2006, un año para recordar en la BMV

Las utilidades empresariales fueron el motor de la racha alcista que vivió la Bolsa el año pasa Corporación GEO, Grupo México y América Móvil, fueron las firmas que más empujaron ese repunte.
John Moody
CIUDAD DE MÉXICO -

La Bolsa Mexicana de Valores ha sido una máquina imparable de hacer dinero durante los últimos cuatro años. Tan solo el Índice de Precios y Cotizaciones (IPyC) aumentó casi 325% entre 2003 y 2006. Y en lo que va del año (hasta el 1 de junio) ha subido otro 16%. México no es el único país emergente que experimentó esta vuelta a la confianza, y fue superado por otros. En ese mismo periodo, la Bolsa de São Paulo subió 554% y la de Lima, 918%. La de El Cairo obtuvo el primer lugar con un incremento de 1,043%.

En México, vivienda social, acero y telefonía fueron los sectores que más empujaron ese repunte. Específicamente Corporación GEO, con un avance de 1,319% en el periodo, Grupo México, con 1,010%, y América Móvil, con 878%.

El grupo minero aprovechó una subida de 43% en los precios mundiales del cobre el año pasado. América Móvil aumentó su número de clientes en 6.4 millones, y ahora cuenta con más usuarios que habitantes tiene México (131.2 millones). En 2006, sólo Cemex registró una disminución en el precio de su acción de 3.95%.

La pregunta ahora es si esta racha continuará o si viene un periodo de consolidación. "Hoy tienes una situación de mucho más cuidado", dice Carlos Ponce, director de Análisis de Ixe Casa de Bolsa. Hace tres meses él creyó que el IPyC llegaría a máximo 30,000 este año (nivel que superó a mediados de mayo) y ahora calcula que podría cerrar 2007 entre 34,000 y 36,000 unidades.

 

bolsa grande

El resorte detrás de esta subida son las utilidades de las compañías, que crecieron muy por encima de la economía. Sin embargo, tarde o temprano este crecimiento en utilidades tendrá que ser más lento. "En la medida en que las bases de comparación son más altas, es más difícil (que el crecimiento continúe)", señala Ponce.

Las valuaciones de las empresas están en sus niveles más altos, lo que también podría limitar futuras ganancias. El año pasado, el promedio de la valuación de empresas en la Bolsa pasó de 7.5 a 10 veces su flujo de efectivo (EBITDA).

Para justificar estos precios, las compañías necesitan crecer sus utilidades a doble dígito o serán castigadas por el mercado bursátil y, quizá, la medida de su valuación (o múltiplo) bajará también. "Me sorprendió el avance del año pasado, que se debió al crecimiento de utilidades y la expansión de los múltiplos", dice Félix Boni, analista de Scotiabank. "La pregunta es si estas valuaciones son sustentables".

El otro desafío es la economía mexicana y las señales de desaceleración, con un crecimiento de apenas 2.6% en el primer trimestre de 2007, comparado con el mismo periodo de 2006.

En este sentido, los sectores que más crecieron el año pasado podrían ser los más vulnerables ahora. La inversión fija pública, que en 2006 impulsó a Cemex e IDEAL, cayó 10%, en el primer semestre. No obstante, se espera que la inversión del gobierno crezca en la segunda mitad del año. Dentro del rubro de inversión fija total, la construcción bajó 1.1%.

La economía de EU también muestra signos de debilidad. En una encuesta de la agencia Reuters, 53 expertos consultados estimaron que crecería 2.4% a tasa anual en el segundo trimestre, y no 2.7% habían previsto.

Por eso los analistas estiman que la economía mexicana crecerá 3.2% este año: poco para atraer inversionistas. "Un crecimiento de 3.5% no es tan interesante", comenta Boni, de Scotiabank. "En mercados emergentes buscas crecimiento fuerte, y no crecimiento estable".

El comportamiento reciente en la BMV esconde lo que ya todos saben: el ascenso se debe a tres compañías y eso la convierte en una Bolsa vulnerable: América Móvil, Wal-Mart de México y Cemex, tienen una ponderación en el índice de 44%.

 

Ahora ve
No te pierdas