Moda británica de Rhodes en México

La diseñadora británica presenta una exposición en el Museo Franz Mayer a partir de este viernes; Zandra Rhodes considera atender a un mercado de consumo masivo para hacer frente a la crisis.
zandra rhodes  (Foto: AP)
CIUDAD DE MÉXICO (AP) -

La veterana diseñadora de modas británica Zandra Rhodes afirma que la crisis financiera no la orillará a retirarse y, para enfrentarla, ha decidido entrar al mercado de consumo masivo. "Ahora no puedes sólo diseñar cosas y decir que hay un mercado (exclusivo). Creo que estos tiempos nos están afectando a todos", dijo Rhodes a la AP el miércoles en Ciudad de México, donde se encontraba para inaugurar una exposición retrospectiva de su trabajo.

"Todos tenemos que adaptarnos al nuevo ambiente económico. Creo todos vamos a tener que cambiar", agregó mientras se acomodaba el cabello, teñido de un rosa intenso.

"Zandra Rhodes. Pasión por la moda" se exhibirá en el Museo Franz Mayer de la capital mexicana a partir del viernes, hasta el 2 de agosto.

La muestra cuenta con unas 30 piezas, que incluyen sus icónicos caftanes así como el vestido 73/44, su creación más vendida, caracterizada por su cuello en "V'', mangas amplias y cintura ajustada con una faja satinada.

Formada como diseñadora textil, Rhodes no escatimó en reconocer que la crisis la llevó formar alianzas con marcas de alcance masivo: Recientemente lanzó una colección para la cadena británica Marks & Spencer, para la que diseñó vestidos, accesorios y lencería.

"Fue grandioso crear algo que llegara al público general, que la gente fuera a usar", expresó Rhodes, quien retomó el diseño de calzado después de 20 años y en otoño presentará una línea para la firma Strutt Couture.

La llamada sacerdotisa del punk, quien saltó a la fama cuando sus extrovertidos diseños engalanaron figuras como Freddy Mercury, Jackie Kennedy, Elizabeth Taylor y la princesa Diana, aseguró que no piensa retirarse.

"Si me retirara me volvería vieja y no tendría tantos amigos como tengo, ni nada que hacer", expresó la artista de 58 años. "Estoy haciendo cosas todo el tiempo y una vez que me detenga me convertiría en una anciana".

Enfundada en uno de sus conjuntos azules y con accesorios de gran tamaño, Rhodes se ensalzó de lo que considera su mayor aportación al mundo del diseño: "Hacer de los estampados parte de la prenda, de tal modo que el estampado cree la silueta".

Sin embargo, no todo ha sido color de rosa para la también fundadora del Fashion and Textile Museum de Londres (recinto diseñado por el arquitecto mexicano Ricardo Legorreta), pues desde sus inicios en 1960 ha enfrentado fuertes críticas.

"Soy insensible y creo que lo único que uno puede hacer en la vida es ser honesto consigo mismo, hacer las cosas a tu modo", expresó. "Si al mundo no le parece bien sólo hay que esperar que quizás el mundo pueda entenderte".

Rhodes, quien desde el 2001 ha diseñado vestuario y escenografía para óperas como "La flauta mágica" y "Aida", recordó uno de sus fracasos comerciales mientras observaba un trío de vestidos de una colección de 1977 caracterizada por su influencia punk.

"Lo intenté, me recreé a mí misma y aposté por los seguros y los agujeros, y no se vendió bien", rememoró. "Entonces tuve que volver a los vestidos hermosos".

Dichas creaciones las han llevado celebridades como Sarah Jessica Parker, Paris Hilton y las gemelas Mary-Kate y Ashley Olsen.

¿Dónde encuentra inspiración después de tanto tiempo?

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"A veces es terrible. Al estar tan ocupada es difícil asegurarse de dejar espacio para salir y diseñar. Tengo que rezar para seguir inspirada", confesó, al tiempo que soltó una carcajada.

Sí reveló su secreto para permanecer en el panorama de la moda: "No creo que sea buena en eso de decir 'me rindo'. Lo único que me detendría sería que la gente pensara que hice algo que no valía la pena"

Ahora ve
El actor Johnny Depp se disculpa por comentario “de mal gusto”
No te pierdas
ç
×