Su secreto: entender y saber comunicar

Durante 2006, la estabilidad económica y el surgimiento de nuevos temas impulsaron la creativid cuestiones de género, una nueva consciencia de salud y el mercado de nuevos jóvenes dieron la p
El mercado nacional vivió durante 2006 una profunda transfor

Según las observaciones de la agencia de investigación de mercados Latin Panel, -que realiza cuestionarios semanales para analizar los hábitos de compra- el mercado nacional vivió en 2006, una de las mayores transformaciones de la década.

La familia mexicana se ha vuelto más exigente con productos que antes ni siquiera estaban a su alcance: las grandes bodegas, clubes de precios, locales de productos gourmet o mayor competencia de bienes importados, por ejemplo.

De tal manera que los muchos detergentes, jabones de tocador, alimentos y pastas dentales tienen ahora que añadir más características a sus líneas producto, al menos eso dicen  las últimas mediciones de AC Nielsen, agencia que monitorea el avance de las diferentes categorías de bienes. 

Además,  los tradicionales productos de consumo ya no sólo compiten entre sí, sino que ahora también se enfrentan a bienes duraderos: automóviles, aparatos de telecomunicación o vivienda (El Banco de México por ejemplo, asegura que en 2005 el financiamiento a hogares creció 14.4%)

La infidelidad (a las marcas) es cuestión de oportunidades

“Los mercados de consumo masivo muestran en general buenos crecimientos, de 6%, por arriba de la inflación. La competencia, tanto entre fabricantes como entre detallistas, ha provocado que haya más opciones a precios más atractivos”, afirma Eduardo Ragasol, director de AC Nielsen.

La clave, como lo demuestra la selección de monstruos de la mercadotecnia de 2006, es entender al consumidor y hacer la comunicación correcta.

 

Ahora ve
No te pierdas