7 historias para no olvidar de los Juegos Olímpicos

Los participantes en los Juegos de Río dieron muestra del espíritu olímpico.

Unidas por el dolor y la desgracia

1
Las dos tuvieron arrestos para llegar juntas a la meta.
Abbey D'Agostino y Nikki Hamblin  Las dos tuvieron arrestos para llegar juntas a la meta.  (Foto: Reuters)

La atleta neozelandesa Nikki Hamblin y la estadounidense Abbey D'Agostino iniciaron en Río la que puede ser una amistad para toda la vida, forjada en el dolor y la desgracia compartidos sobre la pista en las series olímpicas de 5,000 metros.

Hamblin precipitó el doble infortunio al pisar el bordillo interior de la pista. Se desequilibró y súbitamente se fue al suelo, de forma que D'Agostino, que corría a su espalda, no pudo evitar el tropezón con ella y seguir la misma suerte.

Después de unos segundos retorciéndose de dolor sobre la pista, D'Agostino ayudó a su rival a incorporarse y ambas se fundieron en el abrazo del consuelo en medio de la desgracia.

Las dos tuvieron arrestos para llegar a la meta, donde la norteamericana fue retirada en silla de ruedas. Habían llegado últimas.

Hamblin decimoquinta con 16:43.61, minuto y medio después que la ganadora, la etíope Almaz Ayana, plusmarquista y campeona olímpica de 10,000, y D'Agostino a continuación, con 17:10.02.

EFE

El ruso que quedó inconsciente y terminó ganando el oro

2
El ruso ganó también en Londres 2012.
Roman Vlasov  El ruso ganó también en Londres 2012.  (Foto: AFP)

Roman Vlasov quedó inconsciente durante la semifinal de lucha grecorromana, pero se recuperó, se levantó, y terminó ganando el oro en Río 2016.

El ruso, que defendía el título de lucha grecorromana en 75kg -que ganó en Londres 2012-, luchó hasta la victoria tras perder el conocimiento durante su pelea contra el croata Bozo Starcevic en la semifinal.

Con Vlasov en ventaja cómoda, Starcevic puso el brazo alrededor del cuello del ruso y lo lanzó al suelo. Vlasov luego dijo que su oponente lo había "estrangulado".

El sorprendente 'clavado' de Shaunae Miller para ganar el oro en los 400 m.

CNN

Un clavado de oro

3
Para algunos fue un tropiezo y para otros una medida desesperada para ganar.
Shaunae Miller  Para algunos fue un tropiezo y para otros una medida desesperada para ganar.  (Foto: AFP)

Usain Bolt celebra antes de cruzar la meta porque sabe que lleva la ventaja suficiente para hacerlo. Pero Shaunae Miller, de Bahamas, tuvo un gesto sorprendente para cruzar la meta en un final muy apretado y ganar el oro en los 400 metros.

Se arrojó, de clavado.

Poco antes de la meta, al parecer, se tropezó, y su decisión para asegurar la victoria, al parecer, fue lanzarse hacia adelante y así derrotar a la Allyson Felix -la favorita–, que estaba prácticamente a punto de ganar.

Para algunos fue un tropiezo y para otros una medida anticipada para ganar. Lo cierto es que le valió el oro.

Dos culturas

4
La jugadora se siente completamente a gusto con su atuendo.
Doaa Elghobashy  La jugadora se siente completamente a gusto con su atuendo.  (Foto: AFP)

Cuando la jugadora egipcia de voleibol playa Doaa Elghobashy saltó para bloquear a la italiana Laura Giombini en la famosa arena de Copacabana, dos culturas se juntaron.

Elghobashy, con la cabeza cubierta por un velo islámico, levantó sus brazos también cubiertos de ropa y le ganó un punto a su competidora en bikini.

La multitud brasileña, que se había quedado después de ver a su equipo perder más temprano en la mañana, se volvió loca.
"Egipto, Egipto, Egipto", se escuchó alrededor del escenario de 12,000 espectadores en la playa de Copacabana.

La imagen que le dio la vuelta al mundo.
Dos estilos  La imagen que le dio la vuelta al mundo.  (Foto: Reuters)

Elghobashy, de 19 años y que compitió por primera vez en unos Juegos Olímpicos, alcanzó gran fama en internet, aunque Egipto perdió 21-10 y 21-13 ante Italia.

Elghobashy dijo que ha usado el hijab por 10 años y se sentía completamente a gusto con el atuendo.

Las Coreas unidas... por el deporte

5
La foto de las dos gimnastas de Corea del Norte y del Sur en Río se volvió viral.
Un descanso  La foto de las dos gimnastas de Corea del Norte y del Sur en Río se volvió viral.

La selfie de la joven debutante surcoreana Lee Eun-ju con la veterana norcoreana Hong Un-jong (oro en Pekín 2008) tomada en el descanso de unos entrenamientos en los primeros días de los juegos olímpicos dio la vuelta al mundo.

La foto de las dos gimnastas de Corea del Norte y del Sur en los Juegos de Río se volvió viral, pues simboliza los numerosos contactos entre deportistas de ambos países que han decidido anteponer el espíritu olímpico a los enfrentamientos entre sus gobiernos, que viven en una constante amenaza de ataque.

El triunfo de Yusra

6
La joven siria de 18 años espera regresar a la escena olímpica en Tokio.
Yusra Mardini  La joven siria de 18 años espera regresar a la escena olímpica en Tokio.  (Foto: AFP)

"Nunca hay que rendirse". Contundente, rotundo, cargado de esperanza, así sonó el mensaje que lanzó a los cuatro vientos la nadadora refugiada siria Yusra Mardini, una auténtica heroína, una ganadora, pese a que de su cuello no cuelgue una medalla. La encarnación del espíritu olímpico.

El triunfo de Mardini no se mide en puestos, ni en marcas, la victoria de Yusra consiste simplemente en poder competir, en seguir viva, quien logró escapar del fatal destino que le aguardaba en las oscuras y frías aguas del mar Egeo.

"Con una mano sujetaba la cuerda que estaba atada al bote, mientras que nadaba con la otra y los pies", explicó Mardini antes del inicio de los juegos ol´pimpicos, al recordar como tuvo saltar al agua y nadar junto a su hermana para llegar hasta la costa de la isla de Lesbos, tras la avería que sufrió el motor de la embarcación en la que viajaban.

"Fueron tres horas y media en aguas heladas", añadió la nadadora siria que, pese a todo, prefiere encontrar una lección positiva a tan dramática experiencia.

Mardini no nadó la carrera de su vida en Rio, pero espera regresar en 2020 en Tokio para ganar una medalla.

EFE

Amor en Río

7
Aunque la jugadora de rugby Isadora Cerullo no ganó bronce, plata u oro, ganó una compañera para toda la vida.
Propuesta  Aunque la jugadora de rugby Isadora Cerullo no ganó bronce, plata u oro, ganó una compañera para toda la vida.  (Foto: Reuters)

Es probable que uno de los momentos más memorable de Río 2016 nada tenga que ver con las medallas.

Aunque la jugadora de rugby Isadora Cerullo no ganó bronce, plata u oro, ganó una compañera para toda la vida después de que su novia Marjorie Enya, voluntaria en los Olímpicos de 2016, le propuso matrimonio frente a sus compañeros de equipo, otros voluntarios y los medios. Sin dudarlo, Cerullo dijo que sí y los Juegos Olímpicos de Río tuvieron así su primera propuesta de matrimonio.

También fue una propuesta que puso el foco sobre la creciente presencia de la comunicad LGBT en los Juegos; Río 2016 tiene un número récord de atletas de esa comunidad.

Campañas de derechos humanos estiman que hay por lo menos 41 atletas abiertamente homosexuales y bisexuales en los Olímpicos, una suma superior a los 23 que participaron en Londres 2012, aunque el portal Outsports.com dice que el número puede ser 49.

Río 2016 marcó la primera vez que un modelo transgénero desfilo en la Ceremonia de Apertura cuando la modelo Lea T condujo la bicicleta que abría el desfile de la delegación de Brasil.