Las 100 Multinacionales de Expansión

Conoce el listado anual de las mayores compañías extranjeras con presencia en México; si antes del TLCAN había en el país 190 firmas de capital foráneo, hoy el número rebasa las 34,
La eléctrica española Iberdrola acudió a la Bolsa Mexicana d  (Foto: )

Ya pasaron 12 años. Desde la firma del TLCAN ni México ni sus socios son los mismos. Tampoco son las mismas las compañías que eligieron el país como base de exportación.

En ese lapso, México se plagó de empresas estadounidenses y joint ventures de éstas con capitales locales. La Inversión Extranjera Directa (IED) de los dos socios del norte se duplicó, pero también se firmaron otros 11 tratados de libre comercio y una veintena de acuerdos menores de comercio exterior con otros países.

France Telecom ya ni siquiera tiene operaciones en Latinoamérica, varios de los ex bancos nacionales ya son parte de alguno de los 11 grupos financieros del ranking Las 100 Multinacionales y ni pensar que hubiera dos compañías sudamericanas como Farmacias Benavides (53) o Big Cola Ajemex (83), cuyas ventas totales dependieran de México.

Pero la diversidad del origen del capital en las multinacionales que llegaron a México aún no tiene paralelo con la cantidad de tratados. Del total de compañías instaladas en el país, 52% tiene su matriz en EU (tendencia similar al 47% que muestra el listado de Las 100 Multinacionales de Expansión.

Falta un buen trecho para redireccionar esos beneficios a las áreas que más conviene al desarrollo económico del país. Parte de esos esfuerzos los retomará el nuevo organismo de comercio exterior ProMéxico. Pero mirando hacia atrás el salto es monstruoso: apenas tres años después de firmar el TLCAN, en México había 190 empresas extranjeras registradas, ahora son 34,500.

Después de una accidentada apertura de la economía, la diversificación se está cocinando, a fuego lento. Las compañías españolas ya ocupan la segunda mayoría en el país, con 2,325 empresas, de acuerdo con la Secretaría de Economía (la tercera en el ranking de Expansión, incluidas en las 43 europeas listadas).

Los grupos financieros BBVA-Bancomer (4) y Santander (8) han logrado crecimientos récord y grandes aportes de utilidades a sus matrices desde México. Las empresas constructoras de infraestructura y de vivienda comienzan a desembarcar, como es el caso de OHL (74) que ya compite con ICA y CICSA por las concesiones para construir infraestructura pública. Y Grupo Inditex (51), a través de sus tiendas Zara y Bershka, ya tienen en México el segundo mayor mercado después de España.

Este crecimiento de las empresas extranjeras se refleja, en buena medida, en la mayor compañía del mundo. Wal-Mart (la número 1) crece en México a mayor ritmo que a nivel global (20.5% en México contra 11.6% en el mundo). Ese salto le dio mayor participación a México en la facturación total de la compañía (pasó de 4.8 a 5.2%).

Y uno por uno varios otros mitos se están derrumbando. Y muchos de ésos están ocurriendo en la base de la pirámide, el nuevo objetivo que todas las compañías buscan. La forma de venderles era: bajos recursos, bajos precios, baja calidad. Pero ahora hay un puñado de empresas, como la estadounidense Procter & Gamble (17), que están vendiéndoles las mismas aspiraciones que venden al segmento medio y medio-alto, pero en empaques más pequeños. La paradoja, que aprovechan Elektra y otras firmas mexicanas, es que el segmento de bajos recursos termina pagando más.

Otro mito desterrado es que una pyme no puede meterse en sectores saturados ocupados por compañías invencibles. Menos una empresa de un país pequeño de Sudamérica. Ajemex (83), que desembarcó hace cinco años, sobrevivió el competido mercado de refrescos para contarlo. Subió 19 lugares en nuestro ranking, gracias a que sus ventas en México crecieron casi 37% y, con 51.3%, fue la compañía extranjera con mayor crecimiento en su facturación global.

El detonador de estos nuevos aires en ciertos sectores es la competencia con uñas y dientes en las ligas mayores. La electrónica es un ejemplo, y tal como ya lo hicieron otras industrias en serie, hoy se está intentando realizar variaciones de productos en la misma plataforma de producción y de esa forma desarrollar nichos de mercados. Los planes de Jabil Circuit (25) apuntan hacia eso para seguir sumando ventas en México. Su salto de 53% en ventas, el doble de lo que ha crecido la industria, es llamativo respecto de 0.2% de su competidor Sanmina-SCI (13).

El sector automotriz y autopartista es otro de los que vive una redefinición de segmentos. Con ventas globales cercanas al PIB nacional, crecieron en México 13.3% el último año (globalmente lo hicieron en sólo 2.3%). Inversiones como la de Ford (6), en Hermosillo, y las anunciadas por otras compañías como VW (7) y GM (2)  dinamizan el mercado y con ello el sector autopartista.

Estos sectores de alto valor agregado tienen mucho para dar y es en los que se enfocará la promoción exterior de ProMéxico. Pero en la agenda pública persiste la idea de que aún hay tela de donde cortar para atraer más inversiones a otros sectores de alto valor estratégico, como energía y telecomunicaciones, para lo que se requeriría  modificar la Ley de Inversión Extranjera Directa.

A más de una década de aquella firma todavía no está todo dicho.

Al final de la historia-1-96

Al final de la historia-2-96

A romper inercias

Con una apertura comercial creciente, 12 tratados de libre comercio y diversos acuerdos comerciales vigentes, el mercado mexicano resulta cada vez más atractivo para la incursión de empresas multinacionales. En 2006, Expansión identificó 16 naciones diferentes entre las 100 principales multinacionales que operan en el país, aunque persiste la hegemonía estadounidense, que concentra alrededor de 50% de la IED y de las multinacionales en México.

En este contexto, ProMéxico, la nueva estrategia de promoción de exportaciones del gobierno federal, busca fortalecer sectores estratégicos, algunos ya con una fuerte presencia de IED, tales como el automotriz, de autopartes e industrias eléctrica y electrónica, y se impone, además, el gran reto de desarrollar el aún incipiente sector aeronáutico.

(Con información de Ana Lilia Martínez)

Ahora ve
No te pierdas