La vida, narrada por los objetos

Daniel Liebsohn, anticuario de profesión, escribe una novela basada en su colección particular; fotografías, cartas, óleos y hasta zapatos son el tema central de su primera obra, ‘Filomeno’.
daniel lieb 1  (Foto: Cortesía Daniel Liebsohn)
Francisco Rubio
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La pasión por recolectar objetos le viene desde pequeño a Daniel Liebsohn, coleccionista desde hace 25 años. Sin embargo, sabe muy bien que su encuentro con las distintas obras de arte que posee es temporal y que, en un futuro, llegarán a la galería de alguien más.

"Estoy seguro que los objetos te escogen a ti y no tú a ellos. Es una cosa de encuentros y desencuentros, porque estas piezas finalmente no son tuyas. Odio la idea de posesión y sé que la propiedad es un encuentro temporal", dice Liebsohn, desde su galería de antigüedades, ubicada en la Zona Rosa, en la capital de México.

Liebsohn presenta su primera novela, "Filomeno" (de Editorial Felo) en la que rescata e imagina historias de personajes y antigüedades, que tienen como marco el fin del Porfiriato y el inicio de la Revolución Mexicana.

"Mi plan fue recrear un argumento como si estuviese viendo un álbum familiar; poco a poco, mediante fotografías, oleos, documentos y hasta peines o botas, hice una historia llena de ironía, una proyección de mi mundo hacia la obra y con un alto grado de erotismo", comenta en entrevista con CNNExpansión.com, días antes de la presentación de su novela en el Museo Nacional de Arte.

La obra narra la historia de Filomeno, un charro que llega a Zacatecas y que se hospeda en la casa del Dr. Zwain, el galeno de la entidad. Sus hijas, Concha y Carmencita, son un par de gemelas que al momento de conocerlo, tratan de seducirlo.

Los problemas del protagonista llegan cuando conoce a la madre del médico, Doña Praxedis, quien le cuestiona su pobreza y baja clase social y argumenta que por personas como él, Porfirio Díaz todavía está en el poder .

"La historia es un viaje marcado en el boleto, escurridizo como la propia idea del objeto en movimiento que se escribe. Desfilan en sus ambientes grandes escritores mexicanos, voces y ecos del lenguaje, rumores desde la argentina materna de su autor", opina sobre la obra la autora cubana Wendy Guerra, amiga del anticuario desde hace más de 5 años.

Los personajes de esta novela nacen de las fotografías y documentos que posee Liebsohn, quien hace un ejercicio de ficción y les inventa historias, procedencia y manías para enriquecer la trama.

"Fueron 4 años de trabajo en total: durante todo un año escribí un manuscrito que tuvo bastantes revisiones e intervine con varias personas para que quedara bien. Es un historia insólita, donde no sólo los personajes cobran vida, sino también los objetos", dice.

De profesión... anticuario

Liebsohn empezó en la carrera de anticuario cuando tenía 15 años, comprando objetos con las mesadas que su familia le daba. Su primer local lo abrió a los 18 años. Actualmente posee casi 200 piezas, entre fotografías, pinturas, escultoras, documentos, entre otros.

"Yo no vengo de una familia de anticuarios, en casa de mis padres no había ni una sola antigüedad y yo empecé mi negocio solo. Lo que ha sido mi suerte es que siento que a veces me gusta lo que nadie quiere o lo que nadie desea; después, esos objetos se han vuelto de gran valor y así es como me he hecho de más piezas".

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

El presupuesto para encontrar piezas de alto valor es importante, asegura Liebsohn, sin embargo, no es fundamental para que alguien se adentre en esta profesión.

"Obviamente tener dinero ayuda a tener mejores productos, sin embargo, mi consejo es que los padres fomenten en sus hijos el hábito de coleccionar, ya sea desde fierros hasta corcholatas; el mercado del arte es muy valioso y hay gente que puede encontrar una gran inversión en lo que adquiere", comenta quien también ha trabajado como curador de arte y organizador de exposiciones en México.

Ahora ve
Así se grabó el final de la séptima temporada de Game of Thrones
No te pierdas
×