6 ciudades utópicas para reimaginar nuestra vida futura en la Tierra

Dado que las ciudades podrían alojar al 80% de la humanidad para fines del siglo, solo pueden ser sostenibles si el medio ambiente es uno de sus rasgos principales.
Los casinos de Macao construyen una enorme barrera electrificada para evitar el aumento de los mares (y el creciente número de mosquitos que transmiten enfermedades).
Macao, China  Los casinos de Macao construyen una enorme barrera electrificada para evitar el aumento de los mares (y el creciente número de mosquitos que transmiten enfermedades).  (Foto: Alan Marshall)
Alan Marshall

Nota del editor: Alan Marshall es profesor de ciencias sociales y ambientales en la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de Mahidol. Las opiniones aquí expresadas son exclusivamente suyas. CNN está divulgando el trabajo de The Conversation, una colaboración entre periodistas y académicos para brindar nuevos análisis de noticias y comentarios.

(CNN) – "Utopía", el libro del estadista, abogado y teólogo inglés Tomás Moro (1487-1535) cumplió 500 años el mes pasado.

El libro, una representación ficcional de la filosofía social, describe una sociedad ejemplar en una isla imaginaria en un lugar desconocido y remoto.

La palabra “utopía”, acuñada por Moro del griego "ou-topos", que significa ningún lugar, o en ninguna parte, ha sido adoptada por el idioma inglés para denotar un lugar donde todo es ideal o perfecto.

OPINIÓN: Las ciudades del mundo, contra el cambio climático

Para celebrar el aniversario 500 de "Utopía", el proyecto Ecotopia 2121, del que soy coordinador, abreva del espíritu de Moro para predecir el futuro de 100 ciudades reales de todo el orbe, si de alguna manera logran volverse súper ecológicas.

Por supuesto, las utopías modernas necesitan ser ecológicas para superar la crisis ambiental global. Dado que las ciudades podrían alojar al 80% de la humanidad para fines del siglo, solo pueden ser sostenibles si el medio ambiente es uno de sus rasgos principales.

Las ciudades de Ecotopia 2121 se presentan en la forma de "scenario art", que implica una revisión de los retos medioambientales globales y locales, así como sus historias y culturas únicas. Esto permite una diversidad de escenarios futuros en lugar de una visión común de la "ciudad del futuro".

OPINIÓN: ¿Cómo reducir el tránsito vehicular?

Lo que verás a continuación es una serie de piezas artísticas, pero no es un proyecto de arte. Utilizamos el arte como medio de análisis y comunicación. Con esto en mente, aquí están seis ciudades ecotópicas de mi propia creación que surgieron del proyecto, una de cada continente habitado.

Acra 2121

Acra, la capital de Ghana, está expuesta a aciagas inundaciones cada año. Esto se ha visto agravado por el cambio climático, así como por la construcción no regulada y la descarga de desechos en sus vías navegables.

En nuestro futuro imaginario, los lugareños se procuran viviendas por encima de la línea de inundación construyendo cabañas de bajo costo en el bosque cercano.

Ghana tiene una de las tasas de deforestación más altas del mundo, pero para el año 2121, el bosque se ha convertido en el hogar de algunos de sus ciudadanos.

Los nuevos residentes de Acra protegerían el ecosistema forestal de aquellos que lo destruirían, como las empresas madereras, mineras y petroleras.

Londres 2121

En el verano de 2121, durante una recesión económica, 100,000 pensionistas toman las calles de Londres, la capital británica, para protestar contra los recortes en las pensiones y la educación, colapsando toda la ciudad.

Llevan a sus nietos para darles algo interesante que hacer mientras los cuidan. Al final del verano, los manifestantes desesperan ante la pobre respuesta del gobierno, así que toman el asunto en sus propias manos, estableciendo una ocupación permanente.

Los pensionistas convierten unos 20 kilómetros cuadrados de Londres en una gran aldea ecológica, transforman oficinas desocupadas en hogares, siembran jardines en las esquinas y crean negocios ecológicos para comercializar productos y servicios.

En el proceso, todos los niños reciben educación gratuita de los sabios ancianos en las varias artes y artesanías verdes.

Los Ángeles 2121

La ciudad de Los Ángeles, al sur de California, tuvo una vez una gran red de tranvías, pero ésta fue sistemáticamente comprada y luego cerrada por un grupo empresas automotrices confabuladas.

Como el petróleo del mundo se agota para fines de siglo, los autos se volverán inútiles y los tranvías pueden regresar a Los Ángeles. Las autopistas abandonadas podrían entonces rehabilitarse en vías verdes con vegetación.

Estas vías verdes son adecuadas para peatones y ciclistas, pero también podrían actuar como corredores ecológicos, conectando poblaciones de plantas y animales alrededor de la ciudad que de otro modo estarían aislados.

Los automóviles retirados podrían servir como parte de la estructura de edificios de alta densidad, creando un estilo arquitectónico donde las personas viven y trabajan en estructuras más pequeñas y dentro de comunidades más comprimidas. Esto significaría que ciudades como Los Ángeles no tendrían que crecer más hacia el campo y las tierras vírgenes.

Rekohu 2121

Conocidas como las Islas Chatham y como Rekohu en lengua moriori, es un archipiélago en el Océano Pacífico, 680 km al sureste de Nueva Zelanda. Es el hogar ancestral del pueblo pacifista Moriori, que llegó a usar en el pelo las plumas del albatros nativo para simbolizar la paz durante los 500 años que vivieron en el archipiélago.

En el siglo XIX, los ingleses y los guerreros maoríes de Nueva Zelanda descubrieron las islas. Los balleneros y loberos diezmaron la fauna e introdujeron enfermedades devastadoras a las que los Moriori no eran inmunes. Luego los maoríes protagonizaron una violenta invasión de las islas, matando o esclavizando a los restantes Moriori.

Los Moriori se negaron a renunciar a sus ideales pacifistas para luchar contra los invasores. Si bien esta historia sugiere que el pacifismo solo conseguirá que te maten o esclavicen, los Moriori que sobreviven hoy creen lo contrario. Ellos sostienen que su pacifismo significó que vivieron en una sociedad pacífica durante cinco siglos.

Para 2121, su pequeña capital en la laguna albergará una escuela de paz que enseña las virtudes del pacifismo al resto del mundo.

Los Saltos del Guairá 2121

Las cataratas del Guairá a lo largo de la frontera de Paraguay y Brasil fueron una vez una maravilla natural. El rugido cacofónico de sus siete columnas se podía escuchar a muchos kilómetros de distancia y, durante muchos años, los saltos fueron una atracción importante. También fueron el sustento económico de la cercana ciudad paraguaya de Salto del Guairá, que prosperó con el turismo.

Pero en 1982 el gobierno militar de Brasil reventó las rocas sobre las que caía el agua, para crear un embalse para una presa. Muchos paraguayos lamentaron la desaparición de sus amadas cataratas.

Hacia 2121, sin embargo, tanto las cataratas como la ciudad han resurgido en un espléndido estilo. La presa ha colapsado por negligencia y la población local retomó el control de sus tierras. Se propusieron rehabilitar las cataratas lo mejor que pudieron, convirtiendo su hogar en una eco-ciudad escénica que atrae turistas una vez más.

Tokio 2121

Después de una crisis nuclear a las afueras de la ciudad, una vasta nube radiactiva barrió el futuro Tokio. Todos debieron ser evacuados. Unas pocas "familias nucleares resistentes” lo aguantaron en casas tipo "moonbase" o base lunar, impermeables a la radiación.

Todo lo que estas familias comen y beben debe ser producido y reciclado dentro de estos hogares. Cuando salen al exterior, deben ponerse ropa de protección o “trajes lunares".

Pero debido al despoblamiento de Tokio, no es tan ruidosa y estresante como antes. Si "el infierno son los otros", como sugirió el filósofo francés Jean-Paul Sartre, entonces Tokio 2121 es utopía.

La vida silvestre también se recupera, aunque de una manera mutada.

¿Por qué Ecotopia 2121?

Estos seis escenarios son una pequeña muestra de los 100 que se produjeron en el marco del proyecto Ecotope 2121. Algunos lectores estarán encantados y otros confundidos por el método del proyecto y sus resultados.

Parte del objetivo del utopismo es ser provocador. Si te gusta tu futuro plagado de coches sin conductor y la magia de la energía nuclear, entonces tal vez estos escenarios no son para ti. Y quizás los desestimes como fantasía de todos modos.

Lee: Las 15 ciudades con el peor tráfico vehicular en el mundo

Pero estudiar las utopías -y formular escenarios alternativos a la forma en que vivimos hoy en este planeta- no es un escape a la fantasía. Es una respuesta activa a las muchas fantasías tecnológicas que se ciernen con extravagancia y exceso sobre nuestras vidas ahora mismo.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Estas fantasías nos atan a un futuro insostenible e inviable. Aunque Ecotopia 2121 no es más que una colección de fantasías, al menos harían menos daño al planeta que habitamos.

Copyright 2016 The Conversation. Derechos reservados.

Ahora ve
La reforma tributaria de Trump, ¿afectará el presupuesto del gobierno de EU?
No te pierdas