Susan Boyle sufre crisis nerviosa

El ídolo de los internautas sufrió una crisis nerviosa tras quedar segunda en el concurso; la escocesa se encuentra internada en una clínica privada al no aguantar la presión.
Susan Boyle  (Foto: Archivo)
LONDRES (CNN) -

Susan Boyle, la mujer que de la noche a la mañana se convierte en la sensación de Internet tras cantar en la televisión, ha sido internada en una clínica privada,  luego de quedar segunda en la final del popular concurso "Britain's Got Talent", informaron diversos medios. Boyle, de 48 años, era la favorita para imponerse a los otros nueve finalistas el sábado por la noche después de que las imágenes de su primera aparición en el concurso en abril fueran descargadas casi 200 millones de veces, y fuera aclamada en todo el mundo como una superestrella.

Sin embargo, según el diario The Sun, Boyle sufrió una crisis nerviosa el domingo en el hotel donde se alojaba en Londres.

Una portavoz policial confirmó que la policía acudió a un hotel de Londres donde los médicos asistieron a una mujer por un problema de salud mental.

"Fue trasladada voluntariamente en un ambulancia a una clínica. A petición de los médicos, la policía acompañó la ambulancia", añadió el portavoz.

El diario The Sun informó que Boyle sufrió una "crisis emocional".

"No creo que Boyle hizo eso (perseguir la fama). Ella buscaba continuar con su amor por el canto y eso es la parte triste de la historia. Pero es un llamado de atención para las personas que muestra que la fama tiene su precio", dijo David Moxon, un psicólogo especializado en estrés.

Moxon y otros especialistas dijeron que la reacción de las personas ante la presión es imposible de predecir.

Pese a las expectativas de que Boyle hiciera una fortuna de su talento y fama casi instantánea, entre los organizadores del concurso había preocupación sobre su capacidad para afrontar la presión.

Boyle, que tuvo un problema de falta de oxígeno al nacer que le provocó un daño cerebral menor, es perseguida por la prensa mundial desde principios de abril y, según uno de los miembros del jurado del programa, Piers Morgan, ha roto a llorar repetidamente durante los días previos a la final.

Casi 4 millones de personas llamaron para elegir a un ganador, y el grupo de baile urbano Diversity logró el 24.9% de los votos frente al 20.2% de Boyle.

Diversity ganó 100,000 libras (114,500 euros) y actuará en el Royal Variety Performance frente a la reina Isabel II.

El futuro financiero de Boyle está asegurado pese a quedar segunda, ya que se prevé que el jurado de "Britain's Got Talent" Simon Cowell y su sello musical Syco firmen con ella la grabación de un álbum. También se ha hablado de que se podría hacer una película en Hollywood con su historia.

Algunos británicos prevén que Boyle grabará un álbum que llegaría a la cima de la lista de éxitos de Gran Bretaña y Estados Unidos, además de una aparición en un musical de West End antes de fin de año.

La prensa citó a los responsables del concurso de televisión diciendo que Boyle estaba "exhausta y emocionalmente agotada".

"La ha visto su médico privado, que respalda su decisión de tomarse unos días para descansar y recuperarse", dijo el periódico citando el comunicado.

Boyle había amenazado con abandonar el programa días antes a la final del concurso debido al aumento de presión.  

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

 

 

Ahora ve
Estos perros robots quieren ser tu próxima mascota
No te pierdas
×