Heridas, jefe raro y empleo de ambiente

Señor Q encuentra solución a los problemas que rodean la vida profesional; si él no tiene la respuesta, seguramente nadie la tendrá.
Excluido  (Foto: Archivo)
Señor Q

ESTIMADO SEÑOR Q: Trabajo desde hace siete años en una empresa donde soy gerente administrativo. El año pasado escuché, por casualidad, cómo uno de los dueños acusaba a un proveedor de recibir de mi parte todo tipo de información y hasta le decía que no dudaba de que lo estábamos robando. En ese momento me cegué: entré sin tocar y le reclamé de frente al dueño de la empresa por qué se refería a mí de esa manera. Le grité, le dije hasta de lo que se iba a morir y renuncié en ese momento. Su actitud me había enfurecido. Yo era una persona que no tenía puesta la camiseta de la empresa: ¡la tenía tatuada! Me sentía absolutamente incapaz de divulgar o proporcionar información confidencial de la empresa. Bueno, en un hecho sin precedente, el dueño me pidió disculpas por lo sucedido. Él es una persona arrogante, prepotente, orgullosa y de un carácter de los mil demonios. Al día siguiente hablamos y yo me disculpé por lo sucedido, me pidió que no renunciara, que yo era una parte importante de la compañía. Lo sentí sincero y me quedé. Pero, de un tiempo para acá, siento que todavía queda algún resentimiento de esa situación y ambos tratamos de no dirigirnos la palabra más que para lo indispensable. Se llevan a cabo juntas a las que no me invitan, y tengo que enterarme de las cosas por terceros. Mi duda es: ¿Debo renunciar o debo encarar al dueño y preguntarle cuál es el problema?

Peleonero confundido.

Querido Peleonero: Ojalá ya no tengas tatuada la camiseta de la firma, porque es posible que pronto dejes de usarla. El Señor Q cree que estás envuelto en una típica espiral de desconfianza, la cual hay que detener lo antes posible. El problema con tu situación es que ya hay heridas abiertas y el clima está más enrarecido de lo habitual: cada vez te resultará más difícil confiar en alguien. Dices que el dueño de tu empresa tiene un carácter explosivo y arrogante; algunas de esas personas suelen presumir de que les gusta que les digan las cosas en la cara. Hazlo. Siéntate en su oficina y pregúntale que está ocurriendo. Por las pistas que das, tu jefe ya no te considera tan indispensable como hace un año, cuando te perdonó los insultos y te pidió que te quedaras. Si es así, ya no habrá mucho por reparar. Hace tiempo que tú no lo respetas. Será mejor buscar soluciones en otra parte.

Mil demonios, Q

ESTIMADO SEÑOR Q: Tengo 25 años. Hace dos meses me promovieron para ocupar una jefatura en una empresa trasnacional. Desconozco 85% de las necesidades del puesto, pero mi jefe me está dando toda la confianza. Las personas que tengo a cargo, por supuesto, están molestas por el movimiento. (La persona que ocupaba antes el puesto debió irse por defenderlos a ellos frente a los jefes.) De las 17 personas que están a mi cargo, tres no me pueden ver ni en pintura, ya que tengo poco tiempo en la compañía y ya fui promovido. No encuentro la manera de tratar con ellas, no se les puede ni hablar y, desgraciadamente, son las personas que más saben del puesto. ¿Qué puedo hacer?

Bebé al mando.

Querido Bebé:
Te has colocado en una situación poco envidiable: tu jefe no te entiende, tu equipo te odia y no tienes ni idea de cómo hacer tu trabajo. En algún momento has debido enviar señales equivocadas para que te haya ocurrido esto. Dices que las 17 personas a cargo no te quieren, pero no dices nada de qué piensas tú sobre ellas: ¿Las respetas?, ¿crees que hacen bien su trabajo y tienen buenas intenciones? Con ellas deberás empezar a sanar la situación lo antes posible. O por lo menos con los 14 que te dirigen la palabra. Busca una manera de que se sientan importantes y valoradas, e intenta encontrar para ti un rol que te permita aprender y ser el jefe al mismo tiempo que formas un equipo.

Nunca precoz, Q

ESTIMADO SEÑOR Q: ¿Quién es el responsable del ambiente laboral en una organización?, ¿cada gerente de área o el departamento de Recursos Humanos?

Ernesto.
Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Querido Ernesto: Mala pregunta. El ambiente laboral no se regula ni se proclama: debe vivirlo cada empleado día a día. Es una cultura, no un proceso.

Ambientado, Q

¿Alguna pregunta? Escribe a: senorq@expansion.com.mx

Ahora ve
En estos países de Latinoamérica la marihuana es legal para uso medicinal
No te pierdas
×