Las caries, ¿peligrosas para el corazón?

Las personas con infecciones periodontales incrementan 72% el riesgo de sufrir males cardíacos; utilizar hilo dental y una adecuada higiene ayuda a prevenir gastos innecesarios: expertos.
dentista denticentre frontera turismo dental 2  (Foto: Photos to go)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Entre los mexicanos, un 60% no se cepilla adecuadamente los dientes y un 98% no emplea hilo dental, de acuerdo con cifras de la Asociación Dental Mexicana. Además, sólo el 15% acude al dentista cada seis meses. Sin embargo, las consecuencias de no tener una adecuada higiene dental van más allá de mal aliento o caries.

Las personas con infecciones periodontales (de las encías) incrementan en un 72% el riesgo de desarrollar problemas del corazón, respecto a quienes poseen una dentadura sana, señalan estudios de la Universidad de Harvard.

Las personas con encías dañadas tienen mayores niveles de bacterias en la boca y si estos microorganismos entran al torrente sanguíneo y llegan a las válvulas del corazón pueden causar serios problemas cardiacos, indica investigaciones de la Medicine School de Harvard.

La enfermedad periodontal es un mal silencioso, que avanza rápidamente; la gingivitis es la primera etapa de este padecimiento y provoca que las encías se pongan rojas, inflamadas y que sangren con facilidad, así como mal aliento.

Si ese problema no se trata a tiempo puede afectar al hueso y tejido que sostienen a los dientes, lo que significa que se padece una periodontitis.

Cuando ocurre una extensa pérdida de hueso y de tejido, lo cual hace que los dientes se aflojen, significa que se está en la etapa más avanzada de la gingivitis, enfermedad que padece nueve de cada 10 mexicanos, indica el cirujano dental especialista en ortodoncia y endodoncia, Fabián Ávila.

Rechinando de limpios

Los dientes se deben cepillar tres veces al día, después de cada comida, y es necesario dedicar entre tres y cinco minutos a cada sesión. El cepillo adecuado debe tener una cabeza pequeña con ángulos curvos, cerdas redondeadas y una consistencia mediana o suave, y debe cambiarse cada tres meses.

Por lo menos una vez al día, es importante utilizar hilo dental, ya que pasa por las hendiduras entre los dientes y muelas donde se acumula gran cantidad de residuos alimenticios que, al eliminarlos, se previene la formación de la placa dentobacteriana que causa la caries. Usar enjuague bucal con fluoruro evita que el esmalte dental se desmineralice, y se eliminan bacterias, agrega el especialista.

Por otra parte, la limpieza dental es un proceso indoloro que debes realizar periódicamente para asegurar la salud bucal. Los odontólogos la llaman profilaxis y consiste en tres pasos básicos: raspado, alisado de raíces y pulimento.

Fabián Ávila explica: se revisa a conciencia la boca en busca de caries, inflamaciones o cualquier padecimiento de las encías. A su vez, deben evaluarse hábitos de cepillado y limpieza, y después sigue el raspado que se realiza arriba de las encías así como en los dientes para remover la placa, sarro y manchas superficiales.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Se emplean varios aparatos, como la fresa o - incluso- el láser. Finalmente, el alisado de raíces depende del estado de las encías del paciente. Consiste en remover el sarro entre la encía y la raíz del diente. Para esto es necesaria la aplicación de anestesia local. Al final, se pulen los dientes a través de un cepillado.

La visita con el odontólogo particular por un procedimiento sencillo como limpiar caries, tapar muelas o sacar molares puede traducirse en los 500 o poco más de 1,000 pesos, una limpieza puede superar los 3,000 pesos, pero en caso de una complicación que requiera atención más elaborada tipo endodoncia la cifra puede aumentar hasta los 10,000 pesos por un trabajo completo que incluya la limpieza, indica Ávila. Así que saca cuentas y es mejor prevenir.

Ahora ve
Cinco consejos para viajar aunque no tengas mucho dinero
No te pierdas
×