Industria tecnológica, también a la baja

El mercado nacional caerá 7.5% en 2009, pronostica la firma investigadora especializada Select; a nivel global crecerá 3%, la mitad que en 2008, según Forrester Research.
Nelly Acosta Vázquez

Saúl Cruz parece estar acostumbrado a las malas noticias: el analista ha visto cinco crisis: la del petróleo en 1981, la del peso en 1994, la asiática en 1998, la desaceleración mundial en 2001 y la de ahora.

Y según Cruz, director de Análisis de Select, firma de investigación del mercado de la tecnología, apenas vemos la punta del iceberg. Select pronostica que 2009 será peor que 2001, cuando el puntocom explotó. Así, aunque las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) crecieron a dobles dígitos desde 2002, este año habrá una baja.

“Esta crisis difícilmente va a poder ignorarse”, dice Cruz. “Dependerá mucho de como funcionen los planes del gobierno”. De acuerdo con Select, la caída del mercado de las TIC mexicanas será de -7.5%. En 2008, la industria facturó 45,000 millones de dólares, creciendo 30%. A mediados de año se esperaba para 2009 un crecimiento de 10%.

Asimismo, Cruz calcula que habrá una caída en el gasto de TIC (lo que las empresas pagan por servicios) de -6.3%, en un escenario pesimista; con un poco de optimismo, quizás éste podría crecer 2.6% en 2009.

“Poco o mucho, pero las TIC mexicanas sí generarán desempleo. Habrá cierre de filiales o plantas. No hay duda”, dice Susan Welsh, analista de Strategy Analitics.

Precios altos
“Para México, el efecto de la crisis en las TIC tiene que ver con el tipo de cambio. Si sube el dólar, se ven afectadas las inversiones: los presupuestos de las empresas están en pesos, y los equipos, en dólares”, explica Cruz.

Select calcula que los precios del hardware y el software podrían aumentar hasta 30%, pues los fabricantes sacarán productos más caros para proteger su producción.

Como en crisis pasadas, lo que se verá será una compra ‘discreta’ de equipo, que sea o de menor precio o de limitadas capacidades técnicas, o, de plano, el reuso de equipos obsoletos.

Con todo, Cruz no cree que estemos en el peor de los mundos. Las finanzas del país, recuerda, están mejor que en 1995. “Tenemos mejores condiciones y mecanismos de defensa”, dice.

El analista considera que el mercado de las mininotebooks podría ser el gran detonador: son productos más económicos y prácticos, lo que ayudará el consumo, y permitirá que se mantengan inversiones empresariales, ‘canibalizarán’ hasta 10% de las ventas de las PC notebooks, calcula Cruz.

El mantenimiento crecerá. “Muchos usuarios alargarán el ciclo de vida de su equipo, gastando en partes, servicio y actualizaciones”, asegura. También esperan crecimiento en almacenamiento. Como no habrá renovación de equipo, los usuarios tratarán de hacer más eficientes sus dispositivos.

Y, como en otras crisis, Cruz anticipa una mayor fuerza laboral... en casa. “Son profesionistas que, ante los despidos, ofrecen servicios de consultoría a precios atractivos”, dice.

Muchos de ellos, quizás fundarán empresas que, en un par de años, puedan fortalecerse. “La innovación llegará, no tengo duda”, sentencia Cruz.

Y mientras, en el mundo…
Tsuneji Uchida no sabía que daba un mensaje profético en 2007, cuando dijo que la venta de cámaras digitales se frenaría más de lo esperado. “Todo dependerá de la economía global”, advirtió el presidente de Canon.

Bill Gates, fundador de Microsoft, dijo, un año después, que el sector tecnología “vivirá una importante recesión”.

Entonces, la mayoría de los directivos y empresas de las TIC afinaron sus estrategias. “A nivel internacional, el consumo se está frenando. Si no hay demanda se frenarán todos los sectores”, dice Welsh, de Strategy Analytics.

De esta manera, si bien no se eliminará totalmente la producción o el consumo de bienes y servicios, la tecnología sufrirá el recorte presupuestal de empresas y consumidores.

“Las TIC todavía son un lujo para muchos países”, dice Welsh. “Será en lo primero en que se ahorrará”. Pero para quienes el uso de tecnología es prioridad, como en Europa, Japón o EU, la parada podría ser en seco porque en estos países la crisis se ha ensañado.

Al respecto, según Forrester Research, a nivel global, las TIC crecerán 3% en 2009. Un año atrás, el crecimiento fue de 6%, y en 2006, 15%.

Parte de este escenario ‘a la baja’ se vio en el Consumer Electronics Show (CES), una de las ferias más grandes de la industria, celebrada a principios de enero en Las Vegas. Datos oficiales señalan que se registraron 130,000 visitantes y 2,700 expositores; en los años de bonanza, se presumían hasta 200,000 visitantes y 5,000 expositores.

“Hay que tener presente que no se dejará de comprar tecnología. La industria seguirá su curso. Pero sí habrá muchas reducciones”, dice Richard Gordon, analista de Gartner.

Algunas pruebas: antes de 2007, el gasto en tecnología crecía 7% anual. En 2009 no será mayor a 3.5%, según la Asociación de la Electrónica de Consumo de EU, que organiza el CES.

Efecto dominó
Pero no sólo se trata de una situación de oferta y demanda. Varias firmas de TIC se han visto arrastradas por las pérdidas millonarias de las bolsas del mundo.

La prueba está en el Índice Nasdaq, que tuvo el peor cierre de su historia, al caer 40.5% el último día de diciembre.

Firmas como Amazon, Google, Intel, Microsoft, Qualcomm y Yahoo!, que cotizan en los mercados internacionales, han visto caer el valor de sus acciones hasta 20% en los últimos meses, como producto de la incertidumbre bursátil.

“Las firmas de tecnología que juegan en las bolsas ya se han contagiado de la crisis bursátil. No es raro que estén modificando sus estimados y planes y que hagan ya recortes de personal y cierren oficinas y filiales”, sentencia Welsh.

No por nada, la consultora The 451 Group pronosticó que, en 2009, sólo “la librarían aquellas firmas que tuvieran al menos 40% de sus ingresos fuera de Estados Unidos y más de 60% de sus recursos fuera de los mercados bursátiles”.

Pero para Gwenn Bezard, analista de Celent Communications, existe una razón mayor que hace que las TIC ya no sean inmunes a la crisis: ¡el fondeo bancario!

Bezard reconoce que para grandes firmas, de la talla de Microsoft, que se fondean a sí mismas, y que se mueven en todo tipo de industrias, quizás esta situación sólo sea un gran dolor de cabeza. Pero para empresas locales o con muchos rivales o deudas, tal vez sea la causa de una muerte lenta.

Según una encuesta de IDC entre ejecutivos de firmas de TIC, 35% calcula que la crisis terminará en la primera mitad de este año. De igual forma, Forrester asegura que “la industria de las TIC no podrá remontar el vuelo sino hasta la segunda mitad de 2009”. Sin embargo, para la OCDE, el escenario es menos optimista, pues habla de un efecto negativo que durará todavía hasta 2010, en todo tipo de industrias.

“No podemos calcular con precisión cuándo empezará a mejorar el terreno. Los estimados que ahora tenemos podrían cambiar en unas semanas: es el dilema de esta crisis, resulta difícil planear”, dice Welsh, de Strategy Analitics.

Aunque quizás no sean las únicas, estas firmas figuran como las más afectadas: Nokia tuvo caída de 30% en su ganancia en los últimos trimestres de 2008. Recién despidió a 1,820 empleados.

Las ventas de SonyEricsson bajaron 9.7% en su último trimestre fiscal y vio una caída de 85% en sus beneficios en los nueve primeros meses del año.

Yahoo! eliminará a 3,000 empleados. Su valor de acción se ha visto envuelta en el sube y baja de las bolsas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Toshiba anunció pérdidas por 5.6 millones de euros entre julio y septiembre de 2008. El fabricante de microprocesadores AMD espera una caída de 25% en sus ingresos del cuarto trimestre, para ubicarse en 1,190 mdd.

Y Nortel perdió 3,410 millones de dólares, la mayor caída de su historia en siete años. Este año despedirá a 1,300 empleados.

Ahora ve
La cifra de víctimas por crisis en Venezuela asciende a 75 personas
No te pierdas
ç
×