Ganaderos contribuyen con el bosque

La cooperativa Pradel recurre al silvipastoreo para evitar la deforestación que causa el ganado la compañía produce 20,000 litros de leche orgánica al día y la distribuye en la capital.
Si el ganado se alimenta de arbustos autóctonos, ambos puede  (Foto: )
AB

El pastoreo de ganado es una de las causas principales de la tala de bosques y la creciente deforestación. Chiapas vive una situación crítica tanto por la superficie afectada como por el número de incendios que se producen, muchos de ellos provocados.

Pradel, una cooperativa productora de leche con tres años de existencia, está invirtiendo la ecuación al recurrir al silvipastoreo. “Se puede meter a pastorear el ganado sin dañar la zona boscosa”, asegura Sergio Zuart, un ingeniero agrónomo formado en Chihuahua, que preside la cooperativa.

Especies vegetales como la leucaena, un arbusto que tiene frutos y semillas comestibles, sirven de pastura a los animales. Si el ganado se alimenta de árboles o arbustos autóctonos, ganadería y silvicultura pueden convivir.

Pradel reúne a 1,000 ganaderos, incluso indígenas, de todo Chiapas. Los socios son propietarios de terrenos de entre cinco y 10 hectáreas y tienen en promedio 20 vacas cada uno. La compañía produce 50,000 litros de leche al día, 20,000 de éstos son de leche orgánica, que ya distribuye en la capital.

La organización da a sus socios capacitación ‘bajo los árboles’ (al aire libre), para curar animales y cuidar las plantas. Al eliminar a los intermediarios de la cadena comercial, Zuart estima que los cooperativistas han incrementado su ingreso en 30%.

“Lo más importante es que la gente se organice y produzca con una actitud de triunfo y que se conserve la naturaleza. Las técnicas existen, y la gente las debe tomar”. En su opinión, es la manera de que México vuelva a exportar productos, en lugar de braceros.

Ahora ve
No te pierdas