Buscan tratar embolias cerebrales a larga distancia

PTM planea incursionar en México antes que finalice 2015 con esta técnica que ya se utiliza en EU; los fundadores de la empresa de telemedicina fueron Emprendedores del Año de Expansión en 2014.
emobolias, grupo ptm  (Foto: Jesús Almazán)
Jimena Tolama /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Intervenir a un paciente que acaba de sufrir una embolia cerebral sin que el médico especialista esté físicamente presente en el hospital es una realidad en Estados Unidos o España. En México, la empresa de telemedicina Grupo PTM planea implementarla antes de que finalice 2015, por lo que sería pionera en el país. 

Este servicio es conocido como teleictus y tiene por objetivo otorgar asistencia rápida a pacientes que han sufrido una embolia cerebral en unidades sanitarias que no cuentan con médicos especializados.

En estos casos, los médicos que atienden la emergencia contactan vía teleconferencia a un equipo de neurólogos radicado en otra localidad y, asesorados por este grupo, administran el tratamiento para detener el episodio y reducir las posibles secuelas.

Lee: Médicos mexicanos llevan servicios de radiología a la nube

La atención inmediata es clave para reducir el riesgo de fallecimiento, así como los daños colaterales en este tipo de eventos.

Los accidentes cerebrovasculares o ictus, que incluyen a la embolia cerebral, son la tercera causa de muerte en el mundo, de acuerdo con el reporte de Estadísticas Mundiales Sanitarias 2014 de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En México son la sexta causa, según el último Perfil Epidemiológico de las Enfermedades Cerebrovasculares en México, elaborado por el Sistema Nacional de Vigilicancia Epidemiológica en 2010.

Del diagnóstico a la intervención

El teleictus es la nueva apuesta de los fundadores de Grupo PTM, Ulises Bacilio y Eric Kimura, quienes aseguran que el tratamiento vía remota es hasta 80% más rápido que el método convencional. Para traerlo a México están asociados con la empresa española Savana.

Desde 2010, PTM ofrece a hospitales la interpretación a distancia de estudios radiológicos y el almacenamiento y gestión de radiografías en la nube a través de un software que ellos mismos desarrollaron.

Pero Teleictus “ya no sería un servicio de interpretación. Sería de intervención a larga distancia. Estamos a un 50% de poder concretarlo antes de que finalice 2015", dice Bacilio, director general de la empresa. “Aquí en México nadie ha hecho eso. Ni siquiera lo consideran viable, pero es muy viable”, agrega.

Bacilio y su socio (Kimura) fueron nombrados Los Emprendedores del Año de Expansión 2014 en la categoría Más de 3 Años de Ventas y como tales aparecieron en portada en septiembre de ese año.

“A nivel empresarial nos ha abierto una enorme cantidad de posibilidades, nos dio credibilidad. Sobre todo a esta empresa que hace algo totalmente disruptivo”, dice el emprendedor de 34 años. “Ya no creen que estamos tan locos, que nuestras ideas pueden llegar a cambiar la forma en que se hace radiología y telemedicina”.

VIDEO: Grupo PTM, Emprendedor del Año de Expansión 2014

Atractivos en Sudamérica

A partir del nombramiento, PTM incrementó su exposición internacional, principalmente en países sudamericanos como Chile y Bolivia, de acuerdo con Bacilio.

“Hay mucho interés de ambos gobiernos que quieren probar lo que estamos haciendo. Tienen muchos pacientes, distancias grandes, una geografía muy agreste como la nuestra y poco personal radiológico. Entonces, esperemos que se pueda concretar”, cuenta.

Argentina y Colombia también han mostrado interés; sin embargo conquistar nuevos mercados implica lidiar con otras leyes, regulaciones y formas de hacer negocio en la región.

Bacilio también negocia un par de proyectos con algunas dependencias de Gobierno en México, pero señala que el proceso es tardado: “La facturación a nivel gobierno es siempre muy atractiva, sólo que es lento y son temas regulatorios que van a tomar tiempo para poder concretarse”.

En busca de la rentabilidad

Más allá de los servicios que PTM ofrece a los hospitales, su éxito radica en lo innovador del software, que destaca por su simplicidad y fácil uso. Éste ya despertó interés de las grandes cadenas de laboratorios mexicanas, con las cuales ya empezaron a trabajar.

“Ellos realmente van a ahorrarse mucho con lo que les podamos ofertar y ahorita nosotros también vamos a poder tener ingresos importantes”, dice el especialista en radiología.

En 2014, Grupo PTM duplicó sus ingresos respecto a 2013: facturó alrededor de 18 millones de pesos (mdp) con más de 160 clientes en su portafolio, según Ulises Bacilio. El número de pacientes atendidos en 17 estados de la República Mexicana apenas incrementó un 10%, al pasar de 50 a 55,000.

“Traíamos pacientes de muy baja rentabilidad en cuanto al tipo de estudios interpretados (radiografías simples). Es parte un poquito del cambio del modelo de negocio. Estamos hablando de interpretar estudios de más alta especialidad, que son los que mejor se pagan (resonancias y tomografías)”.

Estos estudios, según Bacilio, tienen el mayor impacto en los pacientes y sobre todo mayor rentabilidad, que es hasta de 700% más que una placa de Rayos X.

Competitividad, el reto

Uno de los retos derivados de la expansión de Grupo PTM es el surgimiento de nuevos competidores, que en opinión de Bacilio, han demeritado el precio y la calidad de los servicios.

“Algunos de nuestros mismos clientes los han probado, pero regresan con nosotros al ver que con ellos la calidad es mucho menor, el precio es alto y los tiempos de entrega son mayores”. PTM cobra por cada estudio de diagnóstico o almacenamiento y está disponible las 24 horas del día los 365 días del año. La interpretación de datos tarda sólo 20 minutos.

Desde su fundación, la empresa tenía a sus radiólogos en diversos hospitales a falta de una oficina matriz que los concentrara. Hoy ya tienen una y está ubicada estratégicamente al sur de la Ciudad de México, donde se encuentran “los mejores hospitales del Distrito Federal”.

El emprendedor destaca la “mente abierta” de la compañía como otra ventaja competitiva. El que un cliente pueda ser dueño de sus estudios en la nube y compartirlas con un médico tratante, “son cosas que la competencia está a muchos años de entenderlo y de ejecutarlo”.

“Nosotros lo que estamos haciendo es eliminar la estorbosísima placa por completo, ser eficientes, usar la nube para poder transmitir imágenes y ser ecológicamente sustentables sin necesidad de contaminar el planeta”, agrega.

En expansión

La familia, como Bacilio le llama, está creciendo. De ser 63 empleados y 30 radiólogos, ahora son 72 y 35 respectivamente. Actualmente desarrollan una aplicación para que médicos generales puedan atender a pacientes de manera remota.

“Hace falta tiempo, hacen falta recursos y los estamos invirtiendo fuertemente en estas innovaciones y demostrar que son igualmente rentables que el servicio de teleradiología”.

Mientras tanto, la prioridad es sacar adelante el servicio de teleictus antes de que finalice 2015, además de seguir ganando terreno a los competidores a través del mejoramiento de sus reportes con herramientas como el big data y la inteligencia artificial.

Otro de los retos está en seguir convenciendo a la población que la telemedicina es el futuro y la llave para una cobertura más democrática y universal de la salud.

Ahora ve
Autoridades hallan fosa clandestina en las afueras de Tijuana
No te pierdas
×