Consejeros de empresas fallan en crisis

El escándalo por la operación de derivados evidenció la falta de advertencia de riesgos financieros; la debacle ha hecho que el grado de responsabilidad de los independientes se esté reconsiderando.
Consejeros  (Foto: Archivo)
Gisela Vázquez

¿Y dónde estaban los consejeros?, ¿por qué no advirtieron a tiempo de estos riesgos? Éstas fueron preguntas que surgieron cuando explotaron los escándalos por la operación de productos derivados, cuyas pérdidas mantienen en serios problemas a Comercial Mexicana y a Vitro.

A medio año de estos eventos, la figura y el grado de responsabilidad que tienen los consejeros independientes de las empresas listadas en Bolsa se está reconsiderando y redefiniendo.

“Hasta hace poco, el ser consejero era un título nobiliario, gente de muy buen nivel que acudía cuatro veces al año a las juntas”, indica Jesús González, de la firma de consultoría KPMG.

Las prácticas de gobierno corporativo incluida en la Ley del Mercado de Valores –que entró en vigor en 2006– establece que 25% de los miembros del consejo de administración de una empresa deben ser independientes.

Para Jorge Fabre, director de la escuela de negocios de la Universidad Anáhuac del Sur, “ya no debería existir el consejo trimestral en donde el consejero recibe la información de la empresa tres días antes y está dos horas en la junta”.

En EU, el consejero dedica 30 horas al mes a la firma. Es decir, cuando llega a la junta trimestral ya le destinó 90 horas.

La Ley del Mercado de Valores establece que una de las responsabilidades del consejero es monitorear los riesgos de la empresa, incluido el financiero; cuando no se hace esto y explota la bomba, “puede estar faltando al deber de diligencia o deber de cuidado y puede ser sancionado”, explica Fabre.

Pero lo que se percibe en las consultoras es que la mayoría de las firmas “cubrieron muy bien las formas pero no se hacía nada en el fondo”, dice González.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, las cosas están empezando a cambiar. Para Héctor Macías, de PricewaterhouseCoopers, después de dos años de curva de aprendizaje, ahora se ve una tendencia fuerte a incrementar la cantidad de trabajo.

“Conozco un par de consejos que ya se reúnen cada mes y trabajan casi todo el día”, dice Jorge Fabre. Antes, un consejero podía estar en 15 o 20 empresas, hoy, aunque no hay un límite, se recomienda estar en no más de cuatro empresas. En resumen, ¿cuál deberá ser el rol de un consejero? “Necesitamos consejeros que den consejo y no que pasen sólo lista. Deberán ser los centinelas”, resume González, de KPMG.

Ahora ve
Japón presenta su primer avión comercial en 55 años y podría cambiar el futuro
No te pierdas
ç
×