Las lecciones del tren México-Querétaro

La cancelación de la licitación es una mala señal para los inversionistas, dice Clara Luz Álvarez; la investigadora de la UNAM ve más dificíl un caso así en el sector de las telecomunicaciones.
tren  (Foto: iStock by Getty Images.)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La investigadora del instituto de investigaciones jurídicas de la UNAM, Clara Luz Álvarez, habló con Expansión sobre lo que deja el caso de la cancelación de la licitación del tren México-Quéretaro hacia futuras licitaciones en el sector telecomunicaciones.

Expansión la entrevistó para su informe especial El otro Mexican Moment: Sin Estado de derecho no hay Crecimento, publicado el 19 de diciembre de 2014.

-¿Qué implicaciones puede tener para el sector telecomunicaciones lo sucedido con la fallida licitación del tren México-Querétaro?

Es una pésima señal al público inversionista. En los procesos de licitación hay un momento en el que el gobierno puede declarar cancelada la licitación, pero esto sucedió cuando el fallo había sido declarado. Además, el fallo se canceló sin especificar la figura jurídica usada para hacerlo. Lo sucedido pone de manifiesto que se necesita mejor información respecto del objeto de las licitaciones y de la pertinencia misma de la licitación.

Por ejemplo, en los próximos meses se licitará una banda de acceso compartido en la banda de los 700 megahertz y todavía no hay información pública detallada sobre la pertinencia de esta nueva red.

-¿Es posible que algo similar suceda en licitaciones para el sector telecomunicaciones?

Depende quién organice las licitaciones. El Instituto Federal de Telecomunicaciones es un organismo autónomo, por lo que está menos sujeto a decisiones del Poder Ejecutivo, amén de que es un órgano donde las decisiones requieren un consenso colectivo por lo que sería más difícil que decisiones unilaterales cambien fallos o los revoquen.

-¿Es inevitable que problemas políticos afecten licitaciones de telecomunicaciones?

En 2010, la licitación 21 del espectro radioeléctrico se llevó a cabo exitosamente, pero se interpusieron decenas de amparos y otros recursos jurídicos para impedir que se otorgaran las concesiones ganadas.

En esta ocasión existen dos tribunales especializados en telecomunicaciones, por lo que el uso del amparo para descarrilar una licitación sería una estrategia poco exitosa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-¿Qué se puede hacer para evitar que se repitan situaciones de este tipo?

Una sugerencia sería que el proceso de preparación de las bases incluya una consulta pública. Eso serviría para conocer con detalle la pertinencia de la licitación y si hay algún elemento que parezca extraño, hacerlo visible.

Ahora ve
Cinco consejos para viajar aunque no tengas mucho dinero
No te pierdas
×