Cómo evitar esos cargos 'ocultos' que hacen más caro tu viaje

Nunca conjetures que algo es gratuito, lee la letra pequeña de cada aerolínea u hotel antes de viajar, y ten cuidado a la hora de marcar casillas cuando realizas una reserva en línea.
Las compañías aéreas del mundo recaudaron más de 59,000 millones de dólares por concepto de cargos en 2015.
Un suculento negocio  Las compañías aéreas del mundo recaudaron más de 59,000 millones de dólares por concepto de cargos en 2015.  (Foto: Cortesía)
(CNN) -

Cargos por equipaje, cargos por dejar la habitación después de la hora estipulada, cargos por asientos con más espacio. Donde quiera que miremos, las tasas adicionales que cobran aerolíneas y hoteles carcomen los presupuestos de viaje.

Ya no existen aquellos días en los que comprar un vuelo o una noche de hotel significaba que habías comprado la experiencia completa.

Atraídos por una atractiva tarifa básica, pueden meternos cargos por todo, desde alquilar unos auriculares en el avión hasta cobrarte 120 pesos por una botella de agua en la habitación.

Entonces, ¿cómo combate el viajero inteligente esos cargos ocultos y hace rendir su dinero?

Es hora de tomar el control, dice la experta en comportamiento del consumidor Jen Drexler. "Ya no puedes presentarte en el aeropuerto, tomar cualquier asiento que te hayan asignado, aparecer en cualquier hotel que otros te hayan elegido. Hay que ser un consumidor muy agresivo".

Cargos adicionales en aerolíneas

Según una estimación, las compañías aéreas del mundo recaudaron más de 59,000 millones de dólares por concepto de cargos en 2015.

Lee: Aeroméxico cobrará 500 pesos por tu maleta en vuelos a EU

Y aunque la tendencia de los cobros adicionales comenzó con las compañías de bajo costo, las líneas aéreas de servicio completo han seguido su ejemplo.

"Creo que uno de los peores son los cargos por cambio", dice George Hobica, presidente de airfarewatchdog.com. En Estados Unidos "no solía costar nada cambiar un boleto o un horario, ahora te cobran 200 dólares. A la aerolínea no le cuesta 200 dólares cambiar el boleto. Lo haces tú mismo".

Esta tendencia de exprimir cada oportunidad ha hecho que las operadoras diseñen más categorías de asientos, permitiendo más cargos a la carta.

En opinión de Hobica, "Ahora estamos viendo unas cinco clases diferentes de cabina", desde la primera clase hacia abajo. Si compras una de las tarifas súper baratas, "te colocarán en la última fila junto al baño".

Lee: Volaris 'levanta' el vuelo en ganancias por aumento de pasajeros

Programas de lealtad

Los viajeros frecuentes han confiado durante largo tiempo en los programas de fidelidad para obtener algunos beneficios, desde la factura de equipaje a subir de nivel sin costo alguno.

"Crees que si llegas a ese siguiente nivel de estatus te van a tratar mejor", dice por su parte Brian Whitney, vicepresidente senior de ventas de Allure Global y viajero frecuente.

Pero el estatus de élite ya no compra lo que antes. "La razón número uno para ser leal a una aerolínea en particular era el ascenso gratis de nivel". Pero ahora que las aerolíneas venden más de esos asientos -y algunas aerolíneas habitualmente los sobrevenden- "es casi imposible que te suban de clase", explica Hobica.

Cargos adicionales en hoteles

Y aunque tal vez las líneas aéreas sean las principales culpables, la industria hotelera también ha elevado ese juego.

Es un enfoque que ha resultado rentable, se estima que los ingresos globales de la industria hotelera ascienderon a 550,000 millones de dólares en 2016.

Los cargos adicionales pueden incluir todo, desde el cobro de agua embotellada hasta exorbitantes tarifas de conexión para el teléfono de la habitación pasando por la llamada “cuota del resort", un cargo adicional obligatorio que supuestamente cubre el mantenimiento de las instalaciones del hotel y puede llegar a 25 o 30 dólares.

Lee: Las tarifas que ocultan los hoteles

Con todo, un par de cadenas estadounidenses han decidido cambiar su enfoque.

Hyatt está relanzando completamente su programa de lealtad este año, lo bautizó World of Hyatt, y busca reposicionarse para ganar la lealtad de más viajeros de élite.

Los beneficios incluyen desde una botella de agua gratis por noche (a partir del 1 de marzo) hasta cambiarte a una mejor suite, habitaciones más grandes, habitaciones preferidas y más oportunidades para ganar noches gratis.

Virgin Hotels, parte de Virgin Group, ha adoptado un camino diferente, y potencialmente disruptivo.

Así lo explicó el director ejecutivo de Virgin Hotels, Raúl Leal: "Nuestros minibares están a precios de calle. Podrías ir a una tienda local y obtener el mismo precio”.

"Nos pareció muy interesante que a veces cuando recibes tu factura, tienes cargos adicionales por WiFi, cargos por la entrega de un servicio de habitación, cargos por reponer el minibar. Esos cargos generalmente no significan mucho para los ingresos de un hotel”.

La estrategia de Virgin ha dado frutos. Su establecimiento en Chicago fue recientemente elegido como el mejor hotel por la publicación Conde Nast en sus premios Readers' Choice.

Consejos para evitar cargos

Lo más importante es estar alerta.

Nunca conjetures que algo es gratuito, lee la letra pequeña de cada aerolínea u hotel antes de viajar, y ten cuidado a la hora de marcar casillas cuando realizas una reserva en línea.

Y no tengas miedo de regatear. De acuerdo con Whitney, "Puedes tratar de negociar casi cualquier cosa. He negociado una cancelación de hotel sin cargo. He negociado la cuota del resort. En realidad depende de lo que estés dispuesto a hacer y el nivel del esfuerzo".

Los Mejores Hoteles Boutique de 2016

Lee: Un hotel lleva a sus huéspedes al ‘espacio’ por una noche

Otra sugerencia es descargar una aplicación para encontrar puntos de acceso WiFi gratis cercanos (así como cafeterías y librerías que ofrecen un ambiente amigable para trabajar) y para evitar los recargos aeroportuarios en el alquiler de coches, puedes compartir un taxi a la ciudad y alquilar el auto allí.

Algunos gimnasios de hotel ofrecen agua gratis, por lo que no es necesario abrir ese mini bar.

En cuanto a las aerolíneas, revisa las restricciones de equipaje, viaja ligero y si puedes, ni siquiera factures maleta.

Las próximas tendencias

Hobica, experto en aerolíneas, pronostica que los padres terminarán pagando por un asiento para niños muy pequeños, incluso si pasan el viaje en el regazo de un adulto. "No sería una tarifa oculta, pero sin duda una muy cara".

También predice que más compañías seguirán el ejemplo de las aerolíneas de bajo costo Ryanair y Easyjet al cobrar por el uso de tarjeta de crédito. "Piénsalo, las aerolíneas tienen que pagar un 2%, 3% o 4% a la compañía de tarjetas de crédito cuando usas una tarjeta".

Jen Drexler cree que los hoteles comenzarán a cobrar por seleccionar la habitación de tu preferencia: "Creo que vas a poder pagar para decidir si quieres estar en un piso cerca de una salida de incendios, o si quieres estar lejos de la máquina de hielo".

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Y ahora que muchas cadenas de hoteles tienen aplicaciones que te permiten hacer ‘check-in’ y ‘check-out’ sin ver a un humano, esto se convertirá en la opción por defecto.

Podrás elegir resolver las cosas por tu cuenta, o recurrir a la ayuda de una persona para que te resuelva el problema. "Vamos a empezar a pagar por el contacto humano".

Ahora ve
Una camioneta atropella a varios peatones en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×