Bélgica 'se despide' de las papas fritas

Los puestos ambulantes de esta fritura podrían desaparecer por las medidas de higiene y ecológi leyes sanitarias de la UE exigen a las 5,000 frit-kots del país instalar sistemas de purificaci
Un clásico de la comida urbana en peligro de extinción. (ESP
Marco Appel
Bruselas -

Igual que las taquerías y las torterías en México, los frit-kots (puestos ambulantes de papas fritas) en Bélgica son un patrimonio gastronómico nacional, pero corren el peligro de desaparecer en pos de la higiene y la ecología.

Las frit-kots aparecieron a comienzos del siglo XIX y ahora existen unas 5,000 sin un estatuto comercial propio. Pero las estrictas leyes sanitarias y ambientales que impone la Unión Europea a la venta de comida en la vía pública han provocado el cierre de muchas de ellas, que no cumplen requisitos como instalar sistemas de purificación de agua (para evitar las bacterias que genera el corte de papas en el lugar, como lo demanda una buena fritura), o contratar una persona sólo para la limpieza de los utensilios de trabajo.

“Para un restaurante no es problema”, dice Bernard Lefèvre, presidente de la Unión Nacional de Friterías, “pero la ley es la misma para todos los negocios de comida, desde restaurantes de lujo hasta friterías”.

Ahora ve
No te pierdas