La CEO de Yahoo!, ¿mujer maravilla o jefa despiadada?

Marissa Mayer es una líder dura, pero vale la pena seguirla, dice el periodista Nicholas Carlson; aprendió del rechazo que su estilo de gestión generó al asumir la dirección de la empresa.
marissa mayer, yahoo, ceo  (Foto: Getty)
Ana Victoria García*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La CEO de Yahoo!, Marissa Mayer, no es una súper heroína ni tampoco la más humilde, pero logró aceptarlo, aprendió de sus equivocaciones y salvó a una empresa en agonía.

Nicholas Carlson, autor del libro Marissa Mayer and the Fight to Save Yahoo! ('Marissa Mayer y la lucha por salvar a Yahoo!') relata cómo Mayer pasó de ser la profeta salvadora proveniente de Google, a la despiadada jefa que lucha por mantener a flote una empresa con una severa crisis de identidad.

Carlson, corresponsal en jefe del sitio web 'Business Insider', también contrasta la gestión de Mayer con la de los CEO anteriores de Yahoo! e intenta demostrar que aunque es una jefa dura, hay ciertos dictadores que vale la pena seguir. Mayer no pensaba que su estilo dictatorial necesitara correcciones, y tampoco lo piensa el autor.

El mensaje equivocado

Miles de empleados de Yahoo! esperaban ansiosos una respuesta de su líder a su creciente incertidumbre. Era 7 de noviembre de 2013, un año después de que Marissa Mayer tomara las riendas de la compañía.

Ella les contó un cuento sobre un niño que tenía cinco centavos y debía decidir qué comprar con ellos. Al final, el pequeño usa su dinero para subir a un carrusel. Así, Mayer explicó a sus empleados que las experiencias son lo más importante.

Nadie apreció su mensaje. Los empleados querían respuestas. Meses antes, Mayer aseguró que no despediría a nadie ni reduciría los centros de información de 31 a seis, como era el plan de John Thompson, el CEO anterior.

Los empleados de Yahoo! pensaban que había llegado una superheroína a salvarlos, y ella creía que lo era. Sin embargo, no cumplió su promesa. Mayer puso en marcha un sistema para medir el desempeño de los empleados en tres categorías: los que no cumplen con sus objetivos, los que hacen lo que se les pide y los que exceden las expectativas.

El problema de estas prácticas, explica Carlson, es que si todos los empleados exceden las expectativas, el CEO debe estar preparado para responder por qué permite cientos de despidos injustos, de gente que hacía bien su trabajo y merecía ser premiada al igual que quien tuvo suerte de ser favorecido.

La cualidad que la ayuda a liderar

Carlson dice que lo que importa en la historia de la ejecutiva es que, por más cuestionadas que hayan sido sus decisiones, logró salvar una empresa que estaba al borde de la quiebra.

Mayer estaba acostumbrada a ser perfecta. No estaba preparada emocionalmente para las consecuencias de acortar las condiciones del permiso de maternidad, o de su estilo de gestión, que rozaba el acoso a los subordinados, en cuanto al cumplimiento de sus tareas.

Sin embargo, Mayer es una mujer que pone atención a los detalles, una cualidad que le permitió mantener viva a Yahoo!. De no haber sido por esta cualidad -más bien femenina y que pocos CEO poseen-, no habría dado tanta importancia a la máxima transparencia.

Cada viernes, Mayer aparece frente a toda la planta laboral de Yahoo! para explicar nuevos cambios y decisiones.

Equivócate, pero equivócate rápido

La lección más valiosa del libro es que hay dos tipos de líderes, según cómo reaccionen a sus errores. Todos se equivocan, pero mientras algunos repiten sus errores o se estancan en ellos, otros aprenden y los superan lo más pronto posible.

Marissa Mayer no es una persona sociable y se describe a sí misma como “dolorosamente tímida”. Hablar frente a miles de personas no es tan difícil para ella como entablar una conversación con dos empleados.

Lee: Cómo lograr un discurso inspirador

Su falta de “don de gente” se hizo notar en noviembre de 2013, cuando se presentó ante su audiencia y no pudo esconder los nervios y el miedo al fuerte desacuerdo de sus colaboradores.

Mayer aprendió que se vale fallar. En sus palabras: “Todo es un experimento. Hay que intentar al menos una vez, y si no sale como esperabas, aprende rápido de ello”.

Entonces, no es fallar lo que representa una amenaza, sino el peligro de no saber reaccionar ante el error. Aunque se creía superheroína, Mayer se dio cuenta de que los enemigos reales no son las amenazas externas a la empresa, sino enfrentarse a ellos de manera inadecuada. Y es que la otra valiosa lección del libro es que “no importa lo que sabes, sino cómo lo haces”.

La batalla continúa

La siguiente vez que decidió responder a la empresa con máxima transparencia, ya no mostró el miedo que tenía en noviembre. Asumió la responsabilidad de sus decisiones y errores, y tomó en cuenta las inquietudes del equipo sin perder el control.

La lucha por salvar a Yahoo! Todavía no termina y, por lo tanto, Mayer sigue creciendo como líder.

El libro de Carlson se queda en los detalles de personalidad y no da una conclusión; sin embargo, el lector podría obtenerla: Mayer no es la Mujer Maravilla, pero es alguien que cuida los detalles y se atrevió a desafiar todos los pronósticos para salvar una empresa casi desahuciada.

A pesar de su soberbia logró aprender de sus errores. No ha vuelto a contar cuentos de niños a su equipo, pero la experiencia sí ha sido valiosa para su crecimiento.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

*Ana Victoria García es fundadora de Victoria 147, una aceleradora de empresas dirigida a mujeres.

 

Ahora ve
Así es la potente computadora que SpaceX envió al espacio
No te pierdas
×