Signmage, una startup con buena firma

La empresa desarrolló su propio código de encriptación para proteger documentos firmados a distancia Alan Faz, CEO de Signmage nos comparte su historia emprendedora y su experiencia en Silicon Valley.
Signmage  (Foto: Signmage)
Diego Romero
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Una familia emprendedora y las ganas de que llegara su idea a todo el mundo, fueron la motivación de Alan Faz para entrar a Signmage, una empresa de soluciones tecnológicas para la firma de documentos a distancia, creada por el matemático Ignacio Mendívil.

Para la firma de un documento a distancia se requiere enviarlo vía correo y después de unos días recibirlo de vuelta. La otra opción es mandarlo vía electrónica para que el destinatario estampe una imagen con su firma. Es más práctico, pero no es legal en todo el mundo y carece de elementos de seguridad.

Signmage soluciona estos problemas al ser una plataforma que permite a los usuarios firmar digitalmente los documentos, resolviendo de forma rápida y segura su envío con códigos de encriptación propios. Es decir, al firmar un documento en Singmage se estampa un certificado de seguridad, con lo que se evita que se manipule el archivo, e invalida la firma si el documento se lograra alterar.

Ese fue el mayor reto de Signmage, crear su propio motor criptográfico desde cero.

“Otras empresas forman sus plataformas a partir de un código abierto, y compran tres o cuatro programas, los juntan y crean sus programas. Signmage se creó de algo totalmente nuevo”, explicó Faz.

Esto hace que este tipo de firma digital sea válida en más de 150 países, como Estados Unidos, México, Brasil y España, dándole una ventaja competitiva, explica en entrevista Alan Faz, CEO y cofundador de Signmage, junto con el matemático Ignacio Mendivil y Fernando González.

Aplicación segura

La meta de Signmage es ofrecer sus servicios a empresas, para construir un mejor producto lanzó una aplicación Android, completamente gratuita y con firmas ilimitadas para que las personas puedan probar y conocer el producto, y así saber cómo se comporta, y poder pulirlo.

“Se quiere buscar un efecto cascada, si el producto lo utiliza una empresa para sus firmas con otras, provocará que la otras empresas también utilicen nuestro producto y lo conozcan”, menciona Alan.

Signmage se encuentra buscando clientes en muchas partes; se han acercado al gobierno de Sonora y a la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex). En Guadalajara también se han puesto en contacto con el MIT Enterprise Forum para que los vinculen con empresas interesadas en la solución que ofrece Signmage.

En un futuro se lanzará la aplicación para dispositivos con iOS, y Windows Phone. Con el ecosistema del producto completado, se empezarán a cobrar las firmas dentro de la aplicación, teniendo un costo de entre 5 y 8 pesos, similar a lo que ya se oferta en el mercado.

Juntarse con talentos es esencial

Una de las dificultades más grandes que tuvo Alan fue encontrar personal capacitado y comprometido con el proyecto al ser un desarrollo que requiere de alto conocimiento en seguridad informática y no contar con salarios competitivos en comparación a otras empresas, ya que el capital inicial para empezar la startup fue de 15 mil dólares que provinieron de los ahorros de los cofundadores, Alan, Ignacio y Fernando.

Ignacio Mendivil, es también fundador de una de las empresas de seguridad más importantes de México, Seguridata, Premio Nacional de Tecnología en el año 2006.

Ignacio Mendivil invitó a trabajar a Alan para desarrollar nuevos proyectos relacionados con la seguridad informática, un tema el cual al CEO de Signmage apasiona.

"Como novato del mundo de software, se me esta dando la oportunidad de aprender muchísimo acerca de aspectos de la seguridad informática y encripción en la cual, Ignacio es un experto".

Conforme pasaron los meses, pensaron en crear una firma de seguridad para las empresas, sin embargo decidieron cambiar el enfoque, para crear un producto que alcanzara a las personas más rápido.

“Creía que íbamos a hacer el próximo antivirus, hasta que lo pulimos y creamos Signmage”, menciona Alan. Actualmente Ignacio Mendivil es el presidente de la junta y Chief Operations Officer de Signmage.

El otro cofundador, Fernando González, es Chief Technology Officer de Signmage. Fernando al igual que Alan, es estudiante de programación en el Tecnológico de Monterrey. Alan lo describe como alguien muy tranquilo y calmado, a diferencia de él, quien se considera una persona hiperactiva y acelerada.

“Fernando es la persona más calmada del mundo, pero aprende un lenguaje de programación en un día, dos días”, menciona el CEO de Signmage. Para Alan, Fernando es el mejor programador que ha visto, “he visto programadores de Google y de empresas gigantes en Silicon Valley y Fernando es una estrella junto a ellos”.

Un gran aprendizaje en Silicon Valley

Signmage fue uno de los participantes del programa de aceleración de empresas tecnológicas Expansión-PlugandPlay, el cual acerca a las start ups mexicanas al ecosistema emprendedor de Silicon Valley.

La startup fue seleccionada para una inmersión en California, donde Alan y su equipo tuvieron la oportunidad de conocer personas del mundo tecnológico y emprendedor, así como inversionistas, en un ambiente lleno de ideas; lo cual ayuda a potencializar su crecimiento.

Alireza Masrou fue el mentor de Alan, que representó a Signmage en Silicon Valley, quien lo conectó con las personas indicadas en California y le dio la mejor lección:

“Ser honesto con las personas con las que busques inversión ya que si de repente no eres lo que dices que eres, salen errores”, cuenta Alan.

Otra lección importante que aprendió Alan es la de cuidar la imagen personal, ya que muchos jóvenes que van a Silicon Valley sólo se dedican a ir a fiestas y eventos sociales, por lo que en algunos años esto puede llegar a afectar a sus empresas.

De la experiencia de estar 10 semanas en el Valle del Silicio se lleva el aprendizaje de la cultura emprendedora:

“Allá es muy diferente, la cultura está hecha para el crecimiento de empresas. Está hecha para que la gente triunfe, allá nadie te dice que es imposible, nadie te dice que no lo hagas, allá te dicen cómo te ayudo”, recalca Alan.

Planes a futuro

En 2018, Signmage planea ser la solución de firma digital número uno en Latinoamérica y Europa. También espera explotar y entrar con un poco más de fuerza en el mercado estadounidense cerrando más clientes.

Según datos de Forrester Research, desde 2010 el mercado de las firmas digitales ha experimentado un crecimiento anual de 48% en Estados Unidos, por lo que se espera que para 2020 haya dos mil millones de firmas. Para que Signmage crezca será vital aprovechar este mercado, y poder hacerle frente a los grandes competidores de este país, como Docusign.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Alan quiere volver a Silicon Valley y establecerse ahí formalmente, para así, poder conseguir más clientes.

“El roadmap es muy grande, ahorita hay muchos proyectos en mente, sin embargo el reto número uno es crecer”, finaliza el CEO de Signmage.

Ahora ve
“Todos chipotudos o todos parejos”, dice Guajardo en renegociación del TLCAN
No te pierdas
×