Medidor que baja 50% el costo de la luz

El nuevo dispositivo aprobado por la CFE, hará aportaciones caseras de energía a la paraestatal el sistema conviene para vivienda media, residencial y zonas con altas tarifas.
La CFE aprobó el uso del medidor de luz y las celdas solares
Alejandra Xanic

Aunque usted no lo crea: la CFE aprobó el uso de un medidor de luz que no sólo marca el consumo, sino que también descuenta aportaciones de energía que haga el cliente.

El 27 de junio se hizo oficial que cualquier particular o pequeño negocio podrá generar electricidad con celdas solares para autoconsumo. Si tiene excedentes, podrá subirlos a la red de la CFE y tener un crédito a su favor cuando, por las noches, utilice la energía de la paraestatal. Esta iniciativa fue posible gracias al Valle de las Misiones, en Mexicali. Es una colonia con 1,500 casas, de las cuales 220 aprovechan el inclemente sol para generar electricidad.

El proyecto de los generadores caseros y los medidores bidireccionales fue promovido por Armando Arteaga, un ingeniero, secretario de Finanzas de Baja California, con el Instituto de Investigaciones Eléctricas de la CFE. La premisa es que enfriar una casa se lleva mucho del presupuesto familiar en zonas cálidas. “Subsidiar la tarifa no es sustentable en el futuro, así que decidimos crear un esquema para subsidiar la generación”, dice Arteaga. Montaron celdas solares, una conexión a la red y un medidor bidireccional. Las casas ahora pagan 50% menos en electricidad.

El modelo resultó no viable para casas como las de Misiones, que valen 178,000 pesos (el equipo costó 80,000). Pero conviene para vivienda media y residencial y zonas con tarifas altas. Así, la inversión se pagaría con los ahorros de 10 años. El gobierno federal y Arteaga plantearon al Infonavit y las sofoles incluir esta inversión en los créditos. “Creciendo el volumen habrá un encadenamiento de proveedores y abatiremos costos”. La CFE no respondió cuántos contratos se han firmado. Arteaga hacía gestiones para tener el suyo.

Ahora ve
No te pierdas