Harley-Davidson 'rueda' a México

La crisis financiera de EU obligó a la compañía de motocicletas a abrir una subsidiaria en el p en 2008 pretende vender 1,500 motos, lo que será un crecimiento de 18% respecto de 2007.
En México, estas piezas de culto cerrarán 2008 con 1,500 uni  (Foto: )
Vicente Gutiérrez

La crisis en Estados Unidos obligó a los herederos de Harley-Davidson a voltear otra vez a México y abrir formalmente una subsidiaria que este año venderá unas 1,500 de estas motos legendarias. Será un crecimiento de 18% respecto de 2007, presume Benjamín M. del Campo, director de Grupo BMC, importador oficial. En México, las Harley-Davidson se hicieron populares en los años 50 cuando Pedro Infante usó una en la película A toda máquina.

Después se cerraron las fronteras y no fue sino hasta los años 90 cuando aterrizaron otra vez en nuestro país. Del Campo recuerda que de inmediato pidió motos, pero la fábrica tenía sobre demanda y sólo le envió cinco. A partir de 1995, las ventas aumentaron a 100 unidades y de ahí hasta llegar a 1,400 en 2007.

Del Campo asegura que ante la crisis económica que sufre Estados Unidos el mercado mexicano representa una oportunidad interesante para Harley-Davidson, marca convertida en una leyenda de 105 años.

Una Harley-Davidson es más que una moto. Sus fieles seguidores comentan en los blogs que “es una escultura rodante, es un club, una forma de vida, una religión”. El año pasado, la compañía facturó 5,726 millones de dólares y vendió cerca de 350,000 unidades en todo el mundo.

Se calcula que en México se comercializan cada año cerca de 440,00 motocicletas, de las cuales 50% son unidades chinas de 125 centímetros. Según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMAI), las importaciones de motos crecieron 135% en los últimos cinco años.

Ahora ve
No te pierdas