto de cualquier cambio en tu vida, primero debes incrementar tu capacidad de adaptación, publica la revista Quo en su edición de enero 2014. Esto puedes lograrlo realizando actividades diferentes a tu cotidianidad, como comenzar una rutina de ejercicio o iniciar algún proyecto que desarrolle tus habilidades.

Esas mínimas acciones pueden ayudarte a sufrir menos en situaciones que llegan de manera abrupta y desagradable. Kendra Cherry, especialista en rehabilitación psicosocial, piensa que esos cambios son mejores que los grandes planes de fin de año que muchas veces resultan fallidos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Aunque ahora parezca lejano, una vez que hayas afrontado un cambio sorpresivo con una actividad que realmente te guste, poco a poco notarás un nuevo estilo de vida que irás sintiendo como normal y será tu nueva realidad.

En este punto habrás creado los hábitos necesarios no solo para aceptar aquello que no estaba en tu control, sino para cambiar lo que realmente querías cambiar.

Estrategias útiles para afrontar el cambio
Visita al especialista Busca a una persona que pueda darte el mejor consejo  y más informado con respecto a la transformación del cambio no deseado.
Aprovecha la red Tus amigos, familiares o la gente que te conoce pueden darte más opciones de las que se ven cuando estás frente a un problema.
Tómalo con calma Date tiempo para prever el resultado que deseas, así como para pensar con respecto a lo que está sucediendo.
Nunca olvides Recuerda los cambios que has hecho en tu vida que te han llevado a un lugar mejor. Reconócete en los riesgos que te has atrevido a correr.
Ahora ve
Las razones que hacen del aguacate el “oro verde” de Michoacán y de México
No te pierdas
×