El trono de la casa Dior está vacante

El despido de John Galliano de la casa de moda francesa abre las apuestas sobre quién lo suplirá; la editora adjunta de la revista de moda ELLE México analiza el escenario y los posibles sucesores.
galliano  (Foto: AP)
Michelle Griffing *

¿Quién tendrá el talento para ocupar este gran vacío? Mucho se ha especulado a este respecto. La opción obvia es un movimiento de ajedrez con el mismo apellido noble LVMH, un ascenso dentro de la misma casa. Aunque parece fácil, la firma francesa no ha anunciado nada y no es para menos, éste es un puesto muy grande que llenar. Así que podemos seguir apostando por nuestros predilectos y soñando con el favorito como estandarte de la maison.

La batalla inició con la difusión de un video filmado el pasado 25 de febrero con el acusado, Juan Carlos Antonio Galliano, mejor conocido como John Galliano ataviado en lo que lamentablemente parece un sombrero de soldado y un abrigo, sentado solo en una mesa del Café la Perle en París.

En este registro los comensales de la mesa de junto parecen estar conversando exaltados con el diseñador al punto que este llega a insultarlos exclamando comentarios antisemitas como "I Love Hitler". ¿Una trampa? Muchos se han preguntado. Quién sabe... ¿Triste y devastador? Sí. Inmediatamente seguido al posteo de este extracto en YouTube, la firma suspendió al diseñador para luego liberarlo de sus obligaciones en la empresa.

Empresa que más bien podríamos llamar una institución de la moda del siglo XX. Fue fundada en 1946 por Christian Dior. El francés respaldado por el magnate textilero Marcel Boussac, estableció el negocio con el que había soñado toda su vida: una casa de costura en París.

La naciente firma llegó en el momento adecuado con la filosofía indicada: realizar diseños que no sólo hicieran ver bien a las mujeres, sino que las hicieran sentir mejor, en una época de depresión postguerra.

Con una estética estructurada, de diseños de hombros marcados, acinturados y de falda amplia, accesorizados con sombreros de ala ancha, logró devolverle la feminidad a las mujeres, que hasta entonces habían utilizado piezas muy cuadradas, cortas y con pocas telas dadas las carencias de la Segunda Guerra Mundial.

En el tiempo de dos décadas logró que su negocio creciera a 15 países y lanzó otros productos para enfatizar el lujo, como perfumes y joyas.

El fundador murió a los 51 años pero su legado le sobrevivió y la casa se convirtió en un semillero de talentosos diseñadores: Yves Saint Laurent, fue su aprendiz y sucesor, después vinieron hombres que se hicieron de su fama en la misma institución como Marc Bohan, Gianfranco Ferré y por último John Galliano, quien en sus cerca de 15 años en la firma le dio un giro atrevido a sus modelos clásicos.

 En una nota agridulce el pasado 4 de marzo la casa francesa presentó la colección del creador que fue expulsado una semana antes.

Sidney Toledano el presidente de la compañía abrió el desfile con un mensaje para desligar la imagen del desterrado  y "las desafortunadas afirmaciones que se le atribuyen" a las de la casa que en sus palabras "se ha esforzado por contribuir a realzar la imagen y la cultura de Francia, durante más de 60 años".

Para reafirmar el mensaje de que lo importa es la maison y todas las personas que la han llevado al lugar en donde está, pidió el reconocimiento de  "les petite mains" refiriéndose a todos los trabajadores de los talleres de Christian Dior. Mismos que al finalizar el desfile hicieron la tradicional salida del diseñador a la pasarela para recibir una ovación de pie.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Así que ahora en un gran y doloroso esfuerzo por "comprometerse de nuevo con los valores que han construido a la legendaria compañía" como lo decretó su presidente en la misma pasarela... Dior busca diseñador.

*La autora es editora adjunta de la revista ELLE México.

Ahora ve
La Ciudad de México recibirá la visita de Godzilla
No te pierdas
×