Poder, mercado y éxito

Nuestro listado de los 100 empresarios más importantes de México mide en 2006 el poder económic
Felipe Abarca Z.

La Bolsa Mexicana de Valores, a diferencia de otros mercados de acciones del mundo, no informa sobre qué participación tienen los empresarios en sus compañías: sólo conocemos la de aquellos, cada vez menos, que cotizan en Nueva York. Esta limitación, impide clasificar a nuestros empresarios por riqueza o patrimonio. Sí sabemos el valor de las participaciones de Slim o Zambrano, y algunos más. Expansión considera esto como un reto a la creatividad.

Este año comparamos a nuestros empresarios por un índice que llamamos “Poder Económico”. Una combinación de indicadores de resultados, su balance, la actividad en Bolsa, el empleo que generan y las expectativas del mercado que permite evaluar las distancias y ordenarlos.

¿Qué es eso del poder económico? Es variable y muy palpable. A las acereras, que hace cinco años eran un dolor de cabeza para sus acreedores –en el caso de AHMSA, una auténtica pesadilla–, ahora les coquetean los mercados. Las textileras e industrias del vestido, que antes de 1995 volaban por los cielos, hoy pelean por sobrevivir en reestructuras agónicas.

El juego de los empresarios es, en parte, un juego de poder. A quienes les va bien crecen y mejoran el negocio, se les abren las puertas, participan activamente en la creación de leyes y son invitados por los candidatos. A quienes no, se les cierran.

En 2006 decidimos modificar la metodología del listado de 100 empresarios. Lo que identifica a un hombre de negocios es su capacidad para crear, engrandecer y recrear sus compañías. La pregunta clave fue qué define a un empresario como tal. De ahí que los dos subíndices que componen el indicador con el que ordenamos a los empresarios en el listado sean Poder de Mercado y Éxito Económico. La actuación de los empresarios para defender estos aspectos siempre está presente, pero se incrementa en recursos e influencia de acuerdo con su tamaño, algo que privilegió este listado.

Ahora ve
No te pierdas