Los mexicanos toman tequila... y whisky

México es el décimo quinto país en el mundo que más consume la bebida escocesa; Escocia exporta 1,200 millones de botellas de whisky al año, según la Asociación de Whisky.
whisky  (Foto: Cortesía)
Regina Moctezuma
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En cinco años, México podría estar entre los diez países que más whisky escocés importan, según la Asociación de Whisky Escocés (SWA).

El licor considerado como premium o de categoría es el producto más exportado de Escocia -y el quinto del Reino Unido- , con 1,200 millones de botellas al año, equivalentes a 4,500 millones de dólares.

“México tiene una sociedad joven muy vibrante, que crece en la prosperidad y esto plantea un escenario donde muchas personas pueden disfrutar de las cosas buenas de la vida”, dijo Gavin Hewitt, CEO de la SWA.

El whisky es un licor aspiracional, lo que hace que cada vez más gente de países en desarrollo comience a adoptarlo. Todo el whisky que existe en México es importado, de éste, el 96% es de origen escocés, el resto tiene otras procedencias geográficas.

“Es un licor caro, sin embargo, es una bebida que dice mucho de ti como persona, es la bebida con la que muchos quieren ser vistos”, dijo Hewitt, quien se encarga de mantener la imagen del whisky –y sus buenas ventas- alrededor del mundo.

Cual embajador de un país, Hewitt es representante y negociador del whisky en el mundo, de ahí su reciente visita a México a fines de marzo. El principal foco rojo en el país es que el 50% de las bebidas alcohólicas están fuera de regulación gubernamental.

Con esta falta de control, todos salen perdiendo. Las compañías productoras y distribuidoras de whisky compiten contra licores adulterados, el gobierno pierde ganancias y el consumidor pone en riesgo su salud.

En su visita a México, el CEO se reunió con funcionarios de las secretarías de Hacienda y de Salud para trasmitirles la experiencia del Reino Unido en cuanto a regulación de bebidas alcohólicas. “El programa de Si tomas, no manejes, lo lanzamos allá hace 30 años. Aquí, les falta educar al consumidor sobre consumo moderado”, agregó.

El tequila compite directamente con el whisky escocés, pues ambos son licores premium, y le dan al consumidor valor agregado. Hewitt no teme a los esfuerzos de sus rivales, al contrario, los agradece pues lo motivan a mejorar la reputación de su producto.

La moda por el whisky podría llevarnos a un ‘boom’ del consumo de la bebida, pero contrario a lo que sucedió con el tequila, el licor escocés no se quedará sin abasto, pues el whisky que están destilando y madurando ahora, se venderá en 10 años.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Pese a la crisis, el whisky escocés se seguirá vendiendo asegura Hewitt, quien indica que el consumidor podrá cambiar el nivel de precio, de súper premium a uno más económico, por ejemplo, pero nunca cambiará de bebida.

“Hay un whisky para cada presupuesto, un whisky para cada gusto, un whisky para cada ocasión”, dijo.

Ahora ve
Litterati es la app que, con fotos, quiere limpiar el mundo
No te pierdas
×