Los virus enferman también a la economía

La influenza llegó como crisis añadida a la financiera, aumentando la incertidumbre y preocupación; otras pandemias registradas en la historia pueden servir de guía en la predicción de costos.
war-room  (Foto: Expansión)
Arturo Vallejo Novoa*

Metidos de lleno en una crisis financiera se presenta otra, ahora ocasionada por la epidemia del virus de la influenza humana. La prioridad es evitar la pérdida de vidas humanas, pero hay que enfrentar otro tipo de problemas.

Los brotes epidémicos tienen efectos directos en una economía, derivados de los enfermos y los muertos a causa del virus. Pero también existen consecuencias indirectas: los trabajadores dejan de asistir a sus lugares de trabajo, los consumidores dejan de comprar y los turistas cancelan sus viajes. En suma: las personas evitan a toda costa el contacto cara a cara y esto se traduce en grandes pérdidas.

No hay manera de predecir con certeza cuánto costará esta epidemia, pero podemos remitirnos a otras del pasado reciente para hacernos una idea de su posible impacto en la economía.

Gripe española (1918). Es la pandemia de influenza más grave que hemos experimentado en el último siglo. Ocasionó de 25 a 80 millones de muertes. Se extendió por prácticamente en todo el mundo y afectó sobre todo a Estados Unidos, India, Francia, Inglaterra y Canadá. Los daños económicos se debieron, en parte, al hecho de que el virus fue especialmente agresivo con personas de entre 20 y 40 años de edad, la principal fuerza laboral. Cayeron la producción y las ventas.

SRAS (2002). En Asia se han perdido entre 25 y 30,000 millones de dólares en turismo, servicios, transporte y el sector restaurantero a causa del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). Toronto perdió otros 2,000 MDD más.

Gripe aviar (2003). Los costos de la gripa aviar que azota el sureste de Asia desde 2003 se estima que ascienden a 10,000 MDD en aves de corral sacrificadas para detener el avance del virus. La enfermedad aún no se ha erradicado.

Según el Banco Mundial, una nueva pandemia ocasionaría pérdidas de aproximadamente 3 billones de dólares a nivel mundial, que en términos del PIB representarían 5%. Las consecuencias serían peores para las regiones afectadas por la enfermedad debido al ausentismo y las hospitalizaciones. La duración de la pandemia será clave: entre más cortas sean las oleadas, menores serán los efectos negativos.

* Director de contenidos del Museo Interactivo de Economía, MIDE.

Ahora ve
Al registrarse como precandidato, AMLO reitera que explora posible amnistía
No te pierdas
×