La pizza, ¿italiana? No tanto

El poeta Virgilio ya mencionaba en La Eneida el pan delgado y circular con especias y hierbas; mucho después los napolitanos le agregaron salsa de tomate y con tanto éxito que cruzó fronteras.
pizza  (Foto: Getty)
Carolina Aranda

La pizza, el manjar que ha propiciado el imperio de la hoy tan mal afamada comida rápida, pero que deleita paladares en sus diversas presentaciones, fue un invento grecorromano.

Su nombre era plakuntos (en griego) o picea (en romano), según cuenta Virgilio en 'La Eneida'. Sus ingredientes eran especias y hierbas sobre un pan delgado y circular.

Luego llegó a Nápoles, Italia. Los napolitanos, a quienes se les adjudica la creación de este alimento tal y como lo conocemos hoy, sólo agregaron la salsa de tomate mucho después. Allí tuvo éxito y, con el paso del tiempo, se expandió por los alrededores, publica la revista Quo en su edición de mayo de 2014.

En ese lugar surgió la primera pizzería: Port’Alba, y se encontraba en la actual Via Port’Alba 18.

En el siglo XIX, este platillo tocó tierra americana y en 1952 inspiró al compositor Harry Warren a escribir 'That's amore'. Allí compara al enamoramiento con el sabor de la pizza y su pasión ha contagiado a muchas generaciones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En 2013, una pizza obtuvo el récord Guinness a la más grande del mundo: se llamaba Octaviana y midió 39.62 metros de diámetro, pesó 26 toneladas y los chefs cocinaron 5,234 partes durante 48 horas seguidas.

Se dice que, en 1889, la reina Margarita Teresa de Saboya, nieta de Felipe II, estaba en Nápoles; mandó llamar al pizzero más importante de la región para que cocinara para ella. Llegó Rafael Esposito quien, en su honor combinó pizza con albahaca, tomate y queso mozzarella -los colores de Italia- y la metió al horno; así nació la famosa pizza Margarita.

Ahora ve
Sobrinos de la primera dama venezolana son sentenciados a 18 años de prisión
No te pierdas
×