La fórmula para mantener tus propósitos de Año Nuevo

¿Cuál es tu diagnóstico a un mes? Si la respuesta no es alentadora, te conviene seguir estos pasos; el 20% de las promesas hechas se desvanecen en enero y el otro 80% durante el resto del año.
Sandra Erosa
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

 “Este 2015 sí voy a cumplir mis propósitos”, sueles decir. Pero qué tanto eres capaz de persistir para verdaderamente mantenerlos y poder cumplirlos al término del año.

El psicólogo de la UNAM, César Hernández Espejo, comenta a la revista Quo en su edición de enero 2014 que, regularmente, el 20% de los propósitos de Año Nuevo se pierden dentro de la primera semana de enero, y por lo menos el 80% de los restantes se abandonan a lo largo del año.

Querer seguir un plan al pie de la letra y sin distracciones puede ser un problema, pues este normalmente no es parte del mundo real.

Lee: 6 pasos para sobrevivir a la cuesta de enero

En la vida suceden muchos inconvenientes y cosas que no habías planeado; además, la verdad es que, frecuentemente, estableces los objetivos en un momento en que estas más relajado y tu día a día no es como lo vives cotidianamente.

En este sentido, la doctora Robynne Chutkan, autora del libro 'La buena digestión', propone que al realizar un plan pretendas cumplirlo un 80%; así el éxito estará casi asegurado, pues se eliminan la presión y la culpa de no poder salirse de la línea y permite seguir viviendo la vida cotidiana. 

Debes buscar hacer los proyectos más manejables, con metas tangibles y dentro de plazos posibles; se trata tanto de proponerte un qué hacer, como un cuándo y cómo hacerlo.

El doctor en psicología Timothy A. Pychyl sostiene que “cuando tenemos un proyecto significativo, y lo hacemos manejable, estamos en la vía del éxito”.

La formula infalible para lograrlo

Prográmate. Especifica el resultado que deseas y no lo que quieres evitar, así te programarás en positivo para dirigirte a un resultado concreto.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Ten menos dependencia al entorno. Las metas deben estar bajo tu control y ser ajenas a los demás. De este modo serás responsable y podrás controlar el resultado.

Más claridad. Piensa objetivos concretos; así tendrás parámetros para medir cuánto te acercas al éxito y si vas por el camino correcto o en algún momento debes corregir.

Ahora ve
Los cultivos de café latinoamericanos están bajo la amenaza del cambio climático
No te pierdas
×