Telecomunicaciones, el remedio: Ericsson

El director general de la firma europea dice que esta industria es la clave para librar la crisis; Henric Svanberg dice que su sector es tan crítico para la operación de la sociedad que es su motor.
Henric Svanberg  (Foto: Especial)
Regina Moctezuma

Hace 102 años, la firma sueca Ericsson llegó a México para instalar las líneas de telefonía fija que le harían competencia a una nacional: Telefónica de México. Desde entonces, la transnacional que factura un estimado de 7,600 millones de pesos anuales en el país, se adjudica el típico “bueno” con el que contestamos el teléfono.

Este gigante asegura que cuando sus trabajadores instalaban las líneas fijas en México las probaban y decían “bueno” para que la persona al otro lado del teléfono comprobara su buen funcionamiento.

Más de un siglo después, Henric Svanberg, director general de Ericsson, incursiona en mercados como el keniano, donde sus instalaciones telefónicas están generando lo que pocos gobiernos han logrado: redistribuir la población.

Ericsson confía en que las telecomunicaciones no sólo sobrevivirán a la crisis, sino que serán uno de los motores que logren echar a andar de nuevo la economía. En una visita reciente a México, Svanberg conversó con Expansión:

¿Cómo se preparó Ericsson para la crisis económica?
La industria de telecomunicaciones tuvo una crisis entre 2001 y 2002, fue resultado de la burbuja de TI y de un sobre entusiasmo en el que todos empezaron a construir redes e infraestructura para un escenario de crecimiento que nunca llegó. Todos aprendimos de eso. Tenemos que estar un poco adelante del crecimiento de tráfico y construir capacidad, pero nunca construir demasiado. Hoy en día, la situación es casi contraria, las redes están bastante llenas.

¿Cómo ha afectado esta crisis a las telecomunicaciones?
Yo diría que, hasta ahora, casi nada. Porque si consideras que la crisis tiene algunas semanas de existir, si llegara a tener consecuencias en que los consumidores gasten menos en telecomunicaciones tomará un tiempo en penetrar.

¿Cómo podrían las telecomunicaciones impulsar la economía?
Las telecomunicaciones son como el sistema nervioso del cuerpo. Son tan críticas en la forma en que la sociedad funciona y opera, que se han convertido en una necesidad para la gente
(...) En la historia no ha habido una tendencia de que mientras la economía baja, baja el tráfico, porque la gente necesita comunicarse de todas maneras.

Después del triple play, ¿qué sigue para los mercados emergentes?
Es muy emocionante, pues en los últimos ocho años el mundo ha crecido de 500 millones de usuarios de celular a 4,000 millones. De ésos, sólo 200 millones están en banda ancha, y muchos no tienen líneas fijas,por lo que su acceso a internet será vía celular.

De ahí la importancia de la banda ancha móvil en Europa y Estados Unidos, pero sucede que la banda ancha móvil es más para países de América Latina, Asia y África, donde no hay muchas líneas fijas.

¿Qué opina de la convergencia digital?, ¿ofrecerán las telefónicas servicios de televisión?, ¿o será más fácil que las televisoras ofrezcan los servicios de telecomunicaciones?, ¿qué pasará?, ¿quién ganará el mercado?
El ganador será el que entienda mejor al consumidor y a internet, porque en eso se basarán los servicios. Creo que la tecnología puede funcionar de ambas partes, así que ahí está la clave.

¿Cómo ve la entrada de la televisión a los celulares?
La tendencia es a conectar dispositivos entre sí, más que a las personas.

¿Qué hace Ericsson en otros países?
Tenemos oficinas y personal en 150 países, con proyectos en 175 naciones.Jugamos un papel casi del mismo tamaño en cada país, así que no dependemos de un solo gran mercado. Yo diría que la importancia de la telefonía es la misma(...) Tiene que ver con la habilidad de comunicarse donde quiera que se esté con los distintos dispositivos móviles.

Tiene mucho que ver con echar a andar redes, pero también con arreglar las redes móviles para lograr una convergencia, para que la gente pueda utilizar más los servicios.

¿Qué proyectos tienen con la ONU?
Kofi Annan dijo alguna vez que para 2015 sacaría a la gente que vive con menos de 1 dólar al día de esa situación. La ONU identificó 79 poblaciones en África, donde viven 500,000 personas en pobreza extrema, y nosotros decidimos cubrir estos pueblos con redes móviles completas, para demostrar que incluso para estas personas la comunicación es crítica y que una vez que esté la infraestructura, gastarán en ello. Al final es un caso de negocios para nosotros.

Hemos cubierto estos pueblos y es fantástico ver lo que sucede cuando la gente tiene contacto por primera vez con un teléfono. En una pequeña población de Kenia de conductores de camellos, el operador Zain nos dijo que si conseguíamos un ingreso de 100,000 dólares al año sería un caso de éxito aun cuando hayamos comprado el equipo. Después de 60 días, el ingreso alcanzó una base anual de 36,000 dólares.

El pueblo entero ha cambiado, y gente de otras poblaciones se está mudando ahí porque hay un teléfono y se está incentivando el comercio.

¿Qué porcentaje de su presupuesto es para investigación y desarrollo?
Invertimos cerca de 4,000 millones de dólares al año, que es casi 16% de nuestras ventas totales, eso significa que nunca pondremos en riesgo nuestro liderazgo en tecnología.

¿Qué acciones a favor del medio ambiente está realizando Ericsson?
Hemos trabajado en disminuir las emisiones de CO2, pero en las áreas sin electricidad se necesitan generadores de diesel para echar a andar el equipo. Bajamos el consumo de energía en 80% en los últimos ocho años y estamos buscando nuevas formas de energía.

Necesitamos disminuir las emisiones de CO2, en al menos 50% para 2050. No deberíamos viajar tanto, tenemos buenos equipos de videoconferencia, ¿por qué manejar una hora al trabajo si desde casa puedes trabajar?

CAMPO PARA CRECER

Los países emergentes son el campo más fértil para las telecomunicaciones. En México sólo 22% de la población tiene acceso a internet y Ericsson quiere ser ‘la primera vez’ de muchos mexicanos con la red 3G y la banda ancha.

La empresa saca provecho de su experiencia en el país para instalar redes, y aunque mantiene buenas relaciones con los operadores, siempre depende de las regulaciones gubernamentales que generalmente son rebasadas por la rapidez con la que va evolucionando la tecnología.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La convergencia digital es un hecho, pronto veremos a firmas como Telmex entrando a la industria de contenidos, y a otras como Televisa, en infraestructura, pero esto no afecta a Ericsson.

“Es un fenómeno global, está pasando y mientras los servicios que se provean al usuario final sean atractivos, no hay forma de detenerlo”, explica Lars Linden, director general de Ericsson México. El beneficio de la convergencia es que habrá más competencia y una gran variedad de precios, agrega.

RM
Ahora ve
Comisión Europea impuso a Google una multa récord por prácticas anticompetitivas
No te pierdas
ç
×