¿Tu negocio es católico o budista?

De ambas religiones puedes aprender sobre liderazgo y alta gestión, afirman académicos de Stanford.

Identifica cuál es tu religión

1
El libro 'Scaling Up Excellence' analiza las estrategias que hicieron crecer al catolicismo y al budismo, así como difundir sus ideas en el mundo. (Foto: Especial)
Abstract 1137  (Foto: Especial)

¿Tu negocio es católico o budista? Para saberlo debes responder la pregunta de Michael Dearing, académico de la Universidad de Stanford: ¿Cuál es tu meta? ¿Que tu empresa crezca como el catolicismo, que intenta replicar creencias y prácticas preestablecidas en todo el mundo? ¿O es como el budismo en el que existe una filosofía profunda que guía a las personas a hacer las cosas, pero cuya ejecución varía de acuerdo con cada persona y lugar?”.

Esa pregunta sentó las bases de ‘Scaling Up Excellence’, un libro de Robert I. Sutton y Huggy Rao, también académico de Stanford. En su texto, explica qué cosas puede aprender un líder del catolicismo y del budismo para hacer que su empresa crezca y sea escalable.

Para los autores también se trata de aprender a restar lo que no funciona, para acortar el camino y no empecinarse en replicar la misma idea en todas partes.

Sutton y Rao ponen el ejemplo de Home Depot, que por no entender que los chinos no comulgan con la idea de ‘hacerlo ellos mismos’, fracasó en ese país. Mientras que IKEA tuvo éxito gracias a que incorporó el servicio de instalación de muebles e, incluso, una cafetería de comida china en sus tiendas.

La clave está en encontrar el equilibrio entre la filosofía católica y la budista, y saber cuándo hay que inclinarse hacia uno u otro lado de la balanza.

Un ejemplo es McDonald’s, que en 1967, incorporó la Big Mac en una sucursal de Pittsburgh, para hacer competencia a un restaurante local. Este enfoque, en principio budista, se convirtió en uno católico un año después, cuando las Big Macs ya estaban en todas las tiendas de Estados Unidos.

Como en la religión, Sutton y Rao opinan que los líderes son ‘profetas’ de la filosofía de sus compañías y que sus cualidades inspiran a sus colaboradores a hacer las cosas cada vez mejor.

Sin embargo, los académicos de Stanford centran su atención en las estrategias que hicieron que el budismo y el catolicismo crecieran y difundieran sus ideas alrededor del mundo y no sólo en las características éticas y psicológicas de sus líderes y seguidores.

Los siete mantras del crecimiento

2
Los mantras que proponen los autores no pretenden ser dogmas del camino perfecto al crecimiento. Depende de cada empresa y su situación, dicen. (Foto: Getty Images)
Rezar  Los mantras que proponen los autores no pretenden ser dogmas del camino perfecto al crecimiento. Depende de cada empresa y su situación, dicen. /  (Foto: Getty, )

Conforme una empresa crece, inevitablemente incorpora procesos, jerarquías, o lo que Sutton y Rao llaman ‘el problema de la suma’. Para resolverlo, los autores plantean ‘siete mantras’ para que una compañía crezca sin volverse una pesada masa de burocracia.

  1. Difunde una filosofía, no sólo una marca.  La necesidad de crecer a gran velocidad puede hacerte olvidar la misión que te dio origen.
  2. Involucra todos los sentidos. Una vez que tienes una filosofía, difúndela con detalles sutiles.
  3. Asegúrate de cumplir tus metas del día a día sin perder de vista tu objetivo a largo plazo.
  4. Responsabiliza a todos de la excelencia de la compañía.
  5. Teme a las señales del fiasco. Hay tres elementos que indican un proceso inadecuado de crecimiento. La ilusión de que las cosas se ven mejor de lo que están. Impaciencia, cuando implementas políticas y planes de crecimiento antes de tiempo, e incompetencia, si los miembros de una empresa no están capacitados para transmitir los valores de la compañía.
  6. Crece por medio de sumar y restar. “Identifica qué te trajo aquí pero no te llevará allá”, dicen los autores.
  7. Frena para poder acelerar. Es normal querer crecer rápido, pero a veces hay que tomar un tiempo para pensar qué estás haciendo y por qué.

Sin embargo, los ‘mantras’ que proponen Sutton y Rao no pretenden ser dogmas del camino perfecto al crecimiento y advierten: “Depende de cada empresa y situación saber cuándo elegir entre la filosofía budista y la católica”.