La crisis, nueva protagonista del cine

11 películas que se presentan este año en el Festival de Cine de Berlín abordan temas financieros; la manipulación de los mercados y la migración económica son algunos de los argumentos destacados.
BERLÍN (CNN) -

El comunismo y el terrorismo han competido por mucho tiempo por el título del villano favorito del cine.

Ahora, al parecer, el capitalismo se ve como un nuevo competidor, con la globalización haciendo las veces de su malévolo ayudante.

Al menos 11 dramas y documentales presentes este año en el Festival de Cine de Berlín enseñan un ojo crítico al mundo de las finanzas, los grandes negocios, la a veces sorprendente brecha existente entre los ricos y los pobres y la dura realidad de la migración económica.

Al cuestionar la antigua creencia occidental de que el mercado libre es la forma de avanzar y que la globalización es algo bueno, los filmes resonaron entre las audiencias cada vez más escépticas por la tormenta económica que está sucediendo en el mundo real.

El festival de Berlín, una vitrina anual para cientos de películas, abrió el 2009 con "The International", cinta de suspenso protagonizada por Clive Owen y Naomi Watts.

Al poner como villano a un banco corrupto que manipula los mercados de deudas, el ambiente para la gala quedó preparado.

Para su director Tom Tykwer, la profética película resultó ser una infeliz coincidencia.

"El hecho que la burbuja haya reventado en el momento justo en el que la película está saliendo no lo considero como agradable, sino (...) deprimente", sostuvo el director.

La migración económica fue expuesta más como un mal necesario que como una oportunidad para realizar los sueños con las personas tomando grandes riesgos sólo para terminar dentro de una forma de esclavitud moderna lejos de sus familias.

Películas en competencia como "Mammoth" y "Little Soldier" enfrentan el tema directamente, así como la cinta "Eden is West", sobre los inmigrantes ilegales que luchan por sobrevivir en Europa.

El documental "The Wondrous World of Laundry", del director alemán Hans-Christian Schmid, destaca cómo la desaparición de las fronteras en Europa y el ideal de igualdad a lo largo del continente no han logrado materializarse.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Los hoteles de lujo de Alemania envían la ropa sucia a lavar a una gigante lavandería justo sobre la frontera en Polonia, donde la mano de obra es más barata.

"Queda sólo a una hora de viaje, pero tengo la impresión de que aún sabemos muy poco sobre el país y su pueblo", comentó el director.

Ahora ve
Trump busca reforzar el cerco económico a Corea del Norte con nuevas sanciones
No te pierdas
×